Y así nada más pasó el primer fin de semana de playoffs. No todos los partidos tuvieron la misma emotividad pero fue una jornada bastante entretenida y cada uno de ellos dejó algo para destacar.

La sorpresiva victoria de Tennesse en Arrowhead, una contundente victoria de los inconsistentes Falcons que los ubica en una excelente posición para pelear un lugar en la final de Conferencia, un poco agradable partido entre Bills y Jaguars que sirve como confirmación del nivel de su defensiva y de su mariscal y una memorable actuación de Drew Brees que nos recuerda a todos el potencial que tiene este equipo de New Orleans.

Todo eso y más en este repaso del fin de semana de Comodines.

Tennessee Titans 22 – 21 Kansas City Chiefs

¿Cómo catalogar este juego? ¿Fue acaso una épica remotada por parte de Tennesse o un tremendo meltdown de parte de los dirigidos por Andy Reid?

Kansas City se fue al vestuario en el medio tiempo arriba por 18 puntos en lo que parecía un resultado bastante esperable en la previa. Lo que vimos en la segunda mitad tuvo cuotas iguales de sorpresa y realidad.

Luego de una primera mitad bastante floja, Marcus Mariota y Derrick Henry se cargaron el equipo al hombro y lideraron la remontada de los Titans.

Mucho se ha hablado del irregular desempeño que ha tenido Mariota en su tercer año en la Liga pero todo eso cambió con lo mostrado el sábado en Arrowhead. El QB #8 completó 19/31 pases para 205 yardas con 2 anotaciones y 1 intercepción, números que no le hacen justicia a la calidad de su actuación.

Con los Titans enfrentando 3era y gol desde la yarda 6, Mariota, se escapó para lanzar un pase que él mismo terminó atrapando y convirtiendo en anotación.

Más adelante en el partido, al comienzo del último cuarto, Derrick Henry se escapó 35 yardas hasta las diagonales con sorpresiva facilidad, reflejando el desempeño de los Chiefs en la segunda mitad.

Sin embargo, la jugada que mejor  ejemplifica el impacto de Mariota y Henry fue la que sellara la victoria para los Titans. Tercera oportunidad y diez yardas por avanzar, menos de dos minutos en el reloj, y Tennessee tratando de bajar el reloj. Una corrida de Henry que parecía terminar en el backfield vio a Mariota poniendo el hombro para bloquear permitiendo que el RB consiguiera 22 yardas en el acarreo y la victoria para Tennessee.

¿Qué decir de Kansas City? ¿Cómo explicar esta nueva derrota de Andy Reid en postemporada? Después de una primera mitad en la que continuaron exhibiendo el muy buen nivel con el que cerraron la temporada regular, la ofensiva de Kansas City fue irreconocible en los últimos dos cuartos. Los Chiefs insólitamente abandonaron la corrida relegando al líder en yardas por tierra y parte fundamental del resurgimiento ofensivo, Kareem Hunt, por un juego aéreo que estuvo fuera de sincronía.

Por supuesto, el head coach no tiene toda la culpa en esta debacle. La segunda mitad estuvo plagada de pases soltados de parte de los receptores de Alex Smith y errores defensivos que permitieron la remontada de los Titans.

Tampoco tuvo un rol menor el mamarracho que fue el arbitraje del equipo liderado por Jeff Triplete. Los fumbles anulados – en esta captura de Derrick Johnson y en esta conversión de dos puntos fallida – sin dudas jugaron un papel importante en el resultado final pero ello no debería tapar la estrepitosa manera en los Chiefs dejaron ir este juego.

En la semana próxima los Titans intentarán romper con todos los pronósticos cuando visiten a New England en la Ronda Divisional.

Atlanta Falcons 26 – 13 Los Angeles Rams

Luego de una temporada siendo una potencia ofensiva, promediando casi 30 puntos por partidos, los Rams sólo pudieron anotar 13 ante los Falcons en el sábado por la noche ¿La fórmula de la victoria? Controlar el balón.

Atlanta tuvo la posesión durante casi 40 minutos del juego y dejó poco margen de maniobra para la ofensiva de Los Angeles y poco a poco desgastaron a la dura defensiva coordinada por Wade Phillips.

De la mano de Devonta Freeman, Atlanta, controló el juego y abrió los caminos para Matt Ryan y Julio Jones. Ryan terminó la noche con 218 yardas mientras que Jones acumuló 94 en total. La conexión entre ambos no estuvo presente a lo largo de toda la temporada pero apareció cuando más importa.

El otro factor que repercutió directamente en el resultado y en el desempeño del equipo de McVay fue la presencia de Pharoh Cooper. Las dos pérdidas de balón en equipos especiales generaron 10 puntos para los Falcons y obligaron a los Rams a tener que pasar mucho más olvidándose de su pieza clave, Todd Gurley.

A pesar de lo mencionado, el plan defensivo de los Falcons fue perfecto y pudieron limitar el impacto de Gurley. La semana anterior destacaba cómo, sin haber tenido una gran temporada, la defensiva de Atlanta contaba con jugadores capaces de generar un impacto directo en el juego. McKinley, Beasley y Campbell capturaron a Goff y como unidad tuvieron un juego muy sólido.

Sin dudas es una derrota dolorosa para los Rams pero el futuro en Los Angeles es promisorio. Jared Goff estuvo a la altura del partido y mostró chispazos de talentos que eran impensados hace sólo un año atrás.

Al final de cuentas la experiencia de los Falcons pesó más y fue motivo suficiente para conseguir la victoria. Ahora Atlanta irá a Philadelphia para enfrentarse a los Eagles de Nick Foles en lo que se presenta como un duelo favorable para el equipo de Dan Quinn.

Buffalo Bills 3 – 10 Jacksonville Jaguars

Nadie esperaba un duelo de alto goleo para este partido y exactamente eso obtuvimos. Nuevamente, la temible defensiva de los Jaguars llevó el peso del equipo y los Jaguars avanzaron a la siguiente ronda de postemporada.

En el análisis previo, el principal factor a tener en cuenta para el desenlace del partido era la actuación de Blake Bortles. Luego de un mes de Diciembre en el que mostrara su mejor versión, las actuaciones recientes del mariscal dejaron muchas dudas. La buena noticia para los Jaguars fue que Blake Bortles no cometió errores. La mala fue que tampoco hizo demasiado para ayudarlos a ganar.

Bortles terminó la tarde con 12 pases completos en 23 intentos para sólo 87 yardas. Fue por tierra donde tuvo mayor éxito acumulando 88 yardas en 10 acarreos. Sorpresivamente consiguió más yardas terrestres que el propio Leonard Fournette (57 yardas en 21 intentos).

Como muchas veces esta temporada, la victoria de Jacksonville fue producto de la actuación de su defensiva. Tyrod Taylor, no tuvo una tarde mucho más inspiradora que la de Bortles debido al constante acecho de #sacksonville y los esfuerzos de un lesionado LeSean McCoy no fueron suficientes para que los Bills generaran puntos.

Cada vez que lo necesitaron, la defensiva dio la cara y generó las dos únicas pérdidas de balón del partido incluyendo esta notable intercepción de Jalen Ramsey para finiquitar el pleito.

La actuación ofensiva de Jacksonville no genera mucho entusiasmo de cara a lo que viene. Para el partido ante Pittsburgh necesitarán mucho más de Blake Bortles y de su juego terrestre si quieren llegar a la final de la Conferencia. Es cierto que temprano en la temporada, la defensiva de los Jaguars atormentó a los Steelers durante su victoria por 30 a 9 pero ninguno de los dos equipos se asemeja a la versión que vimos en Octubre.

Carolina Panthers 26 – 31 New Orleans Saints

De la mano de un vintage Drew Brees, los Saints se llevaron la victoria en un duelo que fue el mejor del fin de semana.

Carolina ejecutó a la perfección su plan defensivo para controlar a la dominante dupla de corredores de New Orleans, Alvin Kamara y Mark Ingram. Con todo el foco puesto en frenar el juego terrestre, los Saints, tuvieron que recurrir a un jugador que tuvo menor preponderancia esta temporada, un tal Drew Brees.

Brees añadió a su ya notable carrera en postemporada otra excelente actuación (23/33 para 376 yardas y 2 TD). El #9 puede haber tenido una de sus temporadas más flojas desde lo estadístico pero su actuación fue un recordatorio que sigue siendo uno de los mejores mariscales en la Liga.

La mera amenaza del juego terrestre benefició tanto a su mariscal como a Michael Thomas y Ted Ginn Jr que se volvieron prácticamente imparables para la secundaria de Carolina.

Aunque por la ventaja conseguida por los Saints parecía que el trámite del partido iba a ser sencillo, Carolina supo reaccionar a tiempo y sobreponerse a errores propios que culminaron posesiones ofensivas en goles de campo en lugar de touchdowns. En cuatro viajes a la zona roja, los Panthers se tuvieron que conformar con 9 puntos en la primera mitad.

Christian McCaffrey, Greg Olsen y Cam Newton supieron encontrar la forma de generar grandes jugadas para poner a los Panthers a tiro en el marcardor.

Sin embargo, de la mano de un imparable Cameron Jordan, la defensiva de New Orleans apareció sobre el final del juego para negarle la remontada a Cam Newton y compañía.

Los Saints se enfrentarán ahora al segundo preclasificado, los Minnesota Vikings. Aunque la actuación de Brees fue un grato recordatorio de lo multifacético que puede ser este equipo de New Orleans, Sean Payton necesitará encontrar la forma de establecer nuevamente el juego terrestre para poder intentar ganar el próximo fin de semana.