Como ocurrió el 10 de diciembre de 2016, Terence Crawford se puso la capa de héroe y lideró un fin de semana lleno de boxeo. Peleas en todos los usos horarios y de diferente calibre pero que mantuvieron al fanático del boxeo en vilo durante todo el fin de semana.

Hubo combates en todo el globo, empezando con Japón. Tres cadenas principales usaron la fecha del 20 de mayo para poner en  trabajo sus principales estrellas, a los KO de Kosei Tanaka y Naoya Inoue para retener sus titulos MiniMosca y SuperMosca WBO, se sumó la defensa de Hassan N´Dam ante Ryota Murata que generó gran polémica.

En el apartado europeo, Gervonta Davis uno de los talentos más importantes del TMT de Floyd Mayweather cruzó el océano Atlántico para su primer compromiso titular WBO SuperPluma. Sin un gran gasto y haciendo uso de su potencia habitual, Davis noqueó en tres asaltos con una seguidillas de izquierdas a la cabeza del inglés.

ae042035-fc9e-4328-a099-c597267dccc7

Siguiendo la cartelera de Showtime, el  MGM Harbour, un casino-hotel cerca de la capital de EEUU se asistió a una velada que terminó en bochorno.  Dentro de la cartelera que proponía  Gary Russell Jr batió en un TKO7 a Oscar Escandon, el colombiano que buscaba su oportunidad pero que el nacido en Washington D.C. no le dejó lugar a nada.

Pero la jornada se vio empañada con el desastre ocasionado en la pelea de José Uzcategui y Andre Dirrell, en una pelea pareja, tras una combinación de tres golpes en que los últimos dos fueron luego de la campana, Dirrell hizo la gran Bolonti y no se levantó, el arbitro decretó la descalificación. Pero lo peor fue lo siguiente con invasión del ring y con el tío de Dirrell golpeando a Uzcategui, que demostró tener una quijada de acero.

También en EEUU, aunque en Laredo en el estado de Texas. David Benavidez ganó por TKO8 a Rogelio Porky Medina en una gran exhibición de golpes, sangre y violencia entre los dos púgiles. Sin dudas, era el pleito más complicado en la carrera del nacido en Phoenix. Benavidez tuvo un excelente trabajo, tanto con su gancho zurdo como con sus derechas potentes.

Trabajando sobre el cuerpo de Medina, para luego rematar en la segunda parte del combate, bandera roja ha mandando un mensaje para el resto de los boxeadores de las 168 libras. Por su parte el Porky, demostró ser un guerrero. Un Siri Salido de las 168 libras. Con gran aguante y tratando de mantenerse en pelea como un verdadero guerrero que es.

Terence Crawford el protagonista de la semana, venció a Felix Diaz de forma categórica. El dominicano de buen nivel en sus peleas no pudo hacer mucho. Apenas dos o tres rounds donde se acercó al rango mínimo del campeón, pero que no pudo conectarlo bien en casi ningún momento. Apenas si en el séptimo asalto, conectó una izquierda que hizo tambalear a su rival.

Plantado de zurdo, con mucha circulación y dejando el centro del ring, Crawford conectaba sobre la humanidad del dominicano. El paso de los rounds, fue dejando la sensación que efectivamente el campeón WBO y WBC de las 140 libras ganaba cada uno de los episodios de forma aplastante.

Crawford-cracks-Diaz_Williams-770x518

En la segunda parte del combate, Crawford empezó a mofarse de su rival. Con muy poca clase y por momentos siendo demasiado irrespetuoso. En el noveno el trabajo del vigente campeón fue mordaz. Pegando tanto en el cuerpo como en la cabeza, el dominicano simplemente se limitaba a sufrir la pelea, a tal punto que en el 11vo round no salió al ring Diaz, detenido por su entrenador.

Puede haber dudas en su quijada, pero básicamente creo es que toma a sus rivales demasiado poco en serio dejando que a veces lo lastimen, aun así no ha caído en su carrera y cuando tiene que apretar el acelerador -Ejemplo con Yuriorkis Gamboa- lo hace de forma inequívoca.

Terence-Crawford-Feliz-Diaz-Top-Rank-Inc.

Fue otra pelea fácil para Crawford que en la categoría no pudo encontrar rival adecuado en la categoría. Pasado de tiempo, ya sin grandes figuras como Danny Garcia, Lucas Matthysse o Lamont Peterson, su paso por las 140 libras es exitoso pero para nada fulgurante. Thomas Dulorme (TKO), Dierry Jean(TKO), Hank Lundy(TKO), VIktor Postol(UD) y John Molina Jr(TKO) son los otros peleadores que pasaron sin gloria por las manos del nacido en Omaha.

No hay mejor boxeador tanto en potencia, como en velocidad y  en talento para la división de los superligeros, por lo que para la próxima pelea tendrá o que subir de peso o buscar un mejor rival. Sin posibilidad de pelea por ahora con Manny Pacquiao ni con Vasyl Lomachenko del establo de Top Rank, el mejor combate posible es Julius Indongo un hasta ahora casi desconocido peleador de Namibia que tiene tres títulos en las 140 libras (IBO,WBA, IBF) ademas de una buena velocidad y reconocida potencia.

BELTRAN_ACTION-2-1-of-1-768x533

 

En la misma jornada, Ray Beltran volvió a demostrar por que es un hueso duro de roer para la categoría liviano. En un combate corto pero impactante, despachó con un TKO2 a Jonathan Maicelo. El peruano que llevó una buena cantidad de publico al MSG, no pudo ante la potencia del mexicano. Tras un primer round realmente bueno donde hasta complicó a su rival, en el segundo episodio Maicelo cayó completamente desmayado por un gancho zurdo, decretándose inmediatamente el final del combate.

Con un Madison Square Garden de escenario, Bud Crawford volvió a dar una exhibición para mostrar que es el mejor en las 140 libras pero también se nota que necesita de un gran rival, aunque sea de una gran pelea para terminar de cerrar su condición de estrella. Aun así, no hay dudas Bud Crawford está para más, es uno de los mejores Libra x Libra y es momento de dar el paso. Quedarse ahora sería un retroceso.

Terence-Crawford-and-Steve-Willis-Top-Rank-Boxing