En el primer juego de las Finales de la Conferencia Oeste de la NBA los Warriors consiguieron superar un déficit de 25 puntos para terminar imponiéndose por 113 a 111 ante los San Antonio Spurs, quienes se vieron debilitados por una lesión sufrida por Kawhi Leonard en uno de sus tobillos. Pero por supuesto, eso ya lo sabían.

Vamos enfocarnos en algo distinto. Vamos a seguir analizando de a poco las distintas jugadas y ajustes realizados por los equipos a lo largo del partido.

Switch me baby one more time

El encuentro comenzó con ambos equipos utilizando el switch en defensa por default. El cambiar de marca ante las cortinas todo el tiempo, sin importar demasiado la diferencia de matchup por posiciones, fue popularizado justamente por esta camada de jugadores de los Golden State.

Era de esperar entonces que los Warriors comenzasen así. El gran problema de este approach es que cuando el rival tiene a un anotador de primera línea capaz de crear en el uno contra uno (léase: Kawhi Leonard), este simplemente puede aprovechar los mismatches generados por los cambios.  Y esto se notó demasiado durante el principio del partido, cuando los Spurs estuvieron prendidos fuego.

En este ejemplo podemos contemplar cómo David Lee coloca una cortina a quien marca a Kawhi (arriba a la derecha):

Captura de pantalla 2017-05-14 a la(s) 23.46.46

Quien hace el cambio de marca allí es Kevin Durant, uno de los pocos individuos del planeta tierra capaz de competir físicamente por tamaño y atletismo con Kawhi. Sin embargo, Leonard consigue la suficiente separación ante el cambio de marca rival, para lanzar un triple.

Captura de pantalla 2017-05-14 a la(s) 23.47.13

A base de este tipo de jugadas, y gracias a un enorme Kawhi Leonard que llegó a anotar 26 puntos en 23 minutos tomando solamente 13 tiros de campo antes de salir lesionado, los Spurs fueron capaces de estirar su ventaja hasta 25 puntos. Pero, obviamente, eso iba a cambiar.

Ballet sobre el parquet

Para el segundo cuarto San Antonio estaba otra vez explotando su virtuosismo a la hora de hacer mover la pelota en una hermosa sucesión de pases, cortinas y cortes ininterrumpidos para así desarmar la defensa rival.

Buena parte de ese virtuosismo se puede ver en la siguiente jugada

Captura de pantalla 2017-05-14 a la(s) 23.49.56

Danny Green tiene la pelota de frente al aro fuera de la línea de tres puntos. Con él está Klay Thompson, un buen defensor. Este sabe que Green no es una amenaza penetrando, por lo cual decide salir a presionarlo fuera del perímetro.

Captura de pantalla 2017-05-14 a la(s) 23.50.50

Aquí contemplamos que la jugada continua con un handoff de Danny a Manu, que pasa corriendo por detrás suyo, saliendo desde la esquina rumbo a la posición donde originalmente estaba Green (quien ahora ejerce de cortinador al marcador del argentino).

Captura de pantalla 2017-05-14 a la(s) 23.51.09

Ante este escenario, Golden State continúa con su estrategia de hacer switch en defensa. Thompson ahora está emparejado con Ginobili, en el mismo lugar que antes marcaba a Green, presionando fuera de la línea de tres.
Captura de pantalla 2017-05-14 a la(s) 23.51.21

Como continuación del movimiento anterior (handoff de Green a Ginobili) casi inmediatamente David Lee coloca una cortina a Klay Thompson, transformándose así en el segundo jugador en menos de dos segundos que pone su cuerpo para así frenar al defensor del argentino.

Captura de pantalla 2017-05-14 a la(s) 23.51.42

David West, quien es un interno y no es particularmente ducho en las artes de salir a marcar al perímetro, hace el cambio de marca para quedar ahora defendiendo a Ginobili. En el medio de esta serie constante de cortinas y movimiento de pelota, Klay Thompson queda enganchado por primera vez, dejando el pasillo del medio totalmente libre para que David Lee ahora corra hacia el aro.

Captura de pantalla 2017-05-14 a la(s) 23.52.18

Si, lo sé. La jugada termina con Thompson leyendo perfectamente lo que va a hacer Manu, e interceptando así el pase a Lee, lo cual es toda una señal. Se trata de una jugada ejecutada a la perfección por parte de los Spurs, que incluso termina generando que el defensor principal en el movimiento de los Warriors allí, Klay, quede desfasado respecto a lo que ocurre. Pero los jugadores de Golden State son tan buenos defendiendo, y tan inteligentes leyendo la cancha, que incluso así pueden recuperarse. Así y todo es un buen ejemplo de la genialidad de ambos equipos.

Y los Warriors no se quedan atrás, obviamente:

 

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.03.24

En esta jugada, Zaza Pachulia, pivot de los californianos, tiene la pelota frente al aro fuera de la línea de tres puntos. Al ser un buen pasador, pero absolutamente incapaz de crear juego, espera, paciente, que sus compañeros se muevan. En la zona pintada, Steph Curry pone una cortina a Danny Green, para que su defendido, Kevin Durant, corra hacia donde esta Pachulia. Si, el pick lo pone un base.

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.03.47

Durant pasa a toda velocidad alrededor de Zaza, el cual le entrega el balón en un handoff. Danny Green está totalmente rezagado respecto a la acción, mientras que LaMarcus Aldridge debe decidir inmediatamente qué es lo que hace ante los sucesos que acontecen frente a él (y sin ver qué es lo que ocurre a sus espaldas, si alguien va a realizar alguna ayuda o dónde está el defensor de Durant).

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.04.05

Pachulia, inmediatamente tras soltar la pelota, se mueve para cortinar a Green que queda enganchado ante la abultada anatomía del georgiano. Aldridge, entonces, realiza un switch, lo cual a priori parece ser la decisión correcta. El problema es que el cambio de marca es para plantarse frente a Kevin Fucking Durant, un talento generacional a la hora de meter la pelota en el aro.

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.04.34

En dos pasos Durant deja clavado a LaMarcus, lo cual es un resultado lógico. Luego de la cortina inicial de Steph para KD, Curry queda emparejado con Kawhi, lo cual significa que el único obstáculo entre Kevin y el doble es un diminuto australiano que poco puede hacer ante la avalancha de básquet que significa el alero de Golden State.

Blitz!

 

En uno de nuestros artículos sobre las distintas tácticas usadas en estos playoffs mencionamos cómo Houston había complicado a San Antonio, y especialmente a Kawhi Leonard, atrapando al jugador que lleva la pelota en el pick and roll con ambos defensores, el del que maneja la jugada, y el de quien pone la cortina, ya sea en un “blitz” o un “show”. Este tipo de defensa alcanzó su mejor momento hace cuatro y cinco años, en el esquema armado por Erik Spoelstra para aprovechar la inagotable capacidad atlética de un plantel de Miami que contaba con LeBron James, Dwyane Wade, Chris Bosh y Shane Battier, entre otros.

En otro artículo sobre tácticas usadas en playoffs, también mencionamos cómo el spread pick and roll era la jugada base de la mayoría de los equipos exitosos de la NBA hoy en día.  Un jugador coloca la cortina para que el creador, mientras que los otros tres compañeros se encuentran repartidos detrás de la línea de tres puntos para generar la mayor cantidad de espacio posible cerca del aro.

¿Entendido? Perfecto. Ahora acá podemos ver cómo chocan estas dos estrategias:

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.05.39

LaMarcus Aldridge coloca una cortina a Iguodala, quien está defendiendo a Ginobili. Fíjense bien donde están los otros tres Spurs. Simmons está a la misma altura que el argentino pero del otro lado de la cancha (abajo a la derecha en la foto). Sus otros dos compañeros están cada uno en cada esquina, generando así la mayor cantidad de espacio posible entre Manu y el aro sin que haya defensores de Golden State involucrados.

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.06.18

Tanto Pachulia (quien marcaba a LMA) como Iguodala, saltan para atrapar a Manu con la pelota. Como este es un extraterrestre que hace todo bien, es capaz de encontrar de inmediato a Aldridge, quien corre hacia al aro, antes de que alguien pueda hacer algo al respecto.

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.07.00

LaMarcus recibe la pelota en el tope de la llave. Esto significa que, en un movimiento, Manu ha conseguido hacer que dos defensores (Iggy y Zaza) queden fuera de la jugada. Dos Warriors, inmediatamente, colapasan hacia la pintura para frenar a Aldridge, quien, sin embargo, queda con dos opciones igual de simples y efectivas a tomar: pasarla a cualquier de sus compañeros en las esquinas para un triple fácil.

Fue alrededor del segundo cuarto que Golden State comenzó a utilizar sistemáticamente la estrategia de atrapar al hombre que lleva la pelota en el pick and roll. En el ejemplo anterior esto no sirvió, básicamente porque Manu Ginobili es un marciano con ojos en la nuca que hace el pase correcto todo el tiempo. Sin embargo, este ajuste defensivo (que ya había realizado en la serie anterior Houston) significó todo un problema para los Spurs.

Dos ejemplos:

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.08.06

Aquí la jugada es básicamente la misma, con la importante diferencia de que Simmons no se ha parado en el mejor lugar posible, sino que está cerca de Ginobili mientras se realiza el pick and roll. Por esta simple razón, son tres los jugadores que llegan a atrapar a Manu en defensa.

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.08.19

LaMarcus no llega a recibir el pase porque la defensa bloquea todo a la perfección, con el blitz a quien lleva la pelota. Esto iba a seguir así, alimentando, poco a poco, la remontada de Golden State.

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.16.03

Ahora vemos cómo Kawhi lleva el balón, marcado uno contra uno por Durant. Es el mismo emparejamiento en el que Kevin dominó en las Semifinales de la Conferencia Oeste el año pasado cuando todavía jugaba para OKC. Allí Durant defendió a la perfección a su contraparte del equipo texano.

Gasol, entonces, corre desde la zona pintada hacia donde están los dos aleros para colocar una cortina.

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.16.28Leonard corre para el otro lado, intentando conseguir un espacio para lanzar cerca de la línea de fondo, pensando que el segundo defensor se quedará con Pau o se quedará en el aro. Sin embargo, ambos marcadores lo encierran, obligándolo a sacar el pase para el español, el cual no recibe cómodo. Durant está lo suficientemente cerca para volver a cerrar. La defensa desarticuló la jugada presentada por los Spurs.

Con este acercamiento, los Warriors fueron acortando la brecha con San Antonio de a poco. Una vez que Kawhi Leonard se lesionó por accidente (ver Zaza Accidente, pivot nacido en el Cáucaso), Golden State revirtió su táctica a la inicial.

Como decíamos, el problema de hacer switch en defensa ante cualquier eventualidad es que si el rival tiene algún jugador capaz de crear y aprovechar mismatches en el uno contra uno, entonces suele no ser tan efectiva. Kawhi es un jugador así, el único que tienen los Spurs. Sin él, el switch volvía a ser el arma a empuñar.

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.19.23

LaMarcus pone la cortina para Manu. Golden State inmediatamente hace el cambio en defensa, quedando Pachulia emparejado con el argentino.

Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.19.35

Esto es un ejemplo de lo que ocurrió durante casi todo el encuentro una vez que Leonard cayó lesionado. En esta jugada Manu pudo aprovechar y anotar sobre el anquilosado pivot georgiano, pero así y todo significó un gran obstáculo para los texanos. Ginobili es capaz, aún a sus 39 años, de explotar cambios grotescos como este. Pachulia se mueve como si usase zapatillas de concreto, y es fácil dejarlo atrás con espacio, desde lejos del aro. Pero, lamentablemente, solamente hay un Ginobili, y, por suerte, solo un Pachulia. La mayoría de los jugadores de los Spurs se vieron totalmente desorientados al enfrentar el problema que la defensa les planteaba. Y eso se notó en el resultado final.  

Todavía más small-small pick and roll

En la última jugada del partido, cuando Curry y compañía necesitaban una anotación para así asegurarse el liderazgo en el tiempo reglamentario, estos decidieron recurrir a otra jugada de la cual hemos estado hablando constantemente aquí en las últimas semanas. Me refiero al small-small pick and roll.

Contemplemos:
Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.21.30

La posesión arranca con los Warriors armando un claro isolation para que Steph Curry juegue el uno contra uno ante Danny Green, un excelente defensor perimetral. Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.22.07

A sabiendas de que San Antonio está haciendo el switch ante los picks para quien lleva la pelota, Livingston, quien en la primera imagen está abajo del aro marcado por Aldridge, corre para colocar una cortina. Lo único “original” que tiene esta variante del pick and roll es que se hace entre jugadores “bajos” (Livingston suele oficiar de base como Curry) no con el objetivo de que uno se desmarque y tenga una mejor opción de tiro, sino casi íntegramente para explotar los cambios de marca del rival. Captura de pantalla 2017-05-15 a la(s) 00.22.21

Justamente, aquí el resultado es LaMarcus Aldridge, un defensor para nada destacable y con algunos problemas lejos del aro (aunque no al nivel de Pachulia), emparejado con STEPH CURRY, DEVORADOR DE GALAXIAS, DESTRUCTOR DE PLANETAS. Obviamente la jugada termina con el Chef Steph cocinando una anotación para que los Warriors se lleven el primer juego de la serie en su casa.

Simple. Efectivo. Perfecto.