Este es un análisis de la actualidad de 25 jugadores argentinos que tienen chances de ir al Mundial. Es importante aclarar que hay varios que van a ir fijo, salvo por lesión, y no serán incluidos en esta nota. Además, la lista se irá actualizando cada 21 días aproximadamente y quizás se sume o se quite algún nombre en futuras publicaciones.

Arqueros:

Gerónimo Rulli (Real Sociedad): El arquero es titular desde hace tiempo ya. No obstante, está lejos de tener un nivel de selección ahora mismo. Logra alguna que otra intervención que demuestra sus reflejos y elasticidad, pero viene acumulando más malas que buenas.

Agustín Marchesín (América MX): Entre él y Rulli se pelean un lugar por ser el tercer arquero del Mundial. Luego de sus dos años en el Santos Laguna, de 2015 a 2017, se fue a un grande de México como el América y es titular desde que arribó al equipo.

20170619174504

Defensores:

Federico Fazio (Roma): Desde que llegó a la Roma, en 2016, se convirtió en un central con presencia y que transmite seguridad. Salvo por algún que otro bajón, mantuvo la regularidad y un nivel muy bueno. Generalmente, con el club de la capital de Italia, está obligado a defender a campo abierto, con espacios y cumple gracias a su posicionamiento. Como punto extra, sabe jugar tanto en línea de 4 como con 3 centrales porque el anterior entrenador, Luciano Spalleti, utilizó mucho esa variante táctica.

Ramiro Funes Mori (Everton): Todavía lesionado, pero a palabras de él, vuelve en enero. Si juega y muestra buen nivel, es una fija para el Mundial.

Marcos Rojo (Manchester United): Ya recuperado de una lesión, lo normal sería que comience de a poco a sumar minutos con el Manchester United. Salvo excepciones, para Mourinho siempre fue central, ya sea en línea de 3 o de 4, y se había ganado un lugar en el equipo titular hasta la lesión.

Emanuel Mammana (Zenit): Es titular, y la mayoría de las veces lo hace como central izquierdo. Buen nivel global, y sus características como defensor (rápido y con mucha técnica) son ideales para Sampaoli. Aunque, en teoría, tiene a algunos por encima de él en la consideración.

Germán Pezzella (Fiorentina): Se fue a préstamo del Betis a la Fiorentina. En el conjunto sevillano tuvo altibajos, pero ahora el ex River es indiscutido en el equipo de Florencia. Es el líder de la defensa y no es sorpresa que haya entrado en las últimas dos convocatorias de la Selección argentina.

german-pezzella-fiorentina-web

Fabricio Bustos (Independiente): Probablemente sea el lateral derecho de mayor proyección del país, y desde hace varios meses que es de los mejores en Independiente. Además, por sus características ofensivas y su capacidad de asociación y ruptura al espacio, se acerca a lo que busca Sampaoli en un marcador de punta. Lamentablemente, no pudo estar en las últimas dos convocatorias por lesiones y Sampaoli no tuvo la chance de probarlo.

Emiliano Insúa (Stuttgart): Es el lateral izquierdo titular del equipo alemán desde hace tres temporadas. Apareció en la lista después de la baja de Lucas Biglia por lesión, dando a entender que Sampaoli quiere seguir viendo y probando marcadores de punta porque le convencen pocos.

Cristian Ansaldi (Torino): Con la llegada de Spalletti al Inter, el argentino tuvo que irse a préstamo al Torino. No arrancó jugando, después se metió en el equipo, sufrió una lesión y nuevamente luego de recuperarse volvió al once titular como lateral izquierdo. Se sumó a la convocatoria por la baja de Marcos Acuña, y lo bueno de Ansaldi es que puede jugar tanto en la izquierda como en la derecha.

Mediocampistas

Leandro Paredes (Zenit): Es indiscutido en el equipo de la liga rusa, y quizás es el mediocampista con más técnica y precisión de la Selección. No sé cuán bueno puede ser tener a Mancini como entrenador, porque el Zenit suele replegarse y jugar al contraataque y no es lo ideal para Paredes. En los partidos más “fáciles” se ubica como mediocentro, pero en los encuentros más igualados generalmente entra Kranevitter y el ex Boca se mueve al interior derecho o izquierdo.

Guido Pizarro (Sevilla): Desde hace un mes que es una fija para Eduardo Berizzo. Le costó en el comienzo su llegada a Europa, pero de a poco fue ganando nivel y en su último partido, contra el Barcelona, dio muestras del futbolista que es, robando pelotas e iniciando el juego.

Matías Kranevitter (Zenit): No se adaptó a jugar en Europa ni en el Atlético de Madrid ni en el Sevilla. Se esperaba más, pero el ritmo y también que no es un jugador al que le sobre técnica no le permitió rendir en la liga española. En el equipo ruso, suele ser titular para agregarle marca y posicionamiento al mediocampo en los partidos más igualados.

Giovani Lo Celso (PSG): Después de arribar al club galo directamente de Rosario Central, casi que no tuvo minutos en su primera temporada. Ahora, en su segundo año con el PSG, no es titular (juegan Marco Verratti y Adrien Rabiot) pero es el primer o segundo cambio de Emery en todos los partidos. Como su equipo no juega con enganche, la mayoría de sus minutos son como interior izquierdo. Es joven, tiene talento y calidad, sin embargo lo ideal quizás sería ir a préstamo a un equipo menor para poder seguir creciendo.

Augusto Fernández (Atlético de Madrid): Después de una larga lesión en el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, reapareció en el once titular de Diego Simeone el fin de semana pasado, contra el Deportivo la Coruña. Habrá que esperar a ver cómo rinde, pero puede ser un futbolista importante para Sampaoli si recupera el nivel que venía demostrando.

descarga (1)

Manuel Lanzini (West Ham): Su nivel fue estupendo la temporada pasada, como también el de su equipo. Ahora, lo del West Ham es flojo y Lanzini no puede destacarse como en meses anteriores. Estuvo convocado en listas pasadas, pero por lesiones no pudo ir y no tuvo la posibilidad de demostrarle al DT si está capacitado para que cuente con él o no.

Mediapuntas/extremos

Papu Gómez (Atalanta): Es una figura indiscutible del Atalanta, que desde la llegada de Gasperini, en 2016, el equipo se convirtió en una de las revelaciones del Calcio y hoy ya es un conjunto consolidado de la liga. Juega como mediapunta, y generalmente moviéndose de la izquierda al centro o viceversa. Si continúa con su nivel, lo más probable es que sea uno de los 23 convocados para el Mundial.

Emiliano Rigoni (Zenit): Llegó al equipo ruso hace unos meses y rápidamente se convirtió en titular. Mancini lo ubica por el costado derecho, y desde ahí puede meterse por dentro para sacar su remate o desbordar por la banda y mandar centros. Entró en la consideración de Sampaoli en las últimas convocatorias, y el poder jugar por ambos costados suma un punto extra.

Diego Perotti (Roma): La llegada de Eusebio Di Francesco le calzo perfecto. Con Spalletti rotaba y generalmente el titular era El Shaarawy, pero ahora el ex Boca es el habitual en la banda izquierda. Perotti es quizás el mejor futbolista en el 1 contra 1 (sacando a Messi, claro) de la Argentina. A esa cualidad se le suma su capacidad constante de desborde y, también, la posibilidad de enganchar por dentro y pegarle al arco. Se merecía una convocatoria y, finalmente, le llegó la oportunidad.

Joaquín Correa (Sevilla): Si hace un mes uno preguntaba por Correa, la respuesta hubiese sido que solo Messi, y quizás alguno más, se encontraba en mejor estado de forma que el ex Estudiantes. Ahora recayó un poco, también porque el Sevilla está tratando de adaptarse a la idea de Berizzo. Puede jugar por todo el frente del ataque, ya sea la izquierda, el centro o la derecha. Tiene gambeta, velocidad y un toque preciso en espacios reducidos. Su mayor déficit es la efectividad a la hora de convertir goles. Apareció en las primeras convocatorias de Sampaoli y luego dejó de estar, pero es un futbolista a considerar.

Correa-Jovetic

Ángel Correa (Atlético de Madrid): Después de unos años con Simeone en los que no se destacó mucho, Correa está siendo de los mejores de la temporada. El Atleti se encuentra en un nivel muy flojo en cuanto a juego colectivo, y por ahora, gracias a la capacidad de desequilibrio del ex San Lorenzo, se fue ganando un lugar como titular. El Cholo en general lo viene utilizando más como delantero, acompañando a Antoine Griezmann, que como volante exterior.

Eduardo Salvio (Benfica): Desde hace seis temporadas que está en el equipo portugués. Sampaoli lo convocó siempre porque puede jugarle, tanto cumpliendo rol de extremo derecho, como de carrilero si emplea una línea de 3. Aunque por lesiones en alguna convocatoria tuvo que bajarse, en la última fecha de Eliminatorias estuvo y jugó contra Ecuador.

Delanteros

Mauro Icardi (Inter): Es indiscutido desde hace tiempo y la referencia goleadora del Inter. Tener a dos extremos como Antonio Candreva e Ivan Perisic le calza a la perfección, porque lo alimentan en todas las jugadas. De todos los delanteros centros convocables en la Argentina es el más distinto entre ellos, porque se involucra poco en el juego y sus características se potencian mientras más cerca del área se encuentra.

descarga

Gonzalo Higuaín (Juventus): No fue en ninguna de las convocatorias de Sampaoli excepto por la primera. Arrancó la temporada dubitativo y de a poco fue volviendo a su nivel de delantero de élite. Es difícil descartar a Higuaín de una lista futura al Mundial, porque en el presente solo Agüero está mejor que él.

Darío Benedetto (Boca): Desde hace un año que es el gran goleador del fútbol argentino y una de las figuras de Boca. Su rendimiento lo llevó a ser convocado e incluso a jugar de titular los últimos dos partidos de Eliminatorias. Si mantiene el nivel y se queda en el país –irse a Europa en enero quizás significaría perder regularidad y minutos de juego– tiene chances de ir a la Copa del Mundo.