El tiempo se acaba. Con dos semanas para que se termine la temporada regular de la NFL ya quedaron definidas cinco plazas de postemporadas y varios equipos harán un último intento para alcanzar la postemporada.

Philadelphia, Minnesota, New England y Pittsburgh (AFC Norte) ganaron sus respectivas divisiones. Jacksonville también se aseguró una plaza en la postemporada. Y con las dos semanas que restan de temporada regular, hay aún 19 equipos en pugna por las siete plazas disponibles (incluyendo cuatro títulos divisionales) para obtener un boleto para el Super Bowl LII.

Los Angeles Chargers 13 – 30 Kansas City Chiefs

La ofensiva de los Chiefs ha resucitado desde que Andy Reid delegara en Matt Nagy las labores ofensivas.

Con 6 derrotas en 7 partidos el panorama era sombrío en Kansas City y la ofensiva parecía haber descarrilado. Para cortar la hemorragia, Reid, cedió el playcalling en su coordinador ofensivo. En los dos partidos que Nagy llevaba al frente, los Chiefs, anotaron 57 puntos y lograron 882 yardas totales.

El fin de semana pasado, se jugaban el liderazgo de la AFC Oeste ante los Chargers. La victoria por 30-13 deja a las claras que el cambio ha dado resultado y Kansas City se afirma en el primer puesto de la división.

En las semanas previas ya habían recuperado algo de la agresividad que supieron tener al principio de la temporada pero la buena noticia pasa por la reaparición de Kareem Hunt quien por primera vez desde la semana 1, superó las 200 yardas.

Aún con la mejoría ofensiva lo más llamativo fueron las 4 pérdidas de balón generadas por la defensiva, algo que no habíamos visto en gran parte del año.

Para Los Angeles fue un mal partido. Luego de cuatro victorias consecutivas volvimos a ver unos vintage Chargers con una pobre actuación defensiva y un Philip Rivers rifando el balón. Una dura derrota para el equipo de Anthony Lynn que, si bien no queda fuera, necesitará ganar sus próximos dos juegos y esperar algo de ayuda.

Houston Texans 7 – 45 Jacksonville Jaguars

A lo largo del año hemos destacado lo bueno que son los Jaguars; con una defensiva muy dura y un Leonard Fournette capaz de arrollar a cualquiera pero, por tercera semana consecutiva, Blake Bortles tuvo una muy buena actuación lanzando para 326 yardas y 3 anotaciones.

Lo más sorpresivo de ello fue que lo hizo sin Fournette en cancha y sin sus dos principales receptores, Allen Hurns y Marquise Lee.

Jacksonville pasó por arriba a los Texans y se aseguró el título divisional de la AFC Sur y su primera clasificación a playoffs en 10 años.

Green Bay Packers 24 – 31 Carolina Panthers

Esta era la semana que todo Green Bay estaba esperando. Luego de 8 semanas fuera con una fractura de clavícula, Aaron Rodgers regresaba. La ilusión de llegar a playoffs una vez más estaba puesta en la vuelta del número 12.

Nada de eso ocurrió y Aaron Rodgers efectivamente jugó como un mariscal que estuvo fuera 8 semanas con una fractura de clavícula. Rodgers lanzó 3 intercepciones – algo que no ocurría desde 2009 – en tres pases que en otro momento hubieran sido completos.

Esta derrota de los Packers prácticamente garantiza su lugar en el sillón viendo la postemporada por primera vez en 9 años. Reflejo de ello fue la decisión de Green Bay de poner a Rodgers en la lista de lesionados, terminando con su temporada.

Mucho de la mala tarde de Rodgers se debió a la constante presión que pudo generar la línea defensiva de los Panthers. Por su parte, Cam Newton, tuvo uno de sus mejores partidos del año (242 yardas y 4 TD). Con un Greg Olsen que por fin parece estar al 100% y un Christian McCaffrey que es un matchup nightmare, la ofensiva de Carolina parece tener suficiente poderío para causarle problemas a cualquiera.

Con la victoria, Carolina, tiene ahora dos juegos de ventaja sobre Seahawks y Cowboys y parece asegurarse un lugar en postemporada.

Philadelphia Eagles 34 – 29 New York Giants

En el primer partido de los Eagles sin Carson Wentz, Nick Foles, se mostró más que capaz de manejar la ofensiva de Philadelphia. Naturalmente, no al nivel que Wentz venía haciéndolo pero los Eagles pueden ganar con él en cancha.

El mayor motivo de preocupación para Philadelphia no fue Foles sino su defensa. A pesar de que las cosas mejoraron en la segunda mitad del partido, Eli Manning y los Giants fueron capaces de anotar 29 con relativa facilidad.

Con la victoria, los Eagles, se aseguraron descansar la primera semana de postemporada pero necesitarán reencontrarse con la versión defensiva que supimos ver en semanas anteriores.

Los Angeles Rams 42 – 7 Seattle Seahawks

En algo impensado hace sólo un año atrás, los Rams, dieron vuelta la historia de la NFC y vapulearon a Seattle consolidando su liderazgo en la NFC Oeste.

En la resonante victoria de Los Angeles pudimos ver cada uno de los elementos que hacen de los Rams, uno de los equipos a vencer en la NFC; Aaron Donald y la defensiva estuvo encima de Russell Wilson en forma constante, capturándolo 7 veces en la tarde y forzando un safety. Todd Gurley acumuló 180 yardas totales y 4 anotaciones. Jared Goff se vio beneficiado de ambos factores y tuvo una tarde bastante tranquila.

La metamorfosis que tuvieron los Rams con la llegada de McVay lo convierten en una fija para llevarse el premio al coach del año.

Con la derrota, las chances de Seattle de conseguir un lugar en postemporada se fueron por los caños. Los Seahawks parecen haber tocado fondo. Entre lesiones y falencias internas tienen demasiados huecos para llenar y Russell Wilson no puede hacerse cargo de TODO.

La inacción del front office parece haber llevado a los Seahawks a su punto más bajo, tal vez sea momento de cambiar la fórmula si se desean resultados diferentes.

New England Patriots 27 – 24 Pittsburgh Steelers

Este partido prometía ser uno de los mejores duelos del año y no defraudó. Un partido que tuvo a los dos mejores equipos de la AFC y que incluyó un final para el infarto.

La noche terminó mal para los Steelers. Luego de haber dominado por buena parte del encuentro, New England, de la mano de un imparable Rob Gronkowski consiguió dar vuelta el marcador con menos de un minuto en el reloj. Un marcador que no se modificaría gracias a la intercepción de Duron Harmon dentro de la zona de anotación.

Aún no está definido pero en el horizonte se vislumbra un nuevo enfrentamiento entre ambas franquicias en otra final de Conferencia pero esta vez en Foxborough.

La victoria de los Patriots prácticamente les asegura el #1 en la AFC. Pittsburgh, por su parte deberá enfrentar a Texans y Browns con la necesidad de ganar ambos duelos si quiere permanecer como #2 de la Conferencia.