Luego de un fin de semana Divisional en el que pudimos ver lo que es la NFL en todo su esplendor, la mesa está servida para que cuatro equipos se disputen los títulos de sus respectivas Conferencias.

En la jornada de finales de Conferencia podremos ver a cuatro equipos con defensas que fueron de las mejores durante la temporada regular. Por el contrario, sólo uno de los cuatro equipos tendrá un mariscal de campo con probada experiencia en postemporada, New England con Tom Brady. Los otros tres mariscales serán, Blake Bortles, Case Keenum y Nick Foles. Tres jugadores con realidades muy diferentes a las que tienen hoy en día.

Habrá que ver cuál de ellos estará a la altura de las finales de Conferencia. Analicemos entonces, cuáles serán las claves más importantes de cada partido.

JACKSONVILLE JAGUARS – NEW ENGLAND PATRIOTS

Domingo 5.05 PM, Foxborough, MA

Juego terrestre y Blake Bortles

La defensa de los Patriots ha mejorado bastante con respecto a las primeras semanas de la temporada y nuevamente terminó dentro de las mejores en cuanto a puntos anotados.

Aunque obvio, frenar el ataque terrestre y a Leonard Fournette será algo primordial para los Patriots en este partido. No sólo porque ningún equipo de la AFC corrió más que los Jaguars durante la temporada regular sino también porque mucho de lo que los Jaguars generan por aire se deriva del play action.

Si New England quiere hacer que Bortles gane el partido por su cuenta, deberá repetir la fórmula utilizada la semana pasada ante los Titans donde, Matt Patricia, armó un muy buen plan para limitar a Derrick Henry.

Bortles ha jugado bien en lo que va de la postemporada, particularmente, el domingo pasado ante Pittsburgh y no ha cometido errores. Si Jacksonville quiere intentar ganar el partido no podrá depender únicamente de lo que generen el juego terrestre y la defensiva.

Seguramente, New England, intentará confundir a Bortles y complicarle sus lecturas por lo que el mariscal de los Jaguars deberá manejar bien el balón para arriesgar pero no más de la cuenta.

Brady y el pass rush

Va a tener especial importancia la forma en que los Patriots manejen la presión que el frente defensivo de los Jaguars intentará poner sobre Brady. Eso es el principal factor que se ha repetido en las pocas derrotas de New England en postemporada. Cuando la línea ofensiva no puede proteger a Brady, su rating como mariscal baja y los Patriots pierden. Aunque, en palabras de DeMarcus Ware generalmente ni poniendo presión alcanza para frenarlo por completo.

Ciertamente los Jaguars tienen la capacidad para hacerlo. Calais Campbell, Yannick Ngakoue, Malik Jackson, Marcell Dareus y Dante Fowler Jr tienen el potencial necesario para lograrlo pero deberán poner presión sin mandar hombres extra en carga porque Brady tiene la capacidad de diagnosticar rápidamente el área vacante y explotarla a la perfección.

Gronk y la cobertura de la secundaria

Como si intentar frenar a Brady no fuera suficiente, la defensiva de Jacksonville deberá también encargarse de su arma X y receptor favorito, Rob Gronkowski. La estrategia que los Jaguars adopten para intentar contener al mejor ala cerrada de la historia será de mucha importancia.

Disponer una cobertura en zona sería prácticamente un suicidio porque Brady tiene la inteligencia y la velocidad para encontrar rápidamente las costuras de la zona y atacar. Por fortuna para los Jaguars cuentan con el personal para hacer marca hombre a hombre y en ese sentido, seguramente Jalen Ramsey será el encargado de custodiar al dominante #87 durante gran parte del partido.

Con su 1,88 metros y 94 kgs, Ramsey tiene la velocidad pero no el tamaño para frenar a Gronk. La realidad indica que no existe un jugador con la velocidad y el tamaño para hacerlo por lo que mejor que Ramsey puede hacer es proveer una cobertura excelente para obligar a Brady a tener el balón en las manos más de la cuenta  y esperar a que el frente defensivo haga el trabajo.

MINNESOTA VIKINGS – PHILADELPHIA EAGLES

Domingo 8.40 PM, Philadelphia, PA

La defensa de Minnesota y Nick Foles

La semana pasada la defensiva de Minnesota contuvo a la poderosa ofensiva de los Saints durante toda la primera mitad y requirió de un Drew Brees a toda máquina para emparejar un partido que se había inclinado a favor de los Vikings.

En su partido ante los Falcons, luego de un arranque turbulento, vimos a un Foles bastante cómodo y en ritmo con sus receptores en base a jugadas option y sustentado en el juego terrestre. Para este encuentro, Doug Pederson, deberá elaborar un plan de juego algo más complejo porque la defensiva de Minnesota es un monstruo completamente distinto.

A Foles y la ofensiva les alcanzó con anotar 15 puntos contra Atlanta. Este domingo probablemente no alcance. Pederson y Foles deberán arriesgar un poco más ante una de las mejores defensivas en puntos permitidos e intercambios de balón.

Case Keenum y el pass rush de los Eagles

El mariscal de los Vikings ha tenido una excelente temporada a pesar de las constantes dudas que había sobre él. Sin embargo, la situación de Case Keenum no es mucho mejor que la de Foles.

Al igual que Philadelphia, Minnesota utiliza mucho el juego terrestre para ensamblar el juego aéreo. La mala noticia para los Vikings es que los Eagles rankean como una de las mejores defensas contra el acarreo, lo que pondrá un peso extra en el brazo de Keenum.

Por fortuna para Keenum la secundaria de Philadelphia no es tan buena como la de los Vikings, a pesar que ha mejorado su rendimiento desde que Ronald Darby volvió al equipo. Si Keenum no cuenta con buena protección de su línea ofensiva y es presionado con frecuencia, probablemente veamos una versión del #7 parecida a la que vimos lanzando intercepciones en la segunda mitad del partido contra los Saints.

Esto es algo no menor dado que Phialdelphia cuenta con uno de los mejores frentes defensivos de la Liga.