Con una soberbia actuación, Miguel Ángel “Mikey” García derrotó a Adrien Broner con una contundente decisión unánime (117-111 x2 y 116-112) en un combate celebrado en el Barclays Center en Brooklyn. El nacido en Ventura mejoró su récord a 37-0 pero no solo eso, sino que también entro con suficiencia entre los mejores púgiles del mundo dada su performance.

Si bien estaba muy por encima en las apuestas y en la consideración general del publico, García tenía una prueba de fuego ante Broner. Porque a pesar de sus tres títulos en tres diferentes pesos, nunca había estado frente a un boxeador del calibre de AB. Esto no quiere decir que la carrera de Mikey era mala, más allá del bajón de dos años y medio sin pelear, simplemente nunca había peleado en sus pesos con alguien como Adrien Broner ya sea abajo como arriba del ring.

En el cuadrilátero, tan sólo duró un round el engrane de Garcia. Tan sólo un round para medir tiempo y distancia y empezar a sacudir con combinaciones a un Broner que fue sin dudas sobrepasado. Broner apelaba a su izquierda y a moverse dejandole el centro del ring a Mikey. Pero el californiano con maestría manejó sus recursos -que no son pocos- cerrándole el camino al de Ohio. Con una distancia media, atacaba con combinaciones 1-2 y terminaba en el cuerpo. Grandes derechas, buenos ganchos incluso usando de vez en cuando el uppercut cuando se pegaba Broner.

fight_night_TC_0041.1501383955

Se sabe que Mikey es la joya de la familia García. Hay vídeos entrenando con el Chino Maidana en su prime en welter y dándose con todo. Si bien estuvo parado más de dos años, su apego al gimnasio lo devolvió a los primeros planos a menos de un año de su vuelta. Si algo tiene es su prolijidad tanto de movimientos con los pies como de golpes. Siempre cortó bien el ring, siempre quedando en frente de Broner y nunca quedándose en la persecución, sino listo para descargar sus golpes.

Broner recién sobre el final (los últimos tres asaltos) pudo intentar algo más. Ya con la pelea en el bolsillo, García lo dejó venir y actuó de contra. Broner pudo conectar algunos golpes pero nunca puso en discusión el triunfo del invicto en 37 combates.

Para Mikey Garcia es su momento, con gran talento y disciplina está entre los mejores en 135 libras y ya puede tener su nombre en las 140 libras. Si se queda en Ligero, Jorge Linares es el nombre a enfrentar. En cambio si va en superligero su rival es Terence Crawford. Las dos peleas son difíciles de realizar por problemas entre los promotores Al Haymon, Oscar De La Hoya y Bob Arum.

Adrien Broner, Mikey Garcia

Para Adrien Broner es su límite, se sabe. Sus derrotas han sido contra campeones del mundo. Se conoce cuál es su techo. Aun así, Al Haymon tiene varias peleas en peso welter para ponerle, algunas para levantarlo y otras para lograr taquilla como Danny Garcia o Keith Thurman. Todo a su tiempo.

En las otras peleas disputadas en el Barclays Center, Sebastian Heiland a.k.a. “El Gauchito” no pudo contra Jermall Charlo a.k.a. “El bueno de los gemelos”. Con una lesión temprana en el primer asalto, Heiland no pudo literalmente hacer pie en el combate. En el segundo episodio tuvo su primera caída -aunque Benji Esteves, el árbitro, no quiso contar de entrada- y claramente el pleito ya estaba decidido.

charlo-heiland-fight (5)

Charlo apenas lanzó su jab de izquierda en el primer round y no necesitó sacar su derecha en la confrontación. En el cuarto asalto y tras otra caída, ya no hizo falta contarle al argentino. Si bien nunca es momento para una lesión, este sin dudas era el menos indicado. Esguince de rodilla con posible rotura de ligamentos en la rodilla derecha dice el parte medico, y si bien hubo algunas dudas por un vídeo del pesaje, la lesión termina por decantar en el ring.

charlo-heiland-fight (1)

Jarred Miller, el “Big Baby”, se mantiene invicto. En un buen combate con Gerald Washington, manejó las acciones de principio a fin y en el octavo terminó el trámite. Miller sigue sin derrotas en 19 compromisos y seguro empezará a estar en el radar de Deontay Wilder como todos los pesados que maneja Al Haymon. En la otra pelea televisada -aunque diferida- Katie Taylor volvió a ganar, en su debut en EEUU ante una rival sin oposición. Fue TKO3 para la irlandesa.

En la otra velada de la jornada, el yemení-americano Sadam Ali mantuvo su racha de 3 victorias al hilo luego de la que fue su derrota por nocaut ante Jessie Vargas. Su rival del sábado, Johan Perez, no pudo hacer mucho y fue superado en 10 asaltos en una decisión unánime.

El domingo a la noche, Víctor Ortiz volvió a aparecer en el ring. Saúl Corral fue su rival, un boxeador que ya había peleado en tres ocasiones este año. Derrotado por Josesito Lopez también en 2017, no fue rival para Vicious, que después de 15 meses de descanso por su nocaut ante Andre Berto, volvió ante un rival fácil y noqueó. Seguramente, volverá mas pronto que tarde contra un nombre importante en California.

Victor-Ortiz-Saul-Corral_Ryan-Hafey-PBC-770x433