Continuamos con el análisis de algunas jugadas que han dejado los playoffs de la NBA. Hoy nos enfocaremos en la serie que San Antonio le ganó a Houston, y pensando a futuro en el duelo contra Golden State.

Las no-debilidades explotables de Kawhi

Desde que fuera drafteado en 2011, Kawhi Leonard ha dado saltos impresionantes en su capacidad como jugador. Principalmente este último año, en el que ha conseguido progresar al punto de transformarse en un jugador de elite en ofensiva (siendo que ya lo era defendiendo). El alero de los Spurs es letal en el uno contra uno, capaz de crearse sus propios tiros yendo al aro, tirar de tres y, principalmente, sacar tiros en suspensión de media distancia saliendo del dribble, algo en el que es uno de los mayores expertos de la liga.

A esta altura Kawhi no tiene prácticamente fisuras en su juego, y por eso es extremadamente complicado planificar en contra de él a la hora de defender. Sin embargo, por momentos, los Rockets mostraron un camino a seguir que probablemente termine adoptando Golden State.

Leonard es un buen pasador. No es excepcional, es bueno. Pero cuando alguien tiene un juego tan pulido lo mejor es obligarlo a hacer aquello en lo que menos efectivo es. Una de las soluciones que Houston presentó, por momentos, es atraparlo en el pick and roll. Ejemplo:

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 21.54.46

Aquí podemos ver a Leonard llevando el balón, mientras que Gasol intenta poner una cortina al defensor para jugar el pick and roll.

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 21.54.20

La decisión que toma Houston en este caso es enviar a ambos defensores, el interno que estaba con Gasol (Nene) y el encargado de marcar a Kawhi, a apretar a quien lleva la pelota. Es una jugada arriesgada, porque genera dos situaciones posibles en las que San Antonio puede explotar la situación: por un lado, Pau puede salir corriendo solo hacia el aro, que es lo que ocurre en la jugada:

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 21.55.05

A su vez, Houston contrarresta esto haciendo que Harden colapse hacia la pintura. Kawhi, quien es bueno pero no un experto en la creación para sus compañeros, arroja la pelota al español, el cual se ve atrapado entre cuerpos rivales y la pierde. El pase correcto es a Simmons (a quien Harden dejó abandonado, listo para tomar un tiro solo), pero Leonard no es Manu Ginobili y no siempre es capaz de leer la cancha como si fuera Neo en la Matrix.

Más y más small-small pick and roll

En el post anterior sobre estrategia (que pueden leer aquí), comentamos de las bondades del small-small pick and roll. Houston lo aplicó en varias ocasiones para aprovechar el déficit en materia defensiva que significaban algunos de los jugadores de los Spurs. Ejemplo:

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 22.08.00Patrick Beverley lleva la pelota, marcado por Manu, un defensor extremadamente inteligente pero que a esta altura de su carrera, por razones obvias, puede tener problemas para marcar en el uno contra uno. Beverley, sin embargo, está buscando entregarle la pelota al generador de juego de los Rockets (obviemos el sexto partido de la serie para fines prácticos), James Harden. A La Barba lo marca Kawhi Leonard, uno de los mejores stoppers externos, no de la liga, de la historia del deporte. Como San Antonio venía haciendo cambio de marca cada vez que Houston realizaba un pick, Harden decide ir y ponerle una cortina a Manu.
Captura de pantalla 2017-05-11 a las 22.08.15En ese momento de la serie los Spurs aún hacían switch en la marca todo lo posible. Pero en este caso eso significa que el mejor defensor de San Antonio deje de marcar al mejor atacante de los Rockets. Y eso significa problemas:

Captura de pantalla 2017-05-11 a las 22.08.50

Harden no tiene demasiados inconvenientes para desmarcarse de Ginobili aquí, quedándole el camino libre hacia el aro una vez que Bev le alcanza la pelota. Es muy probable que los Warriors utilicen este tipo de estratagemas contra Kawhi y compañía, principalmente teniendo en cuenta que en ese equipo juegan varios de los mejores tiradores del mundo y que la respuesta de la mayoría de los equipos ante eso es hacer el cambio de marca apenas alguien tiene la chance de escaparse un poco por una cortina.

Pop goes full Thibs

Igualmente fue otra la solución que encontró Popovich sobre el final de la serie para lidiar con el pick and roll de Houston, especialmente entre Ariza y Harden. El switch no venía funcionando demasiado bien, entre otras cosas por la estrategia que mencionada más arriba de explotar a los defensores débiles, así como por la dificultad de los internos de los Spurs para salir a apretar lejos de la zona pintada.

Captura de pantalla 2017-05-12 a la(s) 08.53.58

El ajuste de Pop fue poco “moderno” pero especialmente efectivo. Lo que hizo el coach de San Antonio fue tomar una página del libro de Tom Thibodeau (uno de los mejores entrenadores defensivos de la última década, que hizo famoso este approach en Boston, Chicago, Houston y el Team USA) y hacer que el hombre grande en defensa siempre retroceda cerca del aro ante el pick and roll:

Captura de pantalla 2017-05-12 a la(s) 08.54.35

La ventaja que tiene esto es que mantiene a un defensor pegado a quien realiza la cortina (tapando el tiro si es pick and pop y dificultando el ataque al aro si es pick and roll) al mismo tiempo que mantiene al interno en la zona pintada, donde por default es más efectivo defendiendo. Gasol (no incluido en esta jugada) por ejemplo, es decididamente un mal defensor. Pero así y todo hay algo que hace relativamente bien y es patrullar la zona cercana al aro si alguien ingresa.

Veamos otro caso igual:

Captura de pantalla 2017-05-12 a la(s) 08.58.01

Ariza coloca el pick para que Harden se desmarque. La idea es que el cortinador se abra hacia la línea de tres puntos, liberando así el camino para una penetración de quien maneja la pelota, o para que se la pasen y así lanzar un triple.

Captura de pantalla 2017-05-12 a la(s) 08.58.19

LaMarcus empieza a retroceder hacia la zona pintada, con el objetivo de contener solamente el ataque hacia el aro.

Captura de pantalla 2017-05-12 a la(s) 08.58.57

Aquí vemos el resultado: Kawhi continúa cubriendo a Ariza (quien dificilmente pueda tomar un triple solo en esta circunstancia) mientras que Harden tiene el ataque al aro negado. En este caso le queda tirar desde media distancia, pero bien sabemos que los Rockets (particularmente James) están diseñados para tomar solamente triples, libres y bandejas/volcadas, los tiros más eficientes que hay. La supuesta desventaja de este approach es permitir tiros en suspensión saliendo del dribble, particularmente dobles largos. ¿Doble largo a la carrera? Pop sabe que Houston los ha abandonado por ineficientes. Al invitarlo San Antonio a tomar un tiro en el que no solamente no se especializa, sino que sabe que no tiene que hacer, el jugador lo deja pasar. Y si lo toman sigue siendo algo bueno porque se supone que es un mal tiro desde el vamos, así que a la larga será mejor para la defensa.

Pop conoce bien el sistema ofensivo de La Barba y compañía. Este funcionó a la perfección durante todo el año, hasta que los Spurs consiguieron la forma de negarles todas sus opciones preferidas. Y así, en los juegos cinco y seis, encontraron la forma de complicarle la vida a James Harden, tal vez el mejor jugador ofensivo de la temporada.