Continúa el ránking con los mejores jugadores de la actualidad en la NBA.

Recuerden: Los parámetros a tener en cuenta fueron los siguientes. Por un lado se le dio una mayor importancia a lo que cada jugador realizó en la última temporada, así como lo que se espera que produzca en la próxima. En menor medida se tomará lo realizado hace dos años, en la 2013-2014, con el objetivo de no dar demasiada importancia a campañas que pueden haber sido muy malas o muy buenas por razones que van más allá de la calidad del jugador. Estar en un equipo ganador ayuda. Ser un crack en un equipo que no puede competir contra nadie no es algo que veamos bien. En definitiva, piensen lo siguiente: Si el día de mañana hubiera que jugar un partido por el futuro de la humanidad contra una raza alienígena ¿a quién eligirían para su equipo?

 

 

20-Klay Thompson – Escolta – Golden State Warriors

crop_exact_full_image (1)

Hoy por hoy en la NBA el puesto de escolta es uno de los más faltos de talento en general a lo largo de toda la liga. Sin embargo, en este contexto, el hijo de Mychal ha llegado a convertirse en el único shooting guard de la liga capaz de ser decisivo en ambos lados de la cancha. Marcando 22 puntos por partido con 44% en triples, Klay es un jugador capaz de prender fuego a las defensas rivales en las noches indicadas, siendo así el complemento perfecto de Steph Curry en los Golden State Warriors. Pero al mismo tiempo es uno de esos grandes atletas superiores a los dos metros de altura y de brazos largos que están empezando a convertirse en el molde ideal de la NBA. El menor de los Splash Brothers puede defender bases, escoltas y aleros, lo cual lo convierte, además, en una pieza indispensable del esquema defensivo de Steve Kerr.

 

19-Kyrie Irving – Base – Cleveland Cavaliers

hi-res-7122f2f5c4f12d8544563bddffddb4d7_crop_north

La pasada campaña Uncle Drew demostró por qué es uno de los mejores jugadores ofensivos de toda la liga. A pesar de tomar prácticamente un tiro menos por partido que el año anterior, consiguió aumentar su goleo de 20.8 a 21.7, entre otras cosas con un salto de 36% de triples a  un 42% de larga distancia. Este aumento en su eficiencia es notable, pero no lo es todo. Irving es, junto a Harden, el mejor jugador del mundo a la hora de penetrar. Como El Barba, no lo hace a base de velocidad, sino con una combinación de amagues, frenos y arranques, con un repertorio de dribbles de fantasía y una capacidad para finalizar cerca del aro que no se condice con su 1,90 metros de altura. Solamente a base de técnica y talento se ha transformado en, con seguridad, el mejor realizador de bandejas de toda la NBA. Es cierto que a día de hoy continúa siendo tan intrascendente en defensa como una película de Vin Diesel en vísperas de la entrega de los Oscar, pero su rol en ataque es y continuará siendo clave en los Cavs. Ah, si: y tiene solamente 23 años.

 

18-Kawhi Leonard – Alero – San Antonio Spurs

crop_exact_full_image El alero de los Spurs es uno de los pocos stoppers realmente disruptivos. Tratar de picar la pelota a menos de cinco metros de sus interminables brazos es una invitación a ser robado. Junto a Danny Green forma uno de los dúos defensivos exteriores más efectivos del mundo, y es un muy buen tirador a pesar de haber tenido números terrestres la última campaña producto de problemas de salud en una de sus manos.

 

17-Tim Duncan – Ala Pivot – San Antonio Spurs

2304cd14b6344f180d96d451946f1817320dfca4

The Big Fundamental viene de ser All Star en el Oeste en 2015. La primera vez que lo fue ocurrió en 1998. Con cinco anillos de campeón y a punto de arrancar su temporada número 19, el mejor power forward de la historia continúa haciendo de las suyas. Ver a un jugador de 39 años ser fundamental en uno de los mejores equipos de la liga sería algo inédito de no ser por Kareem Abdul-Jabbar. El artista antes conocido como Lew Alcindor es la comparación más cercana a un Timmy que, no les quepa la menor duda, volverá a ponerse a los Spurs al hombro una vez que arranquen los playoffs. Su juego es simplemente perfecto: Duncan aporta lo que el equipo necesita, sea esto armado, defensa o anotación. Si hay que bajar 13 rebotes el va y lo hace. Si hay que anular a un rival, se encarga. Si hay que colaborar con las marcas de los compañeros o meter el tiro del final, él es tu hombre. El de Islas Vírgenes podría seguir jugando eternamente. De hecho, si se retira va a ser solamente por cansancio o aburrimiento. Nunca por falta de básquet.

 

16-Paul George – Alero – Indiana Pacers

NBA: Preseason-Orlando Magic at Indiana Pacers

PG13 es, como Kawhi, un jugador defensivo disruptivo. Pero tiene la ventaja de haberse transformado ya en el principal jugador en ataque de un contendiente. Obviamente no es lo que son hoy los Pacers, pero no podemos obviar que George ya disputó dos finales consecutivas del Este con Indiana, quedándose muy cerca de unas eventuales finales contra San Antonio. Antes de reventarse la gamba en la preparación del Team USA rumbo al Mundobasket, George promedió 22 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 2 robos por partido. En los seis partidos que pudo disputar sobre el final de la campaña 2014-2015 pareció verse a un PG pleno, por lo que es más que probable que recupere el nivel de antaño siendo que tiene solamente 25 años y a pesar de la insistencia de su equipo en utilizarlo como Ala Pivot.

 

15-LaMarcus Aldridge – Ala Pivot – San Antonio Spurs

1024x1024

A esta altura no debería ser noticia, pero nunca está de más repetirlo: Gregg Popovich es un genio. Luego de dos décadas jugando el juego de los draft picks y el desarrollo de jugadores y el uso de tipos rechazados por todo el mundo (sea por termos o extranjeros), el genial Coach Pop acaba de ganar la lotería en la Agencia Libre haciéndose con el Free Agent más jugoso del año. LaMarcus Aldridge siempre fue comparado con un joven Tim Duncan en ataque. Se postea con soltura y tiene la agilidad y potencia suficiente para el pick and roll. Pero su mejor posición en ataque es en la media distancia. Tal vez sea el tiro más ineficiente del básquet, pero LMA es, lisa y llanamente, el mejor tirador del mundo desde ese rango (junto a Dirk Nowitzki y Chris Paul) lo que lo transforma en clave a la hora de abrir espacios en ataque para sus compañeros. Además no es mal defensor. Suele tener lapsus, pero tiene buen físico para proteger el aro y es lo suficientemente móvil como para hacer el switch o salir a cortar el tiro de un eventual stretch four rival.

 

14-Mike Conley – Base – Memphis Grizzlies

17536988-mmmain

Mike Conley es al básquet lo que Michael Peña, Sam Rockwell o Viggo Mortensen son al cine. Nadie los considera estrellas de primera línea, pero cada momento que pasan adelante de una cámara hacen de algo mágico la obra en la que estén participando. El base es igual. El raro tipo de jugador que se dedica a hacer mejores a todos sus compañeros. Obviamente un equipo de la vieja escuela como los Memphis Grizzlies era el lugar indicado para que floreciera un base a la antigua como Mike. Siempre busca pasar el balón a la persona indicada antes que el inflar sus propios números, lo cual ayuda a mantener el fino equilibrio que se desarrolla en ese maravilloso ecosistema que es la era del Grit and Grind en Tennessee. Tiene una química inigualable con Marc y Z-Bo y es un excelente defensor. Para colmo ha conseguido desarrollar un fiable tiro de tres puntos que lo colocan como un anotador clave en los Grizzlies.

 

13-Blake Griffin – Ala Pivot – Los Angeles Clippers

griffin_knee_tweak

SHAKE AND BLAKE BABY! Por momentos la pasada campaña, con Chris Paul lesionado, Griffin llegó a jugar de point forward, algo que nadie esperaba de él cuando aterrizó en la NBA. Siempre fue un freak atlético capaz de destruir aros y bajar rebotes a lo bobo, pero esa capacidad de armar juego e incluso tirar de media distancia con soltura fue un añadido que ha aportado un nivel extra a su juego. En casi cualquier otro equipo sería un candidato a MVP, pero en los Clippers tiene que compartir responsabilidades con el mejor base del mundo y uno de los pivots defensivos más efectivos de la liga. Dejemos de pretender que eso es algo malo. Blake es un monstruo, con o sin acompañamiento. Por suerte para el, tiene buenos compañeros todavía.

 

12-Al Horford – Ala Pivot – Atlanta Hawks

Al-Horford

El proyecto de los “Spurs del Este” no podría imaginarse siquiera de no ser por la existencia de este símil Duncan, un tipo capaz de aportar lo que sea que necesite el equipo. Es un defensor de primera línea, capaz de intimidar en la pintura como de anular jugadores más ágiles; finaliza el pick and roll y puede colaborar con algún pick and pop aquí y allá; pero lo más importante: es el líder que los Hawks necesitan. Hace años que Atlanta sufre una sangría constante de jugadores de nivel y que mantiene e incluso mejora su rendimiento (como el año pasado). Y la única constante es el Dominicano. Por suerte para él los de Georgia se han transformado en una franquicia lo suficientemente bien organizada como para empezar a darle el mismo trato que Tim recibe en los Spurs, por lo que no esperen que Tito juege más de 30 minutos por partido durante la temporada 2015-2016.

 

11-Russell Westbrook – Base – Oklahoma City Thunder

720x405-465418586

Hablar con alguien de Westbrook es entrar en una discusión. Siempre. No importa con quién sea que arranque la charla, siempre termina igual. Paso a emitir opinión: Russell no es mi estilo de base, es cierto. Prefiero a alguien como Mike Conley si me dan a elegir. Pero en base a talento, técnica y físicamente, no hay alguien como el de OKC. Para colmo cada partido en el que él juega es un espectáculo de primer nivel. Conley es una de Wes Anders: con un gran valor artístico, efectiva y razonablemente disfrutable. Pero Westbrook es Misión Imposible combinada con Mad Max. La forma que tiene de correr como enajenado la cancha y volcarla sin importar la salud propia o ajena es conmovedora. Y si a mí me preguntan yo sé qué es lo que prefiero ver un sábado a la noche.