Terminamos el ránking de los 100 mejores jugadores de la liga. Por fin, lo que todos esperaban: el Top 10.

Recuerden: Los parámetros a tener en cuenta fueron los siguientes. Por un lado se le dio una mayor importancia a lo que cada jugador realizó en la última temporada, así como lo que se espera que produzca en la próxima. En menor medida se tomará lo realizado hace dos años, en la 2013-2014, con el objetivo de no dar demasiada importancia a campañas que pueden haber sido muy malas o muy buenas por razones que van más allá de la calidad del jugador. Estar en un equipo ganador ayuda. Ser un crack en un equipo que no puede competir contra nadie no es algo que veamos bien. En definitiva, piensen lo siguiente: Si el día de mañana hubiera que jugar un partido por el futuro de la humanidad contra una raza alienígena ¿a quién eligirían para su equipo?

 

10-DeMarcus Cousins, Ala Pivot, Sacramento Kings

demarcus-cousins

Puede ser que sea demasiado alto para un tipo que nunca en su vida jugó un partido de playoffs. Puede ser. Lo que nadie va a discutir es que eso sea por su culpa. Los Sacramento Kings son, por lejos, la franquicia más disfuncional de la liga, y no hacen más que coleccionar juguetes rotos e hipotecar el futuro del equipo con malas decisiones y regalando picks del draft. El año pasado tuvieron un arranque notable, para luego despedir al técnico Mike Malone durante una mala racha producto de una enfermedad de Cousins. Más allá de esto, Boogie es una bestia, un monstruo que combina una potencia inusitada producto de su enorme, fibroso y adiposo a la vez cuerpo. Si, suele tomarse posesiones e incluso partidos enteros libres en defensa, no porque sea malo marcando, sino porque se enoja y se desconcentra, abandonando su rol de estandarte en la pintura. Pero no deja de ser un monstruo. La pasada campaña solamente él y Anthony Davis promediaron más de 20 puntos, 10 rebotes, 1 tapa y 1 robo por partido en toda la liga. Davis fue mejor en tapones, pero DaMarcus lo superó en rebotes y asistencias. A pesar de los problemas personales, el estilo vertiginoso del juego del coach Karl debería ayudar a Boogie a encontrar más espacios cerca del aro para rematar jugadas, pero eso habrá de verse. Es uno de los dos únicos miembros de todo el top 10 que tiene serias chances de ser tradeado durante la temporada, por el simple hecho de que la dirigencia King está en cualquiera.

 

9-Carmelo Anthony, Alero, New York Knicks

melo_crop_north

El otro jugador que podría ser tradeado durante el año. No me miren así, saben que tengo razón. En el caso de que los Knicks hagan sapo de forma asquerosa en la débil Conferencia Este, lo más sabio sería enviar al jugador franquicia a otro lado mientras todavía conserva algo de su valor de cambio. Más allá de esto, imagino a un New York competitivo, al menos en cuanto a pelear por la postemporada, y esto es, casi en su totalidad, producto del regreso de una de las armas ofensivas más espectaculares de toda la liga. Melo es imparable. No hay goleador más versátil que él. Puede tirar de larga distancia con la misma facilidad con la que pega el culo al rival y se postea o pone la pelota en el piso para sacarse de encima a un marcador menos ágil. A pesar de que él no quiera, y de que NYC tenga a una promesa como Porzingis y a varios obreros como Kyle O’Quinn en el puesto, la realidad es que seguramente Anthony termine jugando de stretch four para los dirigidos por Derek Fisher.

 

8-John Wall, Base, Washington Wizards

usa-today-8321416.0

Uno de los pocos bases de la vieja escuela que quedan en la liga. No tengo ningún número para corroborarlo, pero Wall debe ser el tipo más rápido con la pelota de toda la NBA. Aprovecha una velocidad física y mental sobrehumana para generar espacios y encontrar a sus compañeros libres, primero, o para rematar por su cuenta, en segundo lugar. Siempre en el órden correcto. Su idea es en todo momento armar juego y en última instancia anotar. Es cierto que continúa teniendo algunos problemas de pérdidas y que su tiro de larga distancia no es precisamente fiable. Pero estos son problemas normales en A) Jugadores jóvenes (y Wall recién tiene 25 años) y B) Bases de equipos que juegan a un ritmo rápido (y nadie es más rápido que Wall). El armador de los Wizards está a un paso solamente de transformarse en una de las grandes estrellas de la liga. Juega en una franquicia necesitada de un héroe, especialmente luego del fiasco y la demolición del equipo comandado por Gilbert Arenas. Tiene a su alrededor un core de jugadores jóvenes como Beal y Porter, al que se le suman varios veteranos de calidad como Gortat, Nene o Dudley. Pero por sobre todas las cosas, posee el talento necesario como para transformar a la golpeada DC en uno de los lugares que buscará hacerse con el anillo de campeón de la NBA en 2016.

 

7-Marc Gasol, Pivot, Memphis Grizzlies

marc_gasol_13

Hace solamente dos años Marc y Joakim Noah encabezaban la “Revolución de los Point Center”: pivots de equipos defensivos, lentos y pesados, que se encargaban de armar juego en ataque con una capacidad de pasar la pelota que no se condecía con su, ejem, “movilidad” y gracia dentro de una cancha. Hoy el falso francés está roto y arrancará la temporada como suplente en Chicago, pero el catalán continúa siendo uno de los mejores centers del mundo. En unos Grizzlies que tienen serios problemas a la hora de meter la pelota en ataque, sorprende que su mejor jugador defensivo sea, además, un engranaje clave en la ofensiva. Tira bien de media distancia, tiene movimientos de bailarina en el poste y asiste como un base. Pero en la defensa está la pomada. Marc es un animal parando rivales en la pintura. No solamente por su tamaño y garra, que hacen que consiga foules ofensivos y tapas a montones. Sino que es extremadamente inteligente para salir en ayuda de compañeros y para leer las jugadas mucho antes de que se vuelvan obvias. Mentalmente está siempre un paso por delante de todos, y eso le ayuda tanto a frenar ataques como a desviar ofensivas armadas que intentan alejarse de este monstruo devorador de posesiones rivales.

 

6-Chris Paul, Base, Los Angeles Clippers

0391646001442927818_filepicker

Si alguien me pregunta, el mejor base del mundo y, probablemente, el mejor base del siglo XXI (con perdón de Nash y Kidd). CP3 hace todo bien. Nunca me canso de decirlo. En ataque viene con el pack completo. No solamente es el mejor pasador de la liga por lejos, sino también el más eficiente: La pasada campaña repartió 4.43 asistencias por cada pérdida que sufrió (N. del A.: Este número es IMPRESIONANTE. Para que se den una idea: el líder de asistencias, John Wall, entregó 2.3 pases gol por cada pelota perdida). Paul es una máquina perfecta de armar juego. Pero además tira bien de larga distancia (40% en la 2014-2015), es uno de los mejores tiradores de media distancia de toda la liga junto a Dirk, Davis y Aldridge (quienes a diferencia de Paul tienen la ventaja de la altura para tirar más cómodos), y define muy bien encarando al aro. Todo esto ya sería suficiente como para ubicarlo en el Top 10 de la liga. Pero es que además es un defensor de primer nivel. Vamos a robar… ejem, a pedir ayuda a Kirk Goldsberry de Grantland.com para explicar el impacto defensivo de Paul:

cp3_chart_fixed_1152

El chart muestra la cantidad de tiros tomados en cada posición y la eficiencia de esos tiros de los rivales marcados por Chris. ¿Ven esos puntos chiquitos? Eso significa que a quienes él marca tiran poco. ¿Ven que la mayoría son azules? Eso significa que esos tiros son menos eficientes que la media de un lanzamiento desde esa posición. CP3 hace mejores a todos sus compañeros y, por lo que vemos aquí, también hace peores a sus rivales. Las stats clásicas también lo ayudan. No por nada lideró seis veces la NBA en robos por partido.

 

5-Stephen Curry, Base, Golden State Warriors

2015 NBA Finals - Game Six

Steph Curry es una falla en la Matrix, un glitch en el sistema. Es simplemente injusto para todos los demás. Nadie, al menos desde Allen Iverson, jugó tan bien al básquet jugando tan mal. Toma tiros horribles. Realiza pases arriesgadísimos todo el tiempo. Y no defiende mucho. Y sin embargo es uno de los cinco mejores jugadores del mundo, y el Jugador Más Valioso reinante en la liga, líder del campeón de la NBA. ¿A qué me refiero? Curry toma triples larguísimos a la carrera, saliendo del dribble o dando marcha atrás para escaparse de las restricciones de la línea de tres puntos. Cualquier otro jugador, CUALQUIERA, promediaría 28% de larga distancia con suerte de esta manera. Steph no. Steph metió un obsceno 44% de sus tiros de tres puntos, lanzando unos 9 triples por partido en promedio, que incluyen algunos de los lanzamientos más disparatados que se hayan visto. El hijo de Dell es la personificación del “ON FIRE!” del NBA JAM. Hay una generación de niños que se van a criar mirandolo jugar al básquet y van a dar asco. Y los vamos a sufrir. Aprovechemos a disfrutar a The Real Deal mientras está en actividad.

 

4-James Harden, Escolta, Houston Rockets

NBA: Indiana Pacers at Houston Rockets

Para muchos James Harden no es más que un goleador. Un gran goleador. Un excelente goleador. Pero al mismo tiempo es un generador de juego infravalorado. Nadie asiste tantos triples en toda la liga. Es la base perfecta para el eficiente “Moreyball”: rápido, con muchos tiros libres y muchos triples. De hecho, nadie tiró tantos libres como La Barba durante la pasada campaña. Es una maquinita de robar faltas por talento, por el hecho de ser zurdo (algo que siempre altera a las defensas rivales) y porque se zarpa en pillo. Si, su defensa es deficiente. Si, suele tener problemas afuera de la cancha. Si, durante los playoffs abandonó mientras sus compañeros daban vuelta un partido increíble contra los LA Clippers. Pero eso no quita que sea la navaja suiza por antonomasia entre los guards ofensivos. Viene de liderar la liga en puntos anotados y de repartir su mejor número de pases-gol (7 por encuentro). Y este año estará mejor acompañado, dividiéndose el rol de playmaker con Ty Lawson y, pudiendo así, mejorar aún más su selección de tiro al poder lanzar más tranquilo y no tener que generarse constantemente sus propias jugadas.

 

3-Anthony Davis, Ala Pivot, New Orleans Pelicans

anthony-davis-pelicans-raccoon-knows

Los números de Kevin Garnett a los 22 años en la NBA: 20.8 puntos, 10.4 rebotes, 4.3 asistencias, 1.7 robos y 1.8 tapas por partido con 46% de tiros de campo.

Los números de Anthony Davis a los 21 años en la NBA: 24.4 puntos, 10.2 rebotes, 2.2 asistencias, 1.5 robos y 2.9 tapas por partido con 54% de tiros de campo.

Lean bien eso. Los stats de The Brow son mejores y muestran a un jugador más eficiente que uno de los mejores ala pivots de la historia, un talento generacional, cuando este tenía un año más que el que Davis tiene en este momento.

Digieran esos números. Léanlos de nuevo.

Anthony Davis es uno de los mejores defensores de la liga. Una máquina de meter tapas, más fuerte que ningún interno, y veloz y ágil como para marcar a jugadores exteriores. Es un animal rematando cerca del aro, y la pasada campaña se transformó en uno de los mejores tiradores de media distancia. Estamos ante el próximo gran talento del deporte. Alguien que viene de clasificar a playoffs en el salvaje Oeste con una parva de inadaptados como los Pelicans. Arranca el curso 2015-2016 con solamente 22 años. Vuelvan a leer todo eso. Después siéntense a verlo jugar.

Piensen que en la pretemporada dijo que ahora puede tirar triples.

Ahora tiemblen.

 

2-Kevin Durant, Alero, Oklahoma City Thunder

Kevin_Durant_Nike_Wanted_Poster_2013

Luego de mucho pensarlo, decidí dejar de lado la preocupante lesión en el pie sufrida por KD la pasada campaña por un par de hechos simples: está en un año de contrato y ES KEVIN DURANT MALDITA SEA! No hay nadie mejor en el mundo a la hora de marcar puntos. Básicamente es como si pusieras el juego de Steph Curry en el cuerpo de Kevin Garnett. Durant es una anomalía genéticamente diseñada para meter la pelota en el aro. No hay otra forma de decirlo. Tira, penetra, se postea. Hace de todo. Lo que le falta en fuerza le sobra en agilidad y velocidad, y la realidad es que es mucho más potente de lo que la mayoría cree. Antes de lesionarse venía de ser el Jugador Más Valioso de la temporada (en 2013-2014) y tiene todos los números para tratar de llevarse el mundo por delante en esta campaña y en un esquema ofensivo que debería ser mejor que el deficiente sistema implementado por Scott Brooks. Tener a su lado a monstruos como Westbrook (quien puede permitirle descansar de vez en cuando) y una máquina del pick and roll/pop como Ibaka no hacen más que ayudar. Probablemente juegue mucho más de stretch four este año, y eso debería permitirle tener aún más espacios. En cualquier otro momento hubiera sido el mejor del mundo claro que le tocó compartir era con…

 

1-LeBron James, King, Cleveland Cavaliers

LeBronn

¿Acaso cabía alguna duda? Desde Magic y Bird que no se veía a un jugador de semejante talento jugar constantemente para sus compañeros. La capacidad de pase de James está a la par de los mejores de la historia. Puede jugar practicamente cualquier posición, tira bien, defiende, y cuando decide atacar al aro, más le vale a los defensores correrse porque va a romper todo lo que se le cruce. A esta altura juega por el bronce. Su récord en finales lo mantiene alejado de Larry Bird en la tabla histórica de Small Forwards, pero ya pasó, incluso, a una leyenda como Havlicek. No hay mucho más que decir. Hasta que empiece a tomarse muy tranquilo la temporada regular y The Brow de un salto adelante, continuará siendo el mejor del planeta.