Pasó el Gran Premio de China, segundo del año para la Fórmula Uno, y esta vez el primero al que le bajaron la cuadriculada fue Lewis Hamilton. El inglés relegó a Sebastian Vettel al segundo lugar tras dominarlo con cierta claridad durante toda la carrera, y ahora el liderazgo del campeonato mundial está compartido entre ellos. Hamilton fue el autor de la vuelta más rápida de la carrera, con un tiempo de 1m35s378. El gran show en Shanghái llegó de parte del holandés Max Verstappen, que largó décimosexto y arribó tercero a la bandera a cuadros. Daniel Ricciardo fue cuarto con el otro Red Bull, y Kimi Raikkonen quinto.

En cuanto al torneo, Hamilton y Vettel tienen 43 unidades, Verstappen 25, Bottas 23, Raikkonen 22, Ricciardo 12, Sainz 10, Massa y Pérez 8, Magnussen 4 y Kvyat y Ocon 2.

Posiciones finales del GP de China 2017

Posiciones finales del GP de China 2017

Para celebrar:

    • Verstappen dando espectáculo: Max avanzó en una vuelta del puesto 16 al 7, impresionante. Luego estuvo segundo durante gran parte de la carrera, pero el desgaste de los neumáticos lo llevó a bloquear dos veces al defenderse de Vettel y terminó en tercera posición, aguantando los embates de su coequiper en el final. El joven holandés de 19 años tuvo una maniobra de ataque sensacional contra las dos Ferrari en el inicio.
    • La regularidad de Force India y un gran impulso para Haas: Los dos monoplazas rosas del equipo del magnate Vijay Mallya arribaron nuevamente en zona de puntos: Sergio Pérez finalizó noveno, mientras que el francés Esteban Ocon, último en la qualy, terminó décimo. Para el azteca ya son 12 carreras consecutivas sumando puntos, con cumbre en el P4 del Gran Premio de Brasil 2016. Además, también logró dos podios la temporada pasada. Por el lado de Haas F1, el danés Kevin Magnussen recibió un importante impulso de confianza con su octavo puesto, mejor que cualquiera de Esteban Gutiérrez en 2016, y con el plus de dejar a los dos autos de Force India y de Williams atrás. La temporada pasada Magnussen sumó siete puntos en Renault, en esta ya lleva cuatro con dieciocho carreras por delante.
    • El retorno de los sobrepasos: no hubo más de 120, como el récord de China 2016, pero en una F1 en la que se temía la falta de maniobras atractivas debido a los nuevos autos, la carrera en tierras asiáticas rompió un poco esa teoría. Este increíble adelantamiento de Sebastian Vettel a Daniel Ricciardo, con el bávaro jugándose el todo por el todo, o esta de Romain Grosjean, sin duda van para el video de las mejores del año. Hay que agradecerle a la curva seis.
    • Fernando Alonso, cada día más mito. Durante todo el fin de semana, el asturiano volvió a desandar una batalla contra su rival más fuerte, que es su propio coche. El español clasificó décimotercero con la que según sus palabras fue una de las mejores vueltas de su vida, exprimiendo el coche al máximo. En la largada volvió a hacer otra genialidad, escalando al octavo lugar tras apenas tres vueltas y a pesar de ser adelantado por Verstappen, y aguantó ahí, en la mitad del pelotón hasta cumplida más del 50% de la carrera, cuando un problema mecánico lo llevó a dar su competencia por terminada.
Alonso despidiéndose del público chino, que llenó el autódromo

Alonso despidiéndose del público chino, que llenó el autódromo

Para lamentarse:

      • Giovinazzi y Stroll, afuera muy rápido: los dos novatos de esta temporada, el italiano Antonio Giovinazzi (Sauber) y el canadiense Lance Stroll (Williams) habían tenido una labor muy promisoria en la clasificación, colándose el europeo en la Q2 y el norteamericano en la Q3, pero poco y nada pudieron mostrar en la carrera del domingo. Stroll abandonó en la vuelta dos, tras ser tocado de atrás por Sergio Pérez. El choque del mexicano mando a la leca al Williams, que quedó encajado. Van dos carreras y aún no llegó a recibir la bandera a cuadros. Giovinazzi, en tanto, tuvo en el quinto giro un accidente muy parecido al que sufrió en la qualy y que hizo que tenga que largar desde el fondo por reparar la caja de cambios. Antonio atravesó una parte de la recta que aún tenía bastante agua, el Sauber hizo aquaplanning, y por la velocidad a la que venía, perdió el control del auto e impacto de lleno contra la pared de boxes destrozando el monoplaza. Error producto de la inexperiencia del subcampeón de GP2.
      • El trompo de Valtteri Bottas: la nueva incorporación de Mercedes, que había hecho podio en Australia, sufrió en China debido a un trompo cuando salió el auto de seguridad. Eso lo dejó fuera de los diez primeros, entonces el finés tuvo que ir recuperando lugares en pista. Finalmente arribó sexto, a menos de un segundo de su compatriota Raikkonen, pero tenía potencial de podio nuevamente. No puede cometer estos errores graves en una escudería top, ahora tiene material para conseguir su primer triunfo en Fórmula Uno.
      • Los McLaren-Honda continúan de mal en peor, nada que no se esperase. El equipo británico llegaba con mucho miedo a Shanghai, uno de los circuitos mas exigentes para el motor, la pieza de Honda que es el tendón de aquiles de la escudería británica. Stoffel Vandoorne no pudo ser competitivo en ningún momento y debió abandonar en la vuelta 17, mientras que Alonso, que estaba haciendo milagros como dijimos arriba, desertó en el giro 35 por problemas con la transmisión tras una muy linda batalla con Carlos Sainz Jr. por el séptimo puesto. La esperanza del equipo de Woking está en que las mejoras que esperan de parte de Honda sirvan para que el auto al menos pueda ser competitivo en el segundo pelotón, pero recién llegaran para el Gran Premio de España, la quinta fecha que se disputará dentro de dos meses. El video de abajo, de @f1sphera, muestra como parece que el motor Mercedes y el Honda son de dos categorías distintas:

PA2122069.0036

Giovinazzi chocó el Sauber el sábado y volvió a tener un accidente parecido el domingo

La próxima competencia de la máxima es el fin de semana que viene, en el autódromo internacional de Sakhir, Bahrein, en un horario mucho más ameno para los espectadores latinoamericanos (mediodía de Argentina).