El próximo fin de semana comienza la FIBA Americup 2017, el nuevo torneo de orden máximo continental que toma el lugar de lo que eran los FIBA Américas clasificatorios al Mundial o Juegos Olímpicos, ahora decaídos en peso por la ausencia de un premio de fuerte calibre (apenas está en juego la clasificación a los Juegos Panamericanos de Lima 2019). Será trabajo del ente mayor prestigiar a esta competición como lo merece el único torneo que va desde Alaska a Tierra del Fuego.

El formato dividió a 12 países en tres cuadrangulares a disputarse en tres sedes distintas y el ganador de cada uno se sumará a Argentina (ya clasificado por ser organizador) en el Final Four a disputarse en Córdoba el 2 y 3 de septiembre. En esta ocasión nos ocuparemos del Grupo A, que se jugará en Medellín, Colombia, el 25, 26 y 27 de agosto por la noche y en Argentina será televisado por DirecTV.

Colombia:

Fiba-750x375

El organizador de este cuadrangular tiene por delante un paso clave en la pequeña evolución que está encarando en los últimos años. No sólo participa por primera vez de un certamen panamericano tras un quinto puesto en el Sudamericano 2016 que los puso en un lugar al que últimamente solía acceder Paraguay, sino que lo hace con un equipo con varios jóvenes y buen poderío físico. Su defecto principal es el desorden total a la hora de atacar, que los lleva a cometer demasiadas pérdidas.

Aún así, en un grupo difícil como el que tienen no se espera que Colombia gane algún partido, pero si le puede amargar el torneo a un rival que esté en una mala noche. Los líderes de los cafeteros son el veteranísimo escolta ex LNB (goleador del certamen hace unos diez años) Stalin Ortiz y el alero Michael Jackson (él y Ortiz fueron los goleadores del Sudamericano 2016, ambos con 88 puntos en cinco partidos). Ambos tienen muy buena mano, pero no demasiado concepto. También cuentan con jugadores de la NCAA como el interno Tonny Trocha Morelos (Texas A&M), que con sus 2,08 mts y buen tiro de tres puede complicar, y el alero Braian Angola (Florida State)

Igual para Colombia es todo parte de un trabajo a largo plazo, y de hecho luego tendrán otra oportunidad al más alto nivel continental en las eliminatorias para el Mundial 2019 (en su grupo enfrentarán a Chile, Venezuela y Brasil en la primera fase y tienen amplias posibilidades de clasificarse, en un mano a mano con La Roja).

México:

vs Venezuela JGtz x CONADE

Desde el sorprendente título en 2013 los aztecas se transformaron en una selección a tomar muy en serio, de la mano de un Gustavo Ayón que es amo y señor a nivel continental y el coach español Sergio Valdeolmillos. El problema esta vez es que el pivot del Real Madrid no estará presente y deberán sacar la cara sus compañeros. Aún así, en algunos nombres reside su poder para afirmarse como candidato a avanzar a la rueda final.

Los verdes tienen buenos nombres para seguir siendo ese equipo que es una peste en defensa y te puede bombardear desde el perímetro: el base Jorge Gutiérrez, los escoltas Paco Cruz (picantísimo, jugó la última temporada completa en la ACB) y Alex Pérez y el experimentado ala pivot Héctor Hernández, de los mejores ala pivots abiertos de América. Las ausencias no se ciernen solo al pivot ex NBA: faltan Paul Stoll y Juan Toscano, muy buenos créditos en el FIBA Américas de 2015.

En la pintura, para intentar cubrir el hueco de Ayón, el nombre que aparece es el de uno de los mejores pivots de Centroamérica: Lorenzo Mata, que no estuvo en México 2015 por lesión. También está Israel Gutiérrez, ex Boca y Argentino de Junín, pero en su caso estamos hablando de un jugador que pasó por la Liga Nacional de Básquet sin pena ni gloria, menos de lo que hizo Alex Pérez en la última Liga consagrándose campeón con San Lorenzo.

Atrás del referente Jorge Gutiérrez, los otros dos bases son muy jóvenes: el base Diego Willis (18 años) que se está formando en España y tuvo gran desempeño en torneos juveniles europeos, y el méxicoamericano Idris Alvarado (21 años), que entró de apuro tras la baja del también nacionalizado Juan Toscano, quién viajó a España para probarse en el UCAM Murcia de la ACB.

Brasil:

20170821_467858_Bruno_Brasil_Argentina

Finalmente los problemas entre FIBA y la CBB brasileña, que estaba suspendida, se normalizaron y Brasil participará de la AmeriCup. Tras la fallida era Rubén Magnano, la verdeamarelha llega con un nuevo DT, Cesar Guidetti, hombre del Pinheiros. El nuevo proceso de hecho no cuenta con alguno de los doce jugadores que no lograron pasar de fase de grupos en Río 2016. La camada de NBAs 1982-83 (Nené, Leandrinho, Marcelinho, Varejao) ya no está presente en un equipo que ahora piensa a largo plazo y tampoco tiene convocados a sus mejores exponentes internacionales de la actualidad (Raulzinho, Felicio, Benite, Augusto Lima).

Igualmente hay varios veteranos para liderar, tal es el caso de JP Batista y Fúlvio, dos de los mejores de la liga local, ambos nacidos en 1981, pero también hay siete jugadores menores de 24 años, con mucho potencial por su buena capacidad atlética, característica de este Brasil.

En el talento joven que ha sido llamado, resuena el nombre del alero Bruno Caboclo, esa apuesta a la que Toronto Raptors no se resigna desde hace ya cuatro años y que está por cumplir 22. También hay otro joven en las puertas de la NBA, el base George De Paula, que con 21 años tiene un contrato no garantizado con Houston Rockets tras no haber sido elegido en el último draft (era potencial candidato).

El equipo verdeamarelho está sobrado de altura: aleros de dos metros y brazos largos como Caboclo y Leo Meindl e internos por sobre los 2,05 mts. Dentro de ellos, Lucas Mariano del UniCEUB y Rafael Mineiro del Franca se destacan junto a la experiencia de Batista.

Si andan medio flojos en cuanto a la capacidad de tiro de tres puntos sin Olivinha ni Jefferson, cartas claves en esa faceta en el Sudamericano de 2016, torneo en el que con un plantel con varias caras repetidas (Rosseto, Fúlvio, Batista, Meindl, Rafa Mineiro, Jimmy, Lucas Mariano) Brasil fue subcampeón tras vencer en la semifinal a una Argentina compuesta por lo mejor de la LNB.

Puerto Rico:

P55gUobDek-RrxuZxrWLdA

La Selección Boricua y el caos van de la mano en los últimos 20 años (Atenas 2004 es la única edición de los Juegos Olímpicos a la que accedieron desde Atlanta 1996 y no logran pasar la fase de grupos de un Mundial desde Indianápolis 2002) y esta vez no es excepción. Casi ninguno de los jugadores campeones del CentroBasket 2016 viajaran a Medellín.

“Los 12 Magníficos” dirigidos por el ex jugador Eddie Casiano, justamente olímpico en Atenas, llegan en medio de un fuerte conflicto entre el entrenador, la federación y varias de sus figuras, como es el caso de Ramón Clemente, quién renunció al seleccionado vía redes sociales. También en ese escándalo cayó Alex Franklin. El ex New York Knicks Renaldo Balkman está peleado con Casiano, como también el base Denis Clemente que se bajó una vez dada la lista inicial de 12 hombres para el torneo, y el NBA Juan José Barea está descansando tras una temporada con muchas lesiones.

Sin demasiado talento para escoger, Casiano conformó un plantel con varios jugadores de las camadas 89-90-91 más algunos jóvenes pensando en el Mundial 2019, y la mitad del equipo hará su debut en el seleccionado boricua en este torneo. Las referencias a seguir en la mediacancha son el base Carlos Rivera, el líder veterano con 34 años, su relevo Ángel Rodríguez, más del estilo de Barea y el tirador Mike Rosario.

En las posiciones interiores las referencias puertorriqueñas son Jorge Bryan Díaz (el gigantón de 2,10 mts de pésimo nivel en el Mundial 2014 y Preolímpico 2015) y una incógnita: Tyler Davis, pivot de Texas A&M de 2,08 mts y 20 años de muy buenos números (14 puntos y 7 rebotes por juego) en la última temporada del básquetbol de la NCAA.

Si pensamos en la anarquía que marca como sistema al baloncesto boricua, con estas individualidades parecería que no le va a alcanzar para estar a la altura del oro y mismo la tienen complicada para clasificar al Final Four, pero tampoco es que Brasil o México deberían confiarse ante ellos.