Cada cuatro años, como sucede con los de verano, se celebran los Juegos Olímpicos de Invierno, esos que hacen que veamos gente esquiando en la TV mientras en gran parte de Argentina hacen 33 grados en pleno febrero. Este año, del 8 al 25 de febrero, toca la edición número 23 y por tercera vez van a Asia, tras visitas anteriores a Japón en 1972 (Sapporo) y 1998 (Nagano). La ciudad “privilegiada” de turno será Pyeongchang, en Corea del Sur, una ciudad ubicada a 120 kilómetros de Seúl y conocida por sus resorts de esquí. Esta elección, que dejó segunda a Munich en la votación, significa para los Juegos Invernales la vuelta a su esencia de ser realizados en pequeñas ciudades turísticas invernales cuando hasta ahora en el siglo XXI se habían hecho en Salt Lake City, Turin, Vancouver y Sochi.

Sochi 2014, la última edición de estos Juegos

Sochi 2014, la última edición de estos Juegos

¿Qué por qué se los llama “de invierno”? Bueno, lógicamente porqué acá es donde tienen su lugar los deportes olímpicos invernales. Son 15 los que reconoce el COI de momento, aunque muchos les parecerán iguales porque son variaciones de cosas que se pueden hacer en esquí o en patines. En esta edición se repartirán 102 medallas de oro, y es la primera vez con más de 100 eventos. Las disciplinas nuevas son: Curling mixto, patinaje de velocidad con partida masiva, esquí alpino por equipos mixto y el snowboard “big air”, en el que los participantes toman velocidad en una gran pendiente y realizan piruetas en un gran salto. Muy atractivo para el espectador.

Una noticia con impacto fuerte alrededor de estos Juegos es el hecho de que Rusia está suspendido por el escándalo del dopaje que se arrastra de la previa de Rio 2016, pero sus atletas clasificados pueden participar bajo bandera neutral.

Hay Juegos Olímpicos, pero son los de Invierno

Hay Juegos Olímpicos, pero son los de Invierno, y sin el duelo directo USA vs Rusia

Otra que los cambia mucho es lo sucedido con el hockey sobre hielo, una de las vedettes de estos juegos, que no tendrá jugadores de la NHL tras un conflicto de dinero e intereses entre la liga norteamericana y el Comité Olímpico Internacional. Un buen punto que se dará en el deporte de los sticks es que en la rama femenina, las dos Coreas se unirán para participar como un sólo equipo, lo que también harán en el desfile de la ceremonia inaugural, marchando detrás de la bandera de la Reunificación de Corea.  Parece que ese será el “gesto” emblema de esta edición de los Juegos Olímpicos que quedará en la historia.

Una excentricidad de estos Juegos es la participación de Tonga, la isla de Oceanía, no porque sean sus primeros Juegos de Invierno sino porque su atleta en Pyeongchang es Pita Taufatofua, un muchacho grandote que se hizo conocido en la ceremonia inaugural de Rio 2016 (donde participó como taekwondista) por desfilar con su torso desnudo y un traje típico. A Pyeongchang se clasificó en Cross Country y por la ventana: tras muchos intentos logró la marca necesaria a fines de enero y declaró “ahora solo quiero llegar a Corea e irme de fiesta”.

9384154-3x2-700x467

¿Los países debutantes? Nigeria (con tres mujeres), Malasia, Kosovo y Singapur participarán por primera vez de este evento.

Algunos de los deportes principales:

Curling: Este juego que todos los que alguna vez vimos los Juegos Olímpicos de Invierno aprendimos a amar es fantástico por su poca complejidad para disfrutarlo, pero lleva mucha estrategia y es apodado “ajedrez sobre hielo”. Deporte olímpico desde 1998, Canadá nunca bajó del segundo puesto en el torneo masculino, con oros en 2006, 2010 y 2014, y también siempre estuvo en el podio femenino. Noruega y Suecia son otros dos países muy exitosos. Habrá partidos de Curling todos los días de los JJ.OO., así que sus fans de cada cuatro años podrán celebrarlo.

curling-2016-feature-785x510

El deporte consiste en dos equipos de cuatro participantes tratando de deslizar piedras de granito de casi 20 kilos al centro de un blanco ubicado más de 40 metros adelante. Para influir sobre la dirección y potencia de la piedra lanzada, los equipos cuentan con barredores que hacen su trabajo sobre el hielo, sin tocar a la piedra.
El objetivo es tener más piedras cerca del centro del blanco que la más cercana del equipo rival.

Un partido dura 10 entradas (8 en el mixto, que también difiere en otras reglas pero en esencia es lo mismo a la hora de puntuar) y en cada entrada los equipos tienen ocho piedras, por lo que cada miembro del equipo lanza dos. Sólo un equipo puede sumar puntos en una entrada, ya que suma un punto el que tiene la piedra más cercana al centro. Puede acumular tantos extra por cada piedra que este más cerca del centro que la mejor ubicada de los contrincantes. Si al terminar la entrada no hay piedras en el blanco, termina 0-0. El equipo que no anota tiene la ventaja de lanzar la última piedra en la siguiente entrada. Al final de las diez entradas, gana el equipo que mas puntos consiguió.

Luge y Skeleton: El Luge es dominado por alemanes, austríacos e italianos de la región de Bolzano, en el extremo norte, donde la mayoría de los habitantes habla alemán. Consiste de una o dos personas acostadas boca arriba en un trineo que desciende a gran velocidad por una pista, compitiendo contra el reloj. Alcanzan velocidades cercanas a los 140 kmh y por eso es un deporte bastante peligroso: en Vancouver 2010 falleció el georgiano Nodar Kumaritashvili en un entrenamiento.
El Skeleton es similar al Luge, pero boca abajo y cabeza hacia adelante, con partida en movimiento (tomando carrera como en el bobsleigh) y sólo se compite de forma individual. Estados Unidos es el que más éxito tuvo en este joven deporte olímpico, pero es más parejo que el dominio germano en el Luge.

Bobsleigh: El clásico deporte del trineo, aquel que se hizo famoso en la película de Disney “Jamaica Bajo Cero”. Alemania es el país con más oros en Bobsleigh (16 si sumamos las de Alemania Oriental) en gran parte gracias a una leyenda ya retirada como Andre Lange, ganador de cuatro doradas. Suiza (31) y Estados Unidos (24) también tienen varias preseas de colores varios. Entre las chicas, Canadá fue ganador en 2010 y 2014 con la dupla Humphries-Moyse, pero esta vez irán a Corea del Sur en parejas distintas.

boarding_sleigh
El deporte consiste de un trineo que compite contra el tiempo en una pista como las de luge y skeleton y es empujado por dos o cuatro atletas. Cada equipo realiza tres pasadas por la pista, los tiempos de cada intento se acumulan y los 20 equipos más rápidos hacen una cuarta pasada, que se suma al tiempo anterior para determinar el ganador. Cada evento se desarrolla a lo largo de dos días.

Patinaje artístico: Otro de los deportes emblema de los Juegos de Invierno. Hay pruebas individuales de caballeros y damas, por parejas y por equipos allá Copa Davis(?). Las pruebas consisten de un programa corto, en el que se debe cumplir con ciertos movimientos establecidos, y un programa libre, con música. Las cosas que hace esta gente en el hielo son verdaderamente increíbles.

Hockey sobre Hielo: Este deporte pierde mucho atractivo sin las figuras de la NHL, lo que deja a Rusia en buena posición de obtener su primer oro desde la caída de la Unión Soviética. Son seis las naciones potencia en el hockey sobre hielo, que conforman el llamado “Big Six”: Estados Unidos, Canadá, Rusia, Suecia, República Checa y Finlandia. Canadá fue campeón en 2002, 2010 y 2014, Suecia se interpuso en 2006, Estados Unidos perdió las finales de 2002 y 2010 y fue oro en 1980 y 1960, Rusia dominó en los 60, 70 y 80, República Checa se subió a lo más alto en Nagano 1998 y Finlandia sólo faltó a una semifinal desde Lillehammer 1994.

Seis atletas por lado juegan en una cancha de 61 metros de ancho por 30 de largo, tratando de meter el puck en un arco de menos de dos metros de ancho. Los equipos forman con un arquero, dos defensores y tres atacantes y los cambios son ilimitados durante el partido, sin necesidad de que se pare el juego. El reloj solo corre cuando el puck esta en juego y los partidos duran tres períodos de 20 minutos. Si empatan, se juega diez minutos a “gol de oro” y de seguir empatado se define por shootout. La final masculina se disputará en la medianoche del sábado 24 de febrero.

Combinada Nórdica: Prueba ampliamente dominada por Noruega en los inicios del siglo XX, ahora Alemania y Austria se atreven a disputar los oros, los primeros apoyados en la gran figura de este deporte, Eric Frenzel. Será el último Juego Olímpico sin prueba femenina en este deporte. Hasta ahora, las mujeres no tenían prohibido competir contra los hombres, pero eso nunca sucedió en un evento olímpico.

Noruega-se-lleva-por-3-décimas-la-combinada-nórdica-por-equipos

Este deporte esta compuesto por dos pruebas de esquí: salto y cross country. Se obtienen puntos por el salto (se califica la distancia y la destreza del mismo), con cinco jurados que califican de 1 a 20. El puntaje más alto y el más bajo son eliminados, por lo que se puede llegar a un máximo de 60 puntos. Esos puntos se traducen a tiempo antes de largar la carrera cross country de 10 kilómetros, siendo cada punto el equivalente a cuatro segundos, por lo que el que logró el mejor puntaje tiene el privilegio de largar primero. El atleta que cruza primero la meta en la carrera se lleva la medalla de oro.

También habrá patinaje de velocidad [(las clásicas carreras, en pista corta (111 metros) y larga (400 metros)] , esquí cross country, biatlón (carrera de cross country en la que los atletas también deben tener destreza en el tiro con carabina ya que deben ir realizando paradas para ello y errarle a los blancos los penaliza en la carrera), esquí alpino (con las pruebas de slalom, slalom gigante, super gigante, descenso y combinada, esta última compuesta por una competencia de slalom y una de descenso), salto de esquí, esquí acrobático y snowboard (estos dos últimos similares a las típicas pruebas de destreza de skate con la excepción del ski cross y el snowboard cross, competencia similar a la de BMX de los juegos de verano).

18 nombres a seguir en PyeongChang 2018:

Marcel Hirscher – Austria – Esquí Alpino:

Hirscher lleva seis años consecutivos siendo el dominador del esquí alpino en la Copa Mundial de la FIS, algo así como el circuito ATP de tenis. Además tiene seis oros y tres platas en mundiales, incluyendo oro en slalom y slalom gigante en Saint Moritz 2017. Pero a los 28 años, aún hay un debe en su carrera: ningún oro olímpico. Apenas obtuvo el segundo puesto en slalom en Sochi 2014. Dijo que no participará en 2022, así que esta es su última chance.

Lindsay Vonn – Estados Unidos – Esquí Alpino:

Una de las mejores esquiadoras de la historia (y también de las más mediáticas), se perdió Sochi 2014 por lesión y a los 33 años buscará volver a subir a lo más alto en la prueba de descenso, su especialidad, en la que ganó su único oro olímpico en 2010. En 2017 fue tercera en el Mundial y en la actual temporada está segunda en el ranking. Sus rivales más fuertes son la italiana Sofia Goggia y la actual campeona mundial, la eslovena Ilka Stuhec.

Mikaela Shiffrin – Estados Unidos – Esquí Alpino:

La estrella de la nueva camada. A los 22 años, ya tiene un oro olímpico y tres campeonatos mundiales en slalom. Además también es candidata a otra medalla en el slalom gigante.

Martin Fourcade – Francia – Biatlón:

Para los especialistas, el segundo mejor de todos los tiempos en este deporte. En Sochi se llevó el oro en la prueba individual de 20 kilómetros y la persecución. Además tiene once campeonatos mundiales, cuatro logrados en Oslo 2016, su mejor torneo. En el Mundial 2017 se quedó con un oro, dos platas y dos bronces. Es candidato en cualquiera de las pruebas del biatlón.

Laura Dahlmeier – Alemania – Biatlón:

Llega en el mejor momento de su carrera, tras haber dominado completamente el Mundial 2017 con cinco oros y una plata en las seis pruebas. Solo Gabriela Koukalova en el sprint la pudo vencer.

Francesco Friedrich y Thorsten Margis – Alemania – Bobsleigh:

Esta pareja se adueño del Bobsleigh durante la última olimpíada, consagrándose campeones mundiales en parejas en 2015, 2016 y 2017 además de un oro en la competencia de cuatro hombres en 2017. Friedrich ya lleva siete títulos mundiales, pero aún ninguna medalla olímpica.

Marit Bjoergen – Noruega – Cross Country:

Seis veces campeona olímpica, con diez medallas iguala a Raisa Smetanina y Stefania Belmondo como las atletas con más medallas en los Juegos de Invierno. Además ganó 18 campeonatos mundiales, incluidos cuatro en Lahti 2017

Felix Loch – Alemania – Luge:

Ganador de la prueba individual en los últimos dos Juegos Olímpicos, Loch también se consagró campeón mundial en doce oportunidades. Sin embargo, en 2017 fue desplazado por el austríaco Wolfgang Kindl, quién parece que será su rival principal.

Mikael Kingsbury – Canadá – Esquí Acrobático:

El rey de la prueba mogul, una combinación de velocidad, técnica y saltos, lleva seis temporadas consecutivas como el #1 de la Copa Mundial y va en camino a la séptima, con triunfos en casi todos los eventos previos a Pyeongchang 2018. En Sochi, donde llegaba como candidato, se tuvo que conformar con el segundo lugartras ser derrotado por su compatriota Alexandre Bilodeau, el campeón defensor, que ganó su segundo oro y se retiró. Ahora su amenaza es el japónes de 20 años Ikuma Horishima, campeón mundial en Sierra Nevada 2017 y quién lo derrotó en el último evento de la Copa Mundial previo a Pyeongchang, el 20 de enero.

Kamil Stoch – Polonia – Salto de Esquí:

Stoch fue condecorado dos veces deportista polaco del año: en 2014 luego de haberse llevado la dorada de Sochi tanto en el trampolín de 90 metros como en el de 120 y en el 2017, cuando triunfó en los cuatro eventos del prestigioso torneo “Cuatro Colinas”, algo que sólo había sucedido una vez en más de 65 años de historia. Así, en los últimos dos años la carrera de Stoch volvió a tomar impulso tras un bajón post Sochi. El austríaco Stefan Kraft, ganador de los dos eventos en el Mundial 2017, será su rival principal. El año pasado Kraft marcó el récord mundial del salto más largo, con este de 253 metros y medio.

Shaun White – Estados Unidos – Snowboard:

El “tomate volador”, campeón olímpico de halfpipe en 2006 y 2010, va por la revancha tras el fracaso que le significó su cuarto puesto en Sochi. Con nuevos entrenadores y con 62 puntos en la cara por un accidente sufrido en un entrenamiento, White dejó las fiestas y la música de lado por un momento para marcar su nombre claramente como el mejor snowboarder de la historia.

Ester Ledecka – República Checa – Esquí Alpino/Snowboard:

Ledecka, una joven de 22 años, hará historia siendo la primera atleta en la historia de los Juegos de Invierno en participar tanto con esquís como con la tabla de snowboard. Su fuerte es en el segundo deporte, en el cuál ya posee dos títulos mundiales, pero en 2016 comenzó con el esquí y le fue lo suficientemente bien como para clasificarse a estos Juegos, finalizando 21 en la prueba de descenso del último Mundial. En snowboard, es la máxima favorita en el slalom.

Lindsay Jacobellis – Estados Unidos – Snowboard:

La reina del snowboard cross, cinco veces campeona mundial y 10 veces vencedora en los X-Games, cumplió 32 años pero todavía no obtuvo un oro olímpico, tras ser segunda en 2006 y tener accidentes en 2010 y 2014. Otra que sabe que pasa el último tren.

Sven Kramer – Holanda – Patinaje de velocidad:

Kramer es quizá el mejor de la historia de este deporte, con siete medallas olímpicas, tres de ellas doradas, y múltiples campeonatos mundiales y europeos. Lleva cuatro años sin perder una carrera importante en los 5000 metros, prueba que ganó en Vancouver y Sochi. Es dueño del récord mundial a nivel del mar* en los 3000, 5000 y 10000 metros. (Todos los récords mundiales en la actualidad fueron marcados en Calgary y Salt Lake City, ciudades más de 1000 metros sobre el nivel del mar, lo que mejora la performance por menor resistencia del aire, así que también se llevan récords fuera de esas ciudades. Kramer marcó dos de estos en Gangneung, donde se disputará la prueba olímpica).

Evgenia Medvedeva – Rusia – Patinaje Artístico:

Medvedeva, de 18 años recién cumplidos, se consagró campeona individual en el Mundial y el Europeo de 2016 y 2017 y posee los récords mundiales en programa corto, rutina libre y combinada. Llega a Pyeongchang como la gran estrella, pero a fines de 2017 sufrió una fractura en el metatarsiano del pie derecho y volviendo de su lesión, hace unos días fue derrotada en el campeonato europeo por su compatriota Alina Zagitova, de 15 años, que está haciendo sus primeros pasos entre las mayores. Se espera un duelo increíble entre estas dos rusas.

Yuzuru Hanyo – Japón – Patinaje Artístico:

Hanyo es el gran favorito. Obtuvo oros en Sochi 2014, los mundiales de 2014 y 2017 y cuatro de los últimos cinco Grand Prix. Es dueño de los récords mundiales en programa corto, rutina libre y combinada, los primeros dos marcados en 2017. Es una gran figura pública en Japón, donde ya hizo su debut como actor en la pantalla grande y las encuestas lo ponen como el segundo atleta más popular detrás del tenista Kei Nishikori. Por sus resultados, es el mejor patinador de los últimos cuatro años. El único que lo pudo vencer en un escenario principal es el español Javier Fernández en los Mundiales de Shanghai 2015 y Boston 2016.

Javier Fernández – España – Patinaje artístico:

El de Madrid lleva ganados seis campeonatos europeos individuales desde 2013, además de haber sido campeón mundial en 2015 y 2016. En Sochi quedó cuarto por un error en el final, pero ahora tiene todo para ir por un oro histórico para España, que apenas tiene un oro en 1972 y un bronce en 1992 en esquí alpino. Lucas Eguibar, snowboarder que fue subcampeón en snowboard cross en el último Mundial, es la otra esperanza hispana.

Martins Dukurs – Letonia – Skeleton:

Pentacampeón mundial (incluyendo victorias en los últimos tres) y rey absoluto de los campeonatos europeos anuales desde 2010, el letón se tuvo que conformar con el segundo puesto en 2010 y 2014. En su cuarto Juego Olímpico, buscará la primera medalla de oro de la historia de Letonia en los Juegos de Invierno.

Argentina en Pyeongchang 2018:

La delegación argentina estará integrada por siete atletas:
Steven Williams (snowboard cross), Verónica Ravenna (luge), María Cecilia Domínguez (cross country), Matías Zuloaga (cross country), los hermanos Nicol y Sebastiano Gastaldi en esquí alpino, siendo este último el abanderado y Matías Schmitt (snowboard freestyle), quién entró por la “ventana”. Así, se repite la cantidad de atletas que participó en los últimos dos Juegos Olímpicos de Invierno.

Igual tampoco es muy poco: comparando con el resto de los países de Sudamérica, un continente con cero tradición de deportes invernales, Brasil lleva nueve atletas, Chile siete, Colombia cuatro, Bolivia regresará tras 26 años con la participación de dos europeos nacionalizados y Ecuador hará su debut con el esquiador Klaus Jungbluth Rodríguez, quién vive en Australia hace muchos años. Paraguay, Uruguay, Perú y Venezuela no estarán representados en Pyeongchang 2018.

En cuanto a los horarios en general, las doce horas menos que hay en Argentina respecto a Corea del Sur harán que los eventos se desarrollen entre las 21:30 y las 11:30 de nuestro país, con las finales más importantes en dos turnos: 22:00-02:00 y 07:30-11:30. Para acomodarse al primetime de la televisión estadounidense, un mercado realmente importante para los Juegos de Invierno, muchos eventos tendrán su punto culmine en horas matutinas del país asíatico.