En el mundo no hay competencias en donde los seleccionados nacionales semana a semana compitan regularmente. Siempre hay torneos “cortos” (de un mes en general) con fase de grupos y play-offs, sean regionales o mundiales. Lo más cercano sea el caso de los Jaguares en el Super Rugby, ya que, por disposiciones internas de la UAR, terminan siendo los mismos que juegan en Los Pumas tanto en las ventanas internacionales como en el Rugby Championship. Pero no es lo mismo que el ambicioso proyecto que lanzó días atrás la Federación Internacional de Hockey: la Hockey Pro League (HPL).

¿Qué va a ser la HPL? Será una liga que reunirá, a partir de 2019, a los 9 de los mejores equipos tanto en damas como en caballeros, la cual se disputará entre enero y junio, con el objetivo de popularizar el deporte. Si bien ya hay competencias regulares (como la Champions Trophy y la World League), esto será algo completamente distinto, ya que en lugar de la fase de grupos y los posteriores playoffs, será un partido por semana, de ida y vuelta, con dos fechas libres.

¿Cómo se llegó a esto? Hay que destacar que, de los deportes olímpicos por equipos, el hockey es el que los clubes tienen el menor peso: la Euro Hockey League, la máxima competencia continental de su tipo, es una competencia más de índole regional que global (a diferencia de sus pares del rugby, handball, básquet, handball y, sobre todo, fútbol). La falta de ese “obstáculo” es aprovechada por la FIH para poder concretar esta liga.

Una liga que tendrá a 11 países como protagonistas, ya que, si bien en ambas ramas compiten Australia, Alemania, Argentina, Inglaterra, India, Holanda y Nueva Zelanda, solamente en mujeres competirán China y Estados Unidos, y además Pakistán y Bélgica serán exclusivas de la rama masculina.

Una de las ventajas que notaron fue que, con la ausencia de los partidos en territorio neutral, considerando que tanto en World League como en Champions Trophy los partidos en los que los dueños de casa no participan registran un marco magro, aumentarán las chances de que casi todos los encuentros se jueguen a cancha llena. Un marco más amigable para un televidente que quiera descubrir el deporte respecto a las tribunas semivacías de los partidos de los actuales certámenes regulares de la FIH.

Así, Argentina volverá a albergar eventos internacionales de hockey, algo que había perdido con el cambio de signo político: hasta 2015, debido a que la Marca País era sponsor de la federación, había albergado tanto Champions Trophy (dos femeninas) como instancias de la World League (una semifinal masculina y dos finales femeninas). Sin embargo, en 2016, la finalización del sponsoreo trajo aparejado que la Champions Trophy masculina de aquel año, que iba a hacerse en nuestro país, pasase a jugarse en Londres (e incluso Argentina pasó a no disputarla ya que no se encontraba entre los 6 mejores del mundo en aquel entonces), e incluso la presente World League no tiene ninguna instancia que se desarrolle con Leonas o Leones siendo locales. A partir de 2019, ambos equipos recibirán anualmente nueve partidos.

La otra cara de la moneda de esta “elitización” del hockey pasan a ser los equipos que se quedaron afuera. De hecho, en el vigente ranking mundial, Irlanda, España, Canadá y Corea se encuentran por delante de Pakistán en hombres; y Corea del Sur, España y Japón están mejores rankeados que la India en damas. Si bien el estatus de cada uno de los equipos se renovará cada cuatro años, posibilitando la entrada y salida de equipos (y, por qué no, pensar en una eventual expansión), no sería descabellado pensar en la resurrección del Champions Challenge, certamen que terminó siendo reemplazado por la World League, el cual en su momento involucraba a los equipos que no disputaban el Champions Trophy, pero con los que no participan de la HPL. A pesar de no haber decisiones por el momento, seguramente las novedades lleguen en el futuro.

En 2019 arranca la Liga de las Selecciones, algo inédito para el hockey. Y para el deporte en sí.

(por Santiago Ludueña)