Ya se disputaron las primeras diez fechas del campeonato de Turismo Carretera y eso no significa otra cosa que el final de la etapa regular, por lo que sabemos el nombre de los 12 pilotos que irán en búsqueda de la Copa de Oro del TC, el título más relevante del automovilismo argentino, por qué no sudamericano, al tratarse de la categoría más popular. Desde este domingo en La Pedrera, San Luis, se empieza a definir la corona y otro nombre se inscribirá en la historia.

Luis José Di Palma (Torino, Laboritto Jrs.): 16 puntos:

Di-Palma-pole-Neuquen_OLEIMA20170311_0121_28

El último título de Torino en la máxima categoría data de 1971. Quién lo alcanzó fue uno de los mayores ídolos de la historia, el “Loco” Luis Rubén Di Palma. 46 años después, su nieto Josito intenta devolverle la gloria al “Toro” y a su apellido.

Por un error de manejo en la serie perdió en Concordia las chances de ganar la etapa regular, pero bien a lo Di Palma, afirmó que ese es su estilo de manejo, el que lo tiene peleando el campeonato. Josito desaprovechó la chance de empezar el playoff con una ventaja importante de puntos pero aún así comienza como líder, con 16 puntos debido a ser el único vencedor en dos finales, mientras que Ardusso sumó los 15 puntos bonus pero aún no ganó.

Igual su nivel ya no es el imparable de principios de año, cuando hizo dos pole position, ganó dos series y logró las dos victorias. De hecho no se mete en el top 5 desde la cuarta fecha. En Concordia tenía auto para ganar todo, pero lo desaprovechó. Firme pretendiente a la corona, pero nada escapado.

En los números:
Dos triunfos, cinco top ten, seis top quince. Dos series ganadas. Dos poles, tres clasificaciones en el top 5, cuatro en el top ten.

Facundo Ardusso (Torino, Renault Sport): 15 puntos:

En el automovilismo, la regularidad hace a los campeones. Un piloto frío, talentoso y trabajador como Ardusso reúne todas las condiciones. Simplemente, al santafesino parece que no se le da. A pesar de sus grandes resultados, aún no pudo gritar campeón en alguna de las categorías grandes del deporte motor argentino.

Eso sí, en 2017, de la mano de Renault, el de Las Parejas está atravesando su mejor momento: lidera con comodidad el campeonato de Súper TC2000, ganó la etapa regular del TC y hasta sorprendió a todos en el último Rally Dakar con su gran actuación off-road.

Destacamos su regularidad: excepto por su abandono en Paraná nunca terminó detrás del puesto 12. Segundo en las fechas 5 y 6, cuarto en la 8 y 9, séptimo en la última competencia. El único que ganó cuatro series sobre ocho disputadas, el único que hizo tres veces la pole position. A pesar de ello, todavía no largó primero en alguna final de esta temporada.

Sucede que el reglamento del Turismo Carretera obliga a tener una final ganada para poder llevarse la Copa, y Ardusso por ahora está en riesgo de vivir lo que Mariano Werner en 2010. El “Flaco” aún tiene cinco balas más en la recámara.

En los números:

Dos podios, seis top ten, nueve top quince. Cuatro series ganadas. Tres poles, cinco clasificaciones en el top 5, cinco en el top ten.

Christian Ledesma (Chevrolet, Las Toscas Racing):

resize_1505081453

Hace poco más de un año, el marplatense parecía acabado. La falta de resultados, con casi dos años sin subirse a un podio, lo habían dejado fuera del TC tras la cuarta fecha. Mientras tanto, en el STC2000 también le costaba meterse entre los 10 primeros y se quedó sin butaca para 2017, por primera vez desde su debut en 2003. Pero a fin de la temporada pasada el campeón 2007 se incorporó al Las Toscas Racing y en su segunda carrera con el equipo subió al podio. Aparecían las esperanzas para este campeonato.

El 2017 lo empezó de forma prometedora siendo tercero en Viedma. Después, sin auto para ganar, sumó y sumó puntos metiéndose casi siempre entre los diez primeros, llegando a liderar el campeonato. En los 1000 km de Buenos Aires estaba para pelear la carrera pero un toque cuando manejaba Walter Hernández complicó al auto 43, que finalizó 25, peor resultado de la temporada. Y el invierno lo cerró demostrando que tiene con que aspirar al campeonato: segundo en la especial de Termas tras largar 29 y ganador en Concordia con una primera vuelta memorable, saltando de cuarto a primero. Adentro el triunfo necesario.

El punto que debe mejorar Ledesma es la competitividad los sábados: apenas en Concordia estuvo entre los 6 primeros de la clasificación. Exponerse a tener que remontar dentro del pelotón es peligroso en el playoff, donde un abandono puede costar el campeonato.

En los números:
Un triunfo, tres podios, siete top ten, ocho top quince. 0 series ganadas. Dos clasificaciones en el top ten. Un triunfo en finales desde 2015.

Jonatan Castellano (Dodge, Metalfor Castellano Power Team):

Un abonado a la Copa de Oro, que con esta tiene el presente en ocho de diez ediciones pero no se había podido meter en las últimas dos. El “Pinchito” de Lobería todavía tiene una deuda consigo mismo y la gente de Dodge, que es al menos llegar con chances de campeonar a la última fecha.

Hizo una gran etapa regular, ganando la Copa Entre Ríos (tercero en Concepción del Uruguay, ganador en Paraná y cuarto en Concordia). Además hizo una gran carrera en Buenos Aires a pesar de los varios accidentes de su invitado Jerónimo Teti. El abandono en Neuquén fue su punto negro, pero aún así clasificó cuarto al playoff. Desde que Dodge recibió un empujoncito reglamentario, tiene uno de los autos más competitivos del parque del TC. Tras eso metió cinco top ten en siete fechas.

En los números:
Un triunfo, dos podios, cinco top ten, ocho top quince. Dos series ganadas. Una pole, tres clasificaciones en el top 5. Un triunfo en finales desde 2015.

Juan Manuel Silva (Ford, Catalán Magni Motorsport):

bu06fo02_0

Referente de Ford para buscar el campeonato, el “Pato” llegó acá apoyado en el increíble triunfo en los 1000 kilómetros de Buenos Aires y el segundo puesto en Olavarría. Esos fueron los puntos altos para meterse junto a la consistencia durante todo el año. En Concordia abandonó y no pudo ir en busca de la etapa regular.

Un piloto con toda la experiencia del chaqueño y ya ganador en el año no puede ser dejado fuera de consideración a la hora de anotar los candidatos al título.

En los números:
Un triunfo, dos podios, cinco top ten, siete top quince. Tres clasificaciones en el top ten. Dos triunfos en finales desde 2015.

Agustín Canapino (Chevrolet, Jet Racing):

No es nada raro ver a “Canapa” arriba en el TC, pero este año a su velocidad le está sumando el poco de regularidad que le faltó en temporadas anteriores. El campeón más joven de la historia de la categoría es quién más podios logró en 2017, con cuatro en diez carreras. En La Pedrera, uno de los circuitos del playoff, ganó de punta a punta saldando el tema del triunfo necesario. Además fue sexto en Concepción del Uruguay, y octavo en Termas tras haber largado 45.

El “Titán” pasa un gran momento en otras categorías y la confianza está por las nubes. No se puede volver a permitir los errores de las series de Neuquén y Olavarría, el temperamento lo sobrepasa a veces. Esas dos fechas y el abandono por rotura de motor en los 1000 Km de Buenos Aires cuando tenía un auto candidato le impidieron pelear por el #1 de la etapa regular. Junto a Ledesma, el mejor del “Chivo” en el año.

En los números:

Un triunfo, cuatro podios, seis top ten, siete top quince. Tres series ganadas. Tres clasificaciones en el top 5, cinco en el top ten. Tres triunfos en finales desde 2015.

Matías Rossi (Ford, Nova Racing):

rossi

El “Misil” nos acostumbró a verlo siempre como candidato en esta década. De hecho, a pesar de que sólo posee un título de TC (2014), fue subcampeón en 2007, 2011, 2015, 2016 y también llegó como candidato a la última fecha en 2010 y 2012.

Por ahora, Rossi es otro de los tantos con la que una categoría tan pareja como el TC es injusta, aunque la suerte estuvo de su lado con un pace car muy oportuno que le dio su único triunfo de este año, bajo la lluvia de Olavarría.

A pesar de esa victoria, su rendimiento en este primer año con Ford no es el mismo que en Chevrolet, cuando era indiscutiblemente el rey de las clasificaciones. De hecho, casi se queda fuera de la Copa por primera vez desde 2008, pero con el motor roto pudo llegar a la bandera a cuadros en Concordia y salvar los puntos.

En los números:
Un triunfo, dos podios, cuatro top ten, cuatro top quince. Dos series ganadas. Tres clasificaciones en el top 5, cuatro en el top ten. Siete triunfos en finales desde 2015.

Guillermo Ortelli (Chevrolet, JP Carrera):

Finalmente el “Señor TC” lo logró, clasificó al playoff, el campeón podrá intentar defender su corona. La suerte que le dio su séptimo título en la última curva de La Plata 2016 se le puso en contra esta temporada, con muchos malos resultados por problemas mecánicos o toques de otros pilotos.

Su auto tenía buen rendimiento, pero para la sexta fecha Ortelli estaba entre los últimos del torneo, con un segundo puesto en Concepción del Uruguay y un magro 17º en Posadas como únicas cosechas de puntos relevantes. Pero cerró bien, con tres top ten, incluido el segundo lugar en los 1000 kilómetros de Buenos Aires a pesar de haber estado a dos vueltas del puntero en un momento por los infortunios sufridos por su invitado Diego Martínez, quién no estuvo a la altura del TC.

Ahora, para pensar en el título tiene que ganar obligatoriamente una final. Hace 13 intentos que no puede. Si festejó en dos series en 2017. No llega como candidato, pero la historia enseñó que a Ortelli nunca hay que tacharlo hasta que cae la última bandera a cuadros.

En los números:
Dos podios, cuatro top ten, cuatro top quince. Dos series ganadas. Una pole, dos clasificaciones en el top 5, cuatro en el top ten. Tres triunfos en finales desde 2015.

Juan Martín Trucco (Dodge, JMT Motorsport):

20708_encabezado

Uno que todavía no pudo ganar en TC pero el triunfo solo le es esquivo por caprichoso. En 107 finales disputadas logró nueve podios. Piloto del interior con equipo propio, es de los pocos que mantiene viva la esencia del TC, el emblema en la camada de esta década.

Su clasificación se apoya en tres carreras: el segundo puesto en Neuquén, el tercer puesto en Concordia y lo que fue una especie de consagración a pesar de haber terminado 10° a cuatro vueltas del líder: los 1000 kilómetros de Buenos Aires. Ahí “Truquito” manejó durante casi cuatro horas y yendo en punta hasta que la falta de combustible dejó a la Dodge en el camino.

En los números:
Dos podios, cinco top ten, seis top quince. Una clasificación en el top 5, tres en el top ten.

Mauricio Lambiris (Ford, Martínez Competición):

Tercera temporada en el TC y tercera vez en la Copa de Oro para el piloto uruguayo, que aún así más que para el campeonato (rendimiento muy flojo en los playoff de 2015 y 2016) está para cumplir su objetivo de poder ganar una final en la Máxima, como Trucco. Esta temporada el charrúa estuvo cerca en Paraná, dónde fue escolta de Castellano.

Es el único de los tres Ford del equipo que logró meterse en la Copa de Oro, superando a dos compañeros ex campeones como el Gurí y Moriatis. Otro más que entró por la regularidad, apenas en un puñado de fechas pareció tener un auto ganador.

En los números:
Un podio, tres top ten, cinco top quince. Dos series ganadas. Dos clasificaciones en el top 5.

Gastón Mazzacane (Chevrolet, Coiro Dole Racing):

395052

El ex Fórmula Uno mantuvo los buenos resultados de 2016, cuando sorprendió tras varias temporadas de girar siempre en los últimos lugares. Se hizo un lugar en la Copa a base de regularidad, estando casi siempre en el top ten de las clasificaciones (sólo falló una vez).

Los domingos le cuesta un poco más al “Rayo”, pero a pesar de ello ganó dos series y cinco veces terminó entre los diez mejores de la final. En Olavarría casi gana bajo la lluvia, terminó en el podio. Hijo del presidente de la ACTC, todavía no tiene ningún triunfo importante en el automovilismo local.

En los números:
Un podio, cinco top ten, seis top quince. Dos series ganadas. Una pole. Cuatro clasificaciones en el top 5, siete en el top ten.

José Manuel Urcera (Chevrolet, Las Toscas Racing):

El único de los clasificados que disputará la Copa de Oro por primera vez. El Manu es otro que entró a base de sumar buena cantidad de puntos en cada fin de semana, pero parece lejos de poder pelear por la corona. Su gran resultado de 2017 es el tercer puesto en los 1000 km de Buenos Aires junto a Mariano Altuna, aprovechando que tuvieron una carrera pareja y sin inconveniente alguno.

Después, recién resalta el sexto puesto en Concordia, pero Urcera nunca abandonó, siempre cosechó buenos puntos, y eso le pagó. En 2015 hizo su debut, en el final de 2016 llegó su primer triunfo, en 2017 entró al playoff y con buen margen (quinto en la etapa regular), el rionegrino de 26 años sigue evolucionando muy bien.

En los números:

Un podio, cinco top ten, siete top quince. Una clasificación en el top 5, tres en el top ten. Un triunfo desde 2015.