El 20 de junio, además de ser feriado en Argentina, parece ser el día en el que comenzó fuerte la Offseason en la NBA. En lugar de estar todo calmo tras la coronación de Golden State, hubo más noticias que nunca. Traspasos de picks, canjes de jugadores, renovaciones de contrato, rumores, y muchos de ellos con estrellas metidas en el medio, algo que no es demasiado habitual.

Bien temprano, la primera novedad fue “tranquila” pero no así menos importante: Pau Gasol rechazó la opción que tenía para continuar en San Antonio por un año más a cambio de 16.200.000 dólares. ¿Se va de Texas? No, el catalán seguirá en los Spurs, pero renovará por mucho menos dinero para darle a su franquicia mayor flexibilidad salarial, sea para renovar algún contrato (Patty Mills, Jonathon Simmons, Dewayne Dedmon) o para ofrecer más dinero al agente libre que deseen tentar (¿Chris Paul? ¿Derrick Rose? ¿George Hill?). A cambio de este gesto de Gasol en el que resignará varios millones, se espera que el nuevo contrato que le ofrezca San Antonio al pivot de 36 años sea por dos temporadas.

9753828

Al mismo tiempo, desde ese manicomio(?) en que se transformaron los New York Knicks llegaba el rumor de que Phil Jackson y compañía estaban dispuestos a escuchar ofertas por Kristaps Porzingis. Algo totalmente ilógico, vaya a saber con que trasfondo detrás. Los Knicks tendrían interés en draftear al finlandés Lauri Markkanen con el pick 8 del próximo draft, y anda a saber si en su lectura Markkanen (un pivot de 2’13 y 20 años, muy flaquito, que posiblemente sea el mejor tirador de esta clase del draft pero no tiene ningún otro atributo destacable) puede ser un reemplazante de Porzingis, que tiene dos años más, está probado en la NBA y no es para nada un jugador unidimensional.

Janis Porzingis, hermano y agente del letón, comentó: “a pesar de como tratan los Knicks a sus jugadores, Kris quiere seguir en New York”, calmando un poco una relación entre jugador y franquicia que semana a semana parece complicarse cada vez más. Sobre el Porzingate, se ha dicho que Boston está muy interesado en llevarlo a sus filas (y tiene mucho capital para ofrecer a cambio, léase picks, Avery Bradley y Jae Crowder) y que los Knicks acercaron a Phoenix una propuesta de canje: Porzingis por Devin Booker y el pick 4, pero los de Arizona, muy ilusionados tras la gran temporada que acaba de tener el escolta, la habrían rechazado.

i

Houston Rockets, otro equipo que conversó con Indiana por Paul George, está envuelto en otro gossip. Habrían puesto en el mercado a Patrick Beverley, su especialista defensivo. Una pieza interesante para cualquier otro equipo teniendo en cuenta el bajo salario del base (cinco millones y medio). Un hincha le twitteó a un periodista que cubre a los Rockets “paren con esa historia, él no se irá a ninguna parte” y el NBA citó el tweet agregando “yo no diría eso”. Su compañero Sam Dekker le contestó “calmate”. Se espera que Beverley sea traspasado en la noche del jueves.

El primer canje involucrando jugadores estuvo cargadito: Los Angeles Lakers envió a D’Angelo Russell y Timofey Mozgov a Brooklyn Nets a cambio de Brook Lopez y el pick 27.

El motivo para entender porque los Lakers se desprendieron del escolta de 21 años al que eligieron con el pick 2 hace dos años es sencillo: el año pasado Mitch Kupchak firmó al pivot ruso Timofey Mozgov por cuatro años, comprometiéndose a pagarle 16 millones por cada temporada. Un despropósito por un jugador de 29 años en un equipo que no tiene aspiraciones de ganar ya mismo, de hecho la idea de llevar a Mozgov era para que sea una especie de mentor.  La nueva gerencia, con Magic Johnson y Rob Pelinka a la cabeza, estuvo buscando algún equipo que agarre el fiambre de Mozgov, pero a cambio tendrían que entregar algo que endulce bastante el traspaso. Este terminó siendo D’Angelo Russell, un buen proyecto que no rindió mal, pero en el que habían aspiraciones un poco más altas, que no se pudo mostrar en un contexto ideal, y que rápidamente tendrá un reemplazante si los Lakers draftean a Lonzo Ball o De’Aaron Fox con el pick 2 de este año.

dangelo-russell-getty-ftr-111715_qvge1x4bdbgm1qzzf85nj7f8l

Sí, salió caro entregar a Russell, pero no es irremplazable. Para esta nueva gerencia el único proyecto intocable es Brandon Ingram. Ahora, sin el contrato de Mozgov molestando, los Lakers quedan muy bien parados de cara al mercado de 2018, en el que todos esperan que lleven a Paul George (sino es que traspasan por él en esta temporada, algo que probablemente sucederá) y hasta se dice que apuntan a quedarse con el mejor de todos: LeBron James, quién en un año podrá salirse de su contrato con Cleveland Cavaliers si así lo desea.

Para Brooklyn este trade es despedir a Brook Lopez, el máximo anotador de la historia de la franquicia, siendo que en 2018 será agente libre y no tenían pensado renovar el vínculo, y quedarse con algo promisorio a futuro en el medio de este agujero negro en el que se encuentran sumergidos al no tener sus picks y ser un equipo horrendo. Se fumarán el contrato de Mozgov, pero ganan dos años del joven Russell con la posibilidad de extenderlo a futuro. Russell tiene todo para ser su jugador franquicia en los próximos años. Entregan a los Lakers el pick 27 que originalmente pertenecía a Boston, pero Brooklyn ya tiene el 22 en el draft del miércoles.

Los Lakers pasaron a ser uno de los dos equipos con tres primeras rondas (2°, 27° y 28°) en el draft 2017, junto a los Portland Trail Blazers (15°, 20° y 26°), y quedan en buena posición para hacer “draft and stash” (elegir un jugador pero no sumarlo al equipo inmediatamente sino dejarlo en Europa un tiempo más) con algún prospecto internacional como pueden ser el alemán Isaiah Hartenstein o el australiano Jonah Bolden.

Lo otro que pueden hacer con este pick es justamente mandarlo a Indiana por Paul George, sumándolo al pick 28 y a Jordan Clarkson o Julius Randle (los Lakers necesitarían largarlos por cuestiones de ingeniería salarial de cara a 2018). George, quién ya declaró a viva voz que no renovará con los Pacers en 2018, tiene todas las fichas para ser traspasado antes de que termine el draft. Indiana ya debe pensar en la reconstrucción sin él antes que perderlo sin recibir nada a cambio.

Paul-George-muy-enfadado-con-su-equipo-1

Según el reconocido periodista David Aldridge los Lakers intentaron mandar el pick 2 a Sacramento por el 5 y el 10, para luego mandar el 10 a Indiana junto al 27, 28 y algún jugador por PG13 y cerrar el trato, pero los Kings rechazaron la oferta. Evidentemente los Lakers no están del todo convencidos en draftear a Lonzo Ball y evalúan otras opciones. ¿Y si Lonzo termina cayéndole a Boston en el pick 3?

También según Aldridge, Jimmy Butler, por quién David Griffin (ex GM de Cleveland Cavaliers) intentaba armar una mega oferta antes de partir de la franquicia subcampeona, le dijo a la gente de los Cavs que prefiere continuar en Chicago antes que partir a Cleveland. La otra noticia respecto a los Bulls (y también a los de Ohio, ya que se rumoreaba que podría juntarse allí con su amigo LeBron) es que Dwyane Wade ejerció su opción para continuar en Chicago por un año más. Wade cobrará 24 millones de dólares, y se queda en ChiTown por motivos claramente económicos. En los medios europeos suena fuerte el nombre del base serbio Milos Teodosic como posible adquisición de los Bulls, que pueden no continuar con Rajon Rondo y Michael Carter-Williams si así lo desean.

Chicago Bulls guard Dwyane Wade gestures to players from the Denver Nuggets as Wade takes the court in the first half of an NBA basketball game Tuesday, Nov. 22, 2016, in Denver. (AP Photo/David Zalubowski) ORG XMIT: CODZ116

Paid in Full

El otro trade del día habría retumbado en todos los medios en 2012 y no es para tanto alboroto hoy, lo que demuestra la increíble caída de su protagonista principal: Atlanta Hawks envió a Dwight Howard y el pick 31 a Charlotte Hornets a cambio de Marco Belinelli, Miles Plumlee y el pick 41. Si, Howard no vale lo que Belinelli y Plumlee juntos, por lo que Atlanta tuvo que bajar de tener la elección 31 a la 41. A ese nivel cayó D12, que hace seis años era elegido por tercera vez consecutiva el mejor defensor de la NBA y formó parte del primer quinteto ideal desde 2008 hasta 2012.

Steve Clifford, entrenador de los Hornets, apuesta por Howard en esta oportunidad de comprarlo “barato” (Howard cobrará 23 millones y medio en la próxima temporada y 23.800.000 en 2019) esperando que el pivot vuelva a ser la megaestrella que llevó a Orlando Magic a una final cuando el coach era asistente de Stan Van Gundy en la franquicia de Florida. De hecho Clifford se marchó a los Lakers junto con Dwight en 2012 y compartió esa caótica experiencia en Los Angeles. En los últimos años, cuando ya nadie daba un mango por Howard, Clifford continuó destacándolo ante la prensa, por lo que está claro que tenía muchas ganas de sumarlo al equipo que en la última temporada sufrió un retroceso y no clasificó a playoffs. Quiso tener un protector del aro con Roy Hibbert, pero no le salió para nada y lo terminó mandando a Milwaukee en febrero.

dwight-howard_1efw7ivc8oonc1la9ggyrm1tnk

A cambio de Howard, los Hornets sueltan el contrato feo feo de Miles Plumlee (12.500.000 en cada una de los próximos tres años para un jugador que es recontra suplente) y a Marco Belinelli, quién no tuvo una mala temporada pero no fue aquel tirador letal campeón con San Antonio en 2014. El italiano probablemente tenga más lugar en Atlanta, que tiene una filosofía parecida a la de los Spurs y donde puede ocupar muy bien el rol que dejaría Tim Hardaway Jr., quién es agente libre y tuvo una buena temporada, por lo que va a recibir ofertas jugosas. El europeo cobra 6.600.000 dólares, por lo que los Hawks liberan más de cuatro millones de espacio salarial con este trade.

Pero estos dos traspasos no parece que vayan a ser los únicos, sino que apenas serían los primeros. Los Clippers, con miedo a perder a Blake Griffin o Chris Paul (ambos son agentes libres), empiezan a barajar opciones de reconstrucción y pusieron como transferible a DeAndre Jordan, All Star 2017. Como los Knicks, habrían ido a la carga por el pick 4 que tiene Phoenix, pero en este caso sumado al veterano y aún eficiente Tyson Chandler (8.4 puntos y 11.5 rebotes la última temporada, a los 34 años de edad), pero la franquicia de Arizona, que dicen que apunta a quedarse con Josh Jackson, rechazó la oferta.

Cerrando este runrún, una que toca de cerca a la NBA. El escolta francés Edwin Jackson, máximo goleador de la última temporada de la liga de España (21.4 puntos por partido para el Estudiantes de Madrid) firmó por más de un millón de dólares con el Guangdong Southern Tigers de la liga de China, nulificando así toda chance de que se sume a la mejor liga del mundo como se esperaba.