Parece que está en la liga desde siempre, por lo que muchas veces es muy difícil de relacionar que LeBron James tiene tan solo 32 años (serán 33 en diciembre) y que le quedan por delante varios años de carrera. La que acaba de comenzar es su 15º temporada, son muchas para cualquier tipo de deportista profesional, más para una liga tan competitiva y dura como la NBA, y por sobretodo, para un jugador que castiga tanto el físico como la estrella de Cleveland Cavaliers. Es que precisamente allí, donde yace una de las grandes fortalezas de su reinado, la durabilidad y la buena salud.

A lo largo de sus primeras 14 temporadas en la liga, no ha sufrido grandes lesiones, de hecho, solamente en una oportunidad ha faltado a más de 10 partidos en una misma temporada regular (en la 2014/15, donde entre finales de diciembre 2014 y principios de enero 2015 se perdió 8 partidos en fila, para un total de 13 ausencias en esa campaña). En el resto de las temporadas; en 8 temporadas tuvo entre una y cinco ausencias; y en 5 temporadas tuvo entre 6 y 8 ausencias. El dato curioso o llamativo, es que nunca jugó una temporada regular completa, la vez que más cerca estuvo fue en la temporada 2008/09, donde solamente no jugó en el último partido de la fase regular, precisamente, para darle descanso a su físico.

Pero lo más llamativo, o asombroso, es la comparación con los jugadores de su misma clase o de su misma edad, y ni hablar con jugadores del mismo tipo de roce que él. Por ejemplo, del Draft del 2003, en el cual él fue elegido Nº 1, es, al final de la temporada pasada, el segundo de dicha camada con más partidos jugados con 1.061, quedando únicamente detrás de Boris Diaw (si, en serio), quien en la misma cantidad de temporadas sumó 1.064 partidos. Claro que al momento de hacer la comparación de minutos jugados, la diferencia es abrumadora para Bron, con 41.272 minutos, en tanto que el francés acumuló 28.768 (una diferencia de 12.504, lo que es un 30,3% menos). Igual en la actual temporada ya lo superó debido a que el francés está jugando en la liga de su país. El otro único jugador que fue parte de ese draft y que acumula más de 1.000 partidos en la liga es su actual compañero de equipo Kyle Korver, con 1.031, aunque este suma aún menos minutos, con 27.315.

Si uno va un poco más atrás y toma el Draft previo a su ingreso, el de 2002, no hay ningún jugador, ni activo ni retirado, que haya acumulado ni más partidos ni más minutos (el que más cerca está es el ya retirado Tayshaun Prince con 1.017 partidos y 31.576 minutos). Ya pasando al Draft 2001 encontramos a jugadores que lo superen, tanto en cantidad de partidos como en cantidad de minutos jugados. En partidos lo hacen Joe Johnson (con 1.221), Richard Jefferson (con 1.161), Tony Parker (1.143) y Pau Gasol (con 1.119), pero solamente Johnson lo supera en minutos jugados, con un total de 43.029. Pasando ya al Draft del año 2000 (uno de los más flojos de la historia), solamente Jamal Crawford lo supera, con 1.182 juegos, aunque en el apartado de minutos queda bastante por debajo, con 36.124.

LBJ2

Antes del inicio de la actual temporada, en el ranking histórico de partidos jugados, LeBron se encuentra en el 87º lugar (contando únicamente la NBA, contando la NBA y la ABA de manera conjunta, está en el 91º), pero si uno toma los minutos jugados, su puesto es el 25º solamente NBA y 28º contando las dos ligas. La principal razón para esto, es que en el ranking histórico de minutos jugador por partido, es el 7º (contando tanto NBA como ABA) con un promedio de 38,89 por juego, siendo el de mayor promedio entre los jugadores activos (el segundo es Kevin Durant con 37,38).

En resumen, en temporada regular entre los jugadores activos, LeBron se encuentra en el 9º lugar, siendo que todos los jugadores que están por delante de él (Dirk Nowitzki, Jason Terry, Vince Carter, Joe Johnson, Jamal Crawford, Richard Jefferson, Tony Parker y Pau Gasol) ingresaron a la liga antes que él, siendo Korver el más cercano su ingreso (junto con él en el 2003), quien se encuentra en el puesto 12º. En el tema edad, recién en el 20º encontramos a alguien más joven que él, Dwight Howard, quien es 343 días más chico, acumula 954 partidos (107 menos) y 33.291 minutos (7.981 menos). En minutos jugados por jugadores activos, se encuentra en el 4º lugar, detrás de Nowitzki, Carter y Johnson. Quien más cerca se encuentra suyo habiendo ingresado a la liga en el mismo año o posterior a él es Carmelo Anthony (también del Draft de 2003), quien se encuentra en el 9º puesto totalizando 35.334 minutos, un total de 5.938 minutos menos (una animalada). El siguiente en la lista siendo menor que él, nuevamente es Howard, quien se encuentra en el 12º lugar.

Los números son mucho más “atemorizantes” si se toma en cuenta los playoffs. Históricamente, LeBron es el 7º jugador en partidos jugados en playoffs de la historia, con un total de 217, siendo el segundo en la lista entre los activos, quedando detrás solamente de Tony Parker, quien acumula 221. En el histórico, el líder es Derek Fisher, con 257, a quien LeBron alcanzaría a finales de los playoffs 2019, siempre y cuando mantenga el promedio de 20 partidos jugados por playoffs que lleva en las últimas siete temporadas (en las cuales en todas llegó a la final de la liga). En la parte de minutos, James es el segundo en cantidad con 9.127, siendo solo superado por Tim Duncan con 9.370 (es decir, esta temporada lo supera cómodamente) en la tabla histórica, lógicamente, es el líder entre los activos.

LBJ1

Si lo comparamos con algunas de las grandes estrellas de la liga en los últimos 30 años, LeBron ya tiene más partidos y minutos jugados que Magic Johnson (906 y 33.245) y Larry Bird (897 y 34.443), en tanto que con Michael Jordan está apenitas abajo en partidos jugados, pero en minutos LeBron ya lo superó (1.072 y 41.011 para el G.O.A.T.). El punto clave en esto, es que LeBron acaba de comenzar su 15º temporada, en tanto que tanto Bird como Magic jugaron 13 temporadas (ambos con algunas temporadas con muchas ausencias por lesión), en tanto que Jordan jugó 15 temporadas (es decir que el nacido en Akron lo iguala esta campaña), pero una gran diferencia es que Jordan jugó los 82 partidos de una temporada en 8 ocasiones, pero también tuvo dos temporadas con solamente 18 y 17 partidos (la primera por lesión en su pierna, la segunda regresando del primer retiro. Con los tres, la gran diferencia es la edad de ingreso a la liga. LeBron debutó en la liga con 18 años y 303 días, Magic con 20 años y 59 días, Jordan con 21 años y 252 días, en tanto que Larry Legend lo hizo a los 22 años y 309 días. A Magic le saca poco más de un año de diferencia, en tanto que a Jordan son casi tres y con Bird poquito más de cuatro.
Pasando a estrellas con carreras más largas, con Shaquille O’Neal la comparativa es bastante más pareja, aunque Shaq se impone en ambas, ya que suma  1.207 y 41.918, aunque en esta temporada James lo va a pasar en los minutos. Por último, en la comparación con tres estrellas que tuvieron una carrera extraordinariamente larga en estos últimos años de la liga, Hakeem Olajuwon (1.238 y 44.222), Kobe Bryant (1.346 y 48.637) y Tim Duncan (1.392 y 47.368). Todavía está lejos de los tres, pero gran diferencia es que estos jugaron 18, 20 y 19 temporadas respectivamente, por lo que para tener una comparación similar, faltan al menos 5 temporadas.

Volviendo a la actualidad, la cantidad de minutos que está disputando por partido son puede ser bueno para él. Va pasando el tiempo, el cuerpo se va desgastando y ya no reacciona de la misma forma. La pasada temporada fue el líder en minutos por partido, con un promedio de 37,76, siendo apenas el tercer jugador mayor de 30 años en liderar ese apartado en una temporada y el segundo más viejo en hacerlo (Lo supera Allen Iverson en la temporada 2007/08, ambos con 32 años, pero este lo aventaja en 214 días en referencia al último juego disputado de la temporada regular). ¿Cual fue la razón de la carga de minutos de James la pasada temporada? El equipo nunca terminó de engranar de la manera adecuada (más algunas lesiones) y eso hizo que el mejor del mundo en actividad se vea obligado a estar en cancha una mayor cantidad de minutos con las intenciones que obtener el primer puesto del Este (caso que igualmente no lograron).
Lo que más extraña, es que esto se está ocurriendo nuevamente, ya que hasta el momento (si bien van solamente 10 días de temporada) los minutos de LeBron por partido siguen por el cielo. En los cinco partidos que lleva disputados hasta el momento, su promedio es de 37,7 (prácticamente igual al del año pasado), con la diferencia es que en esta temporada se encuentra cuarto en dicha estadística, superado por Giannis Antetokoumpo (39,2), DeMarcus Cousins (37,9) y Jimmy Butler (37,8). Las razones vuelven a ser las mismas, el equipo no reacciones, Isaiah Thomas ya se sabía que hasta 2018 no iba a poder formar parte, Derrick Rose se lesionó (SHOCKING, I know), y el resto del equipo no carbura  como debería. Para ser más claros, en los últimos tres partidos jugados, Cleveland perdió por 21 ante Orlando Magic, le ganó muy ajustado a Chicago Bulls como local con un puntaje muy alto (119-112) y luego cayó ante Brooklyn Nets por 5. Lo alarmante de esto, es que esos son tres equipos que se supone que no van a alcanzar los playoffs (al menos en los papeles, ya que en este momento tanto Orlando como Brooklyn estarían entrando, claro que falta más de 75 partidos todavía).

Nota: Todos los datos estadísticos históricos que fueron tomados en cuenta son al final de la temporada 2016/17. Los datos de la temporada actual son hasta los partidos jugados el 26/10/2017.
Nota 2: La estadística de los playoffs está dominada por jugadores actuales, debido a los cambios de formato que sufrió dicha competencia con el correr de los años, ya que a finales de los 70s o a principio de los 80s, el 1º y 2º de cada conferencia no jugaban la primera ronda (que era disputada al mejor de 5 partidos), o ya desde 1983 con el formato de 8 equipos por conferencia, la primera ronda siguió siendo al mejor de 5 juegos hasta 2003.