Llega la cuarta entrega de esta pequeña sección y por primera vez vamos a repetir un deporte. Esta vez vamos a hablar de Adam Kleeberger, un canadiense jugador de rugby que se destacó por una frondosa barba durante el Mundial Nueva Zelanda 2011.

Este muchacho, nació el 2 de marzo de 1984 en la ciudad de Elk Point, Canadá. Comenzó a jugar al rugby de purrete, más precisamente en la edad de High School. Luego, jugó en la University of Victoria (Victoria Vikes) y en los Bayside Sharks de su país natal, pero en 2009 firmó con el club inglés de Rotherham, donde también jugo en el comienzo del 2010. En la segunda parte de dicho año firmó con el club neozelandes Auckland, aunque no pudo jugar casi nada debido a una lesión. Esto hizo que vuelva a jugar a la University of Victoria, pero en diciembre de 2011 firmó contrato con los London Scottish, del tercer nivel de la liga inglesa.
El querible Adam también jugó para el seleccionado canadiense, debutando en el año 2005 ante el seleccionado de Francia. Jugando con su equipo nacional es que tomó gran relevancia, ya que, como comentamos arriba, disputó el Mundial Nueva Zelanda 2011 y fue allí donde cobró una gran notoriedad pública, principalmente gracias a su frondosa barba (claro, no iba a ser por el desempeño deportivo de los canadienses, ya que ganaron uno (sorprendentemente a Tonga, donde Kleeberger fue galardonado con el Man of the Match), empataron con Japón y fueron vapuleados por Francia y Nueva Zelanda). 
Peeeeeero, lo que realmente nos concierne aquí, es que hizo el buen muchacho de Adam (y no precisamente el principe de Eternia (?)) fue que a su regreso a Canadá organizó un evento llamado “Shear the beard” (si, soy muy imaginativos (?)) en donde le cortaban la barba para recaudar fondos con motivos benéficos para dos distintas causas. Por un lado, para la organización “Movember” sobre la investigación y la prevención del cáncer de prostata y para los damnificados por el terremoto que ocurrió en Christchurch, una ciudad de Nueva Zelanda tan solo unos meses antes del Mundial. Con este evento, Kleeberger consiguió recaudar aproximadamente 6.000 dolares.

Nota: Movember es una fundación para prevenir no solo el cancer de prostata, sino también otros tipos de cancer o enfermedades asociadas a los hombres. El nombre proviene de cambiar a November (noviembre en inglés) por Movember, haciendo juego con la palabra Moustache (bigote en inglés) para “cambiar la cara de un hombre saludable”. Bien vale pegarse una vuelta por la página de esta asociación que envalentona a dejarse crecer el tegobi para una buena causa.