Retomamos en esta ocasión la poco usada sección de Deportistas con Barba, para hacernos referencia a un tipo que no solo luce una barba de la hostia, sino que además se las ingenia para poder hacer beneficencia para los más pequeños gracias a ella.

Brett Keisel nació el 19 de Septiembre de 1978 en la ciudad de Provo, Utah. Este muchachote de 1,96m de altura y casi 130 kilos comenzó a jugar al fútbol americano en el Greybull High School, de la ciudad de Greybull, en la lejana y misteriosa (?) Wyoming. Luego, al turno de pasar a la universidad lo hizo en la Brigham Young University (aunque un año jugó en la Snow College).
Cuando terminó esa pavada (?) del deporte amateur universitario, se postuló al Draft de la NFL del año 2002, siendo elegido por los Pittsburgh Steelers en la 7º ronda del mismo, en la 242º elección (si, ese número es en serio). 
En la máxima competición de fútbol americano del mundo, en sus dos primeras temporadas casi no jugó. En la temporada 2002 tan solo disputó 5 partidos, en tanto que en la 2003 no jugó ningún partido. A partir de la siguiente (2004), comenzó a ser un jugador estable, participando en al menos 10 partidos en todas las temporadas. Fue parte de las tres conquistas de liga que lograron los Steelers, en el 2005, 2008 y 2010, como también los títulos de Superbowl XL (2005) y XLII (2008).  
En el comienzo de la temporada 2010, Keisel se presentó con una crecida barba, la cual declaró que comenzó en un viaje de caza junto a su padre. Además, declaró que iba a dejar que crezca para tratar de cambiar la suerte del equipo, luego de una temporada 2009 bastante floja, en la que su equipo no llegó a entrar a los playoffs, a pesar de ser los campeones defensores. La cosa salió bastante bien, ya que los Steelers llegaron a jugar el Superbowl XLV, perdiendo dicho partido ante los Green Bay Packers por 31-25.
El 24 de Febrero de 2011, unas pocas semanas después de perder el Superbowl XLV se llevó a cabo en el centro de Pittsburgh una ceremonia llamada “Shear The Beard”con el objetivo de recaudar fondos para el Children’s Hospital of Pittsburgh of UPMC. Esto logró recaudar 40.000 dolares para dicho nosocomio y se convirtió en una rutina para nuestro barbado amigo luego del cierre de cada temporada, para recaudar fondos para el hospital. Esto lo hizo tanto en 2012 como en 2013, aunque en esta última ocasión lo recaudado fue destinado al programa de la lucha contra en cáncer del ya mencionado hospital.