A modo no oficial, este combate entre Anthony Joshua y Joseph Parker era si se quiere una semifinal por el titulo al mejor peso pesado del momento. Como se reseñó en su momento la victoria de Deontay Wilder sobre Luis Ortiz en el Barclays Center fue la primera y la segunda fue este sabado en Cardiff, donde en una pelea poco vistosa AJ venció a Parker por decisión unánime.

A priori la pelea nos tenía la manija necesaria para ser una buena. Pero no ocurrió así, el ajedrez se llevó por delante y por detrás el compromiso por los títulos Super WBA, IBF, WBO  e IBO y no lo soltó nunca. Los boxeadores nunca bajaron el respeto que se tenían ni tampoco se fueron mucho de sus tácticas lo que nos dio un espectáculo discreto.

En los primeros rounds, Joshua dictaba el tempo de la pelea con su jab (sí, con poco pero bueno) en tanto Parker dejaba el centro del ring de forma cómoda. El británico intentaba encerrarlo entre cuerdas pero el oceánico lograba salirse. En el tercero un pequeño uppercut, ponía de malas a Parker.

3500

Joshua posiblemente oliendo que podía empezar a quebrar el resultado del combate se fue un poco de su libreto y empezó más ofensivo el cuarto asalto. Parecido a lo que pasó con Wladimir Klitschko, y si bien Joshua marcó algún golpe de potencia, permitió abrir la puerta a que Parker pase por su mejor momento en el pleito.

Parker al quedar mejor posicionado, podía entrar y salir además de conectar alguna que otra mano que molestaba al inglés. En los rounds del quinto al octavo mostró lo mejor de su repertorio, bajando las manos moviéndose de un lado a otro y ganando algunos cruces, desordenando el boxeo de su rival.

Aunque sobre el cuarto final del combate se fue quedando sin nafta, Joshua de nuevo ordenado pudo conectar los mejores golpes. Eso se vio debajo del ojo izquierdo de Parker que tenía una pequeña magulladura por la que sangraba. En el onceavo asalto, el de Nueva Zelanda mostró su gran pera y aguantó el embate de AJ. En el ultimo asalto, ya sin más el combate terminó con Joshua buscando el KO pero lejos de lograrlo.

2763

Un triunfo amplio en las tarjetas (118-110 x 2, 119-109) algo largas, y que no mostraron que Joshua realmente tuvo que trabajar, superar momentos angustiantes y de impotencia aunque siempre se lo vio por encima de Parker, que hizo un gran trabajo pero que no pudo ante la magnificencia del campeón británico.

En el futuro no está tan claro, Joshua no quiere irse de UK. Está claro que el dinero suyo está ahí, además tendría que ir formando un trabajo durarero para llegar a Las Vegas que por ahora no está en mente. Menos en un año con Mundial a la vista. Se hablaba de ir a NY y pelear con Miller a mitad de año, pero por ahora queda stand by ese plan. Veo difícil un duelo con Wilder antes de 2019.

En el undercard, Alexandre Povetkin el ruso otrora campeón del mundo pesado en los tantos títulos que da el WBA, dio un paso importante. David Price fue su victima. El inglés, de gran tamaño y de una técnica respetable pero de nula quijada. Fueron unos primeros dos asaltos de estudio, donde se lo veía mejor al ruso.

3500 (3)

En el tercero piso el acelerador y tumbó a Price. Que con lo ultimo pudo noquear a Povetkin que no cayó solo por las cuerdas. Ambos con cuentas dejaron pasar el cuarto asalto y ya en el quinto el ruso con una derecha puso KO al inglés y para culminar un zurdazo impresionante que lo mandó a  la lona. El arbitro tuvo que haber intervenido antes. Con este triunfo Povetkin, parece haber ganado su billete de lotería para pelear con Joshua en un futuro no tan lejano.

En las otras peleas, Ryan Burnett defendió su corona WBA 118 libras ante Yonfrez Parejo, con tarjetas 116-112 x2 y 120-108. Anthony Crolla venció a Edson Ramirez en un duelo a 10 asaltos (98-92, 100-91,100-90) y por su parte el prospecto Josh Kelly obtuvo su sexta victoria consecutiva en igual cantidad de duelos, ante el veterano y ex campeón Carlos Molina 98-92 x2 y 99-91.

2693