El 2017 de la WTA nos dio cuatro campeonas diferentes de Grand Slam, otras tres finalistas y cinco nombres en la cima del ranking, una muestra de lo abierto y parejo que se encuentra el circuito femenino. Por eso, el Australian Open 2018 despierta bastante ganas de verlo ante lo que es un torneo grande sin una clara favorita, como lo fue Serena Williams cuando se consagró en la pasada edición sin perder un solo set.

La última campeona no estará presente a pesar de que se consideraba esa posibilidad, ya que luego de la exhibición de Abu Dhabi consideró que aún no está lista para su vuelta a la alta competencia tras haber sido madre en septiembre. Las otras ausencias relevante son las de Svetlana Kuznetsova, que se operó la muñeca izquierda en diciembre, y Victoria Azarenka, quién no puede salir de California con su hijo de un año ya que está en un conflicto judicial con el padre por la custodia.

Serena Williams dice ausente esta vez

Serena Williams dice ausente esta vez

Las primeras dos preclasificadas, Simona Halep y Caroline Wozniacki, juegan con la presión de estar todavía en búsqueda de su primer Major. La rumana, de muchos altibajos en 2017 (eliminada en primera ronda en Australia), comenzó el 2018 con el pie derecho al ser campeona en Shenzhen sin medirse con grandes rivales, mientras que Woz, que cerró el curso pasado festejando en las WTA Finals, empezó la nueva temporada siendo finalista en Auckland, donde no pudo con Julia Gorges.

El cuadro de la danesa es muy accesible hasta los cuartos de final: allí se toparía con la ganadora de un partido durísimo entre las revelaciones de 2017 Jelena Ostapenko y CoCo Vandeweghe o alguna “dark horse” como podría ser Dominika Cibulkova (finalista 2014) o la veterana local Sam Stosur.

Wozniacki, de nuevo ante una gran oportunidad

Wozniacki, de nuevo ante una gran oportunidad

En el otro sector de la parte baja están Elina Svitolina y Venus Williams. A sus 37 años, Venus mostró la temporada pasada que aún mantiene el nivel con las finales de Australia y Wimbledon y semi de US Open. Por su parte Svitolina tuvo sin dudas un óptimo 2017 (cinco títulos), viene de consagrarse en Brisbane dejando en el camino a Carla Suárez Navarro, Johanna Konta y Karolina Pliskova y su confianza está por las nubes. Nunca llegó a la segunda semana en Australia, pero eso debería ser apenas una anécdota para la ucraniana, una de las caras sub 23 de un circuito WTA en el que parece que las adolescentes prodigio quedaron en la historia.

Svitolina acaba de festejar en Brisbane

Svitolina acaba de festejar en Brisbane

Las que pueden romper el Venus-Svitolina en cuartos de final son Belinda Bencic (dura primera ronda para la estadounidense), Julia Gorges (chocaría con Venus en octavos y llega con una racha de trece victorias en fila) o Sloane Stephens, la campeona del US Open 2017 que aún no ganó un sólo partido tras su consagración en Nueva York. Las lesiones dejaron casi retirada a Sloane meses antes de ganar el U.S, y parece que de nuevo pueden estar incidiendo en la afroamericana.

La parte alta le presentaría un desafio rápidamente a Halep, tras medirse con una juvenil local y con Eugenie Bouchard o Oceane Dodin: Petra Kvitova en tercera ronda. El juego agresivo de la zurda checa complica a cualquiera en una buena noche de esta. Kvitova tiene una primera ronda difícil contra Andrea Petkovic. Los otros nombres relevantes de ese cuarto que deparó el sorteo son los de Pliskova y Konta (otras top ten que buscan su primer Major y se enfrentarían en octavos de final), y el partido de primera ronda entre Lucie Safarova, finalista de Roland Garros 2015, y la local Ajla Tomljanovic puede tener un clima interesante en alguna de las canchas centrales.

La baja de Azarenka abrió un Wild Card para Tomljanovic, una promesa local a la que las lesiones afectaron mucho

La baja de Azarenka abrió un Wild Card para Tomljanovic, una promesa local a la que las lesiones afectaron mucho

La tercera sección del draw es durísima: Garbiñe Muguruza, Agnieszka Radwanska, Angelique Kerber y Maria Sharapova juntas. Para Mugu-Aga y Kerber-Masha habría que esperar hasta la tercera ronda, pero las probabilidades de que esto no se de son lo suficientemente altas. La española tiene rivales fáciles, pero abandonó en Sydney y Brisbane por calambres. El calor del verano australiano la suele complicar todos los años a la vasca, que es de lesionarse fácil. Donna Vekic, Krystina Pliskova y Anna Sevastova pueden eliminar antes a las otras tres. De hecho Sevastova, 15 del ranking WTA, ya sacó a Sharapova del último U.S. Open con su juego aguerrido y aburrido, y ahora la esperaría en segunda rueda.

Sharapova jugó cuatro finales en Australia, pero sólo logró el premio mayor en 2008

Sharapova jugó cuatro finales en Australia, pero sólo logró el premio mayor en 2008

La que sobreviva a la carnicería arriba mencionada, enfrentará en cuartos de final, a mi parecer, a alguna de estas dos: Caroline Garcia o Madison Keys. La francesa, ex número 2 en dobles, pasa por el mejor momento de su carrera como singlista y su camino a la segunda semana es muy accesible, con Mirjana Lucic-Baroni, la sorpresa de Australia 2017, como única que debería complicarla. En cuanto a Maddie, dueña de un saque y una derecha tan potentes como irregulares, en el U.S. Open mostró que cuando se concentra su juego puede ser casi imbatible, pero como Sloane Stephens, todavía no saboreó la victoria en un partido luego de esa final.

El tenis de Caroline Garcia no paró de crecer durante 2017

El tenis de Caroline Garcia no paró de crecer durante 2017

La otra preclasificada la está pasando aún peor: Kristina Mladenovic arrastra trece derrotas consecutivas en primera ronda, una de las peores rachas de la historia para una tenista de su nivel. Para colmo, muchas fueron contra NNs como Ellen Pérez, Duan Yingying o Jana Fett. La francesa parece haber caído a un pozo psicológico de esos que hemos visto comerse carreras de grandes tenistas y llevarlos al retiro. Esta vez debutará frente a la rumana Ana Bogdan, quién nunca fue top 100. Buena chance para resetear el contador y volver a las primeras planas por su nivel tenístico y no por su vida fuera del court.

Arriesgando un poco, los cuartos de final para este servidor serán:

Halep – Konta

Sharapova – Garcia

Venus – Svitolina

Cibulkova – Wozniacki

De ahí en adelante, sería necesaria la bola de cristal en un torneo tan parejo, de hecho en las rondas previas también. Salvo para leyendas como Williams y Sharapova sería el primer Major para alguna de las demás. Ese es un buen pronóstico para este Australian Open: tendremos nueva campeona de Grand Slam.