En la segunda entrega de “Varados en Europa” seguimos repasando cuáles son los jugadores drafteados por equipos de la NBA que aún no dieron el salto a la gran liga del mundo. En esta ocasión, tocan los Clippers, Nets, Trail Blazers, Spurs y Timberwolves.

Los Angeles Clippers: David Michineau 

Michineau, base francés de 24 años, fue una de las primeras elecciones de segunda ronda del Draft 2016: los New Orleans Pelicans lo eligieron para los Clippers con el pick 39. El equipo angelino lo viene siguiendo de cerca: Michineau acaba de participar en su tercera Summer League. El rendimiento fue siempre un poco flojo por parte del francés que hace unas semanas firmó un contrato de dos años con el Levallois Metropolitans de su país, del que nunca salió como profesional. Además fue drafteado antes de que Michael Winger y Jerry West tomen control en las operaciones de los Clippers, y desde entonces la franquicia drafteó a Shai Gilgeous-Alexander y Jawun Evans. Parece ser una apuesta errada por un jugador que llamó la atención por su velocidad pero nada más. ¿Un jugador perimetral que tira menos de 30% en triples? creo que paso.

Brooklyn Nets: Aleksandar Vezenkov, Isaïa Cordinier y Juan Pablo Vaulet

De los tres picks que Brooklyn tiene en el básquet FIBA, Aleksandar “Sasha” Vezenkov es el más nuevo. El ala pivot búlgaro (pero nacido en Chipre y formado en el básquet griego) de 22 años y 2,06 metros fue elegido con el pick 57 del Draft 2017, en el que a pesar de ser uno de los prospectos internacionales más interesantes cayó bastante hasta el fondo. En la última temporada sufrió ser postergado al fondo del banco del Barcelona por el entrenador Sito Alonso y su sucesor Svetislav Pesic. Entre ACB y Euroliga Vezenkov apenas jugó 34 partidos, sólo 9 desde el inicio, y apenas promedió 14 minutos en cancha, un retroceso respecto a la campaña anterior en la que fue elegido dentro de las mejores promesas de la ACB. Por eso ahora decidió volver al básquet griego, donde se despidió como goleador de la liga y MVP en la 2014/15, pero ahora vestirá por dos años la camiseta del Olympiakos, no la del Aris Salónica.

Vezenkov sería un buen proyecto de “stretch four” para la NBA ya que es un tirador nato, eso es lo que más resalta de su juego. En su carrera en Euroliga promedia más de un 40% en triples y además su mecánica de tiro es realmente rápida, algo necesario en NBA. También es un buen pasador. En el sistema de juego que parecen pretender los Nets actualmente, cuando este un poco más pulido les puede ser útil. Si Mirza Teletovic jugó más de 300 partidos en la NBA, no veo porque Vezenkov no podría hacerlo.

En cuanto a Juan Pablo Vaulet, el alero argentino nunca dio el salto que se esperaba. Fue el pick 39 en el Draft 2015, con apenas 19 años recién cumplidos, pero a los 22 parece haber quedado atrás de varios proyectos argentinos más jovenes que él. Las lesiones siguen siendo un escollo enorme para el cordobés de Bahía Basket, que en julio viajó por primera vez a disputar la Summer League con los Nets pero no pudo jugar ni un minuto por un edema óseo en el pie. En 2015 tampoco jugó la Summer League por una fractura en la tibia, en 2016 no lo hizo por estar con la preselección para Río 2016 y en 2017 no fue invitado pero también estaba lesionado. En la última temporada de la LNB promedió 9,7 puntos y 6,4 rebotes en 23 minutos por juego, un mínimo crecimiento sobre la 2016/17. También sigue estancado en el desarrollo de su tiro externo (siempre por debajo del 30% en triples). Todavía hasta Europa le queda lejos, y la próxima campaña jugará nuevamente en Bahía Blanca.

Isaïa Cordinier es de 1996 como Vaulet, pero nacido en noviembre, por lo que la NBA recién pudo poner la ficha en él un año después, siendo elegido con el pick 44 del Draft 2016. Este escolta francés aún jugaba en la segunda división de su país y sin destacarse demasiado, pero llamo la atención de Atlanta en el Nike Hoop Summit. Pasó al Antibes de la primera liga francesa en la 2016/17 y mostró que todavía estaba verde, y se perdió toda la temporada 2017/18 por una cirugía en la rodilla. Los Nets acaban de adquirirlo en el trade de Jeremy Lin y el entrenador del Antibes es Julien Espinosa, un joven que ha trabajado con los Nets en Summer League, por lo que seguramente les recomendó que pidan sus derechos siendo que a Atlanta probablemente ya no le interesaba. Es un 1-2 muy atlético, agresivo para atacar el aro, pero poco más que eso. No es muy grande como para la NBA y hay que ver como se recupera su juego explosivo luego de este parate. Seguramente nunca juegue en la NBA, pero bueno, Brooklyn no pierde nada por esta apuesta.

Portland Trail Blazers: Dani Díez

Los Trail Blazers tienen los derechos sobre Daniel Díez, un alero español elegido en el puesto 54 del Draft 2015, con un pick que le compraron a Utah. Madrileño con paso por las canteras del Estudiantes y el Real Madrid, parecía una gran promesa española (mejor jugador joven de la ACB en la 2014/15 y figura en todos los torneos europeos de juveniles) pero no progresó como se podía esperar al pasar del Gipuzkoa al Unicaja Málaga, donde todavía juega. Promedió 5 puntos y 2,6 rebotes en 14,5 minutos por partido de la última temporada, juntando Euroliga y ACB.  Mismo su faceta de tirador desde el catch and shoot parece haberse estancado. A cuatro temporadas de haber sido elegido y ya con 25 años, da la sensación de haber quedado olvidado en los planes de Portland. Según sus palabras iba a jugar Summer League en 2017 pero no lo hizo.

San Antonio Spurs: Nikola Milutinov y Nemanja Dangubić 

Milutinov, escogido con el pick 26 en el Draft de 2015, es un pivot serbio de 2,13. Como apenas tenía 20 años cuando se declaró para el Draft y los Spurs apostaron por él, todavía es un joven prometedor de 23 años, además de que los pivots a veces maduran un poco más tarde que el resto. Desde 2015 que juega en Olympiakos y allí lo hará hasta 2020, a menos que la franquicia texana lo sume para la temporada 2019/2020 (el contrato del serbio con Olympiakos tiene cláusula de salida). En el último año Milutinov promedió 8,8 puntos y 5,7 rebotes en 21,7 minutos por partido en la Euroliga y además fue el único jugador de su equipo elegido en el quinteto ideal de la liga griega. Por su compromiso con el club del Pireo nunca jugó en la Summer League, pero todavía se sigue viendo a scouts de los Spurs yendo a verlo a Grecia, por lo que el serbio de físico imponente está claramente en los planes de San Antonio.

En cambio el futuro de su compatriota Nemanja Dangubic (pick 54 del Draft 2014) parece estar más lejos de la NBA. El alero de 2,04 mts y 25 años sigue jugando en el Estrella Roja, con el que firmó en 2014 tras haber sido drafteado como jugador del Mega Vizura, el club que junta al talento joven de toda Europa y que pertenece al representante Misko Raznatovic. En este periodo de tiempo Dangubic ganó tres ligas adriáticas y cuatro ligas serbias, además de sumar cuatro años de experiencia jugando varios minutos en Euroliga. En la última temporada de la competencia más fuerte de FIBA promedió 7,4 puntos y 3,4 rebotes en 20,2 minutos por partido, aunque por una lesión en la rodilla se perdió casi la mitad de los partidos. Como con Milutinov, lo más interesante de Dangubic son sus características físicas. Tiene una gran capacidad atlética y lo ayuda a definir cerca del aro y a defender, pero es inconsistente en otras áreas del juego. En las últimas temporadas parece haber desarrollado su tiro (gran 47% en triples en la última Euroliga) pero este no es un arma que amenace demasiado al rival y solo lo intenta en situaciones de catch and shoot. El año pasado no fue al Eurobasket para ir a entrenarse con los Spurs, pero este verano boreal no se informó sobre invitación alguna.

Minnesota Timberwolves: Bojan Dubljević 

Dentro de la poderosa región de los Balcanes, el pequeño Montenegro, un país con poco más de medio millón de habitantes, es de lo más flojo en el básquet. Nikola Vučević, Nikola Mirotic (“adoptado” por España), Nikola Pekovic y Predrag Drobnjak son los pocos nombres que se destacan, todos grandotes. Bojan Dubljević no es la excepción. Elegido por Minnesota Timberwolves con el pick 59 en el Draft de 2013, Dubljević ya no es una promesa, a pocos meses de cumplir 27 años, pero su nivel destacado en Europa hace que entre en consideración. Con sus 2,07 es de los mejores internos de la ACB en los últimos años, MVP de la final de 2017 en las que el Valencia se consagró campeón, integrante del quinteto ideal 2016-17 tanto en ACB como en Eurocup y del segundo quinteto ideal de la ACB en la reciente 2017-18.

Su fuerte no está en la defensa, puede jugar de pivot pero es todo lo opuesto a un protector de la pintura, aunque encajaría en la NBA actual como un “stretch five”, un pivot que juega de frente al aro, por su capacidad goleadora y gran tiro de tres puntos. En la última temporada de la Euroliga promedió 11 puntos en 20 minutos por partido, con un 37% en triples. Su escasa capacidad atlética también lo haría quedar un poco mal en la liga norteamericana. Parece ser de esos jugadores nacidos para ser estrella en la Euroliga pero con poca adaptación posible a la velocidad de la NBA. Tiene contrato en Valencia por dos temporadas más, es todo un ídolo en el club español y, con un poco de humo, manifestó que su sueño es jugar allí hasta su retiro, no irse a la NBA.