El 5 de Mayo es una festividad patria del pueblo mexicano, feriado en México y siendo tan importante el boxeo en ese país Las Vegas ha dado si se quiere de las mejores carteleras pasando desde De La Hoya hasta el Canelo Alvarez.

¿Pero qué tiene que ver esto con la pelea Lomachenko-Linares en el Madison Square Garden? Mucho, casi que no se realiza por que Golden Boy tenía un acuerdo con HBO para pasar la repetición de la nunca concretada Canelo-GGG 2. Por lo que este enfrentamiento tuvo que pasarse en un horario mas temprano, aunque esta vez fue por el combate de Sadam Ali y Jaime Mungia.

Sobre el fin de semana pasado, fue realmente pobre. Golovkin venció en tan solo dos rounds a un Vanes Martirosyan que con dos años fuera de ruedo no pudo contener el ataque del kazajo que en un rally de golpes conectados (todos seguidos) que dejó en la lona al armenio.

Con este background, Linares y Lomachenko se enfrentaban para ver cual era el mejor Ligero en el mercado. El venezolano defendía su titulo WBA de las 135 libras y el ucraniano subía como campeón 130 libras WBO, para intentar obtener su tercer titulo en una tercera división con tan solo 12 peleas.

skysports-lomachenko-linares_4308468

Si bien muchos lo tenían como favorito al europeo, dejar de lado el talento de Linares era casi una falta de respeto. El sudamericano tenía de su lado una mayor altura y alcance, además de ser un peso ligero de años. Así también una muy buena movilidad en el ring y golpes rectos de temer.

Así planteaba la pelea Linares, trabajando un poco más en el primer round. Pero como nunca Lomachenko no dejó que pasará el segundo asalto sin mandar. Se sabe el ucraniano ha ido forjando un estilo un poco canchero además de arrancar con cierta “lentitud” sus combates. Nada de eso ocurrió, Loma lanzó su izquierda de forma contundente del segundo al quinto asalto, llevándoselos a todos.

El trabajo de pies de Loma como se describió ya en otras ocasiones es perfecto, un bailarín en la pista. Ataca desde una corta-media distancia o podemos decirle distancia Lomachenko, donde queda perfecto para atacar y esquivar casi cualquier golpe con su movimiento en el ring, velocidad, potencia y ángulos lo vuelven un combo infalible. El golpear y no ser golpeado en su máxima expresión.

Pero en el sexto asalto con una derecha corta (algo que venía intentando Linares con asiduidad) enganchó al ucraniano y lo mandó a la lona para el delirio del publico. Con necesidad de dejar pasar el mal momento, Lomachenko dejó el séptimo para Linares que se ponía a tono con la pelea, mandando combinaciones.

lomachenko-linares-fight (4)

En el octavo, Lomachenko cortaba el parpado izquierdo de Linares y parecía que lo iba a contener. Pero en el noveno tuvo que aguantar el castigo del venezolano que estaba haciendo sin dudas el combate de su vida. En intercambio furibundo en el décimo terminó con un gancho al hígado celestial por parte del ucraniano que dejó sin aire al sudamericano que no pudo vencer la cuenta.

Con este nocaut, Lomachenko se pone 11-1 con 9 KO y es tricampeón del mundo, sin dudas el nacimiento de una superestrella del boxeo. Para Linares, su cuarta derrota todas por KO, pero realmente demostró su valía. Para el futuro de los púgiles, si bien se habló de una revancha Linares debería subir a 140 libras y buscar un cuarto titulo divisional. En tanto Lomachenko, sintió la suba de división, su rival por momento le pegaba de arriba sobrepasandole la guardia y conectaba con asiduidad, sumada la diferencia de peso al momento de la pelea son cosas que tendrá que analizar en su camino al estrellato.

En la otra pelea que pasó ESPN (Golden por estos lares) Carlos Adames se mostró gigantesco aunque un poco verde ante un experimentado Alejandro Barrera, que se ganó su cheque al no ser noqueado. Adames ejecutó con potencia los primeros asaltos para establecerse, lo que su rival tuvo que necesariamente intentar contraatacar.

Si bien tuvo un poco más de aire para los rounds intermedios, Adames pudo cerrar con fuerza los últimos asaltos y finiquitar la victoria con un 98-92,97-93, y 96-94. En los otros combates previos, Mickey Conlan obtuvo su séptima victoria como profesional ante un Larrinaga que lo hizo trabajar los ocho asaltos pautados. Micaela Mayer obtuvo su quinta victoria y un pasaje para irse a Irlanda del Norte a pelear en menos de dos meses en la pelea inaugural de Conlan en su tierra, todo para buscar un emparejamiento con Kate Taylor. En tanto Teofimo Lopez el hondureño pero local en NY, en un minuto noqueó a su rival Vitor Freitas (familiar del conocido Acelino Freitas) e hizo un irrespetuoso festejo, que dice mucho de él más que de su rival circunstancial a esta altura de su carrera.

lomachenko-linares-fight (20)

En la otra velada de importancia, también en NY aunque ahora en el Estado. En la ciudad de Verona, en el Casino Turning Stone (donde se dio el combate Matthysse-Provodnikov entre otros) nació una nueva estrella mexicana y es nada más y nada menos que Jaime Munguia.

El mexicano que fue refutado por la comisión de Nevada para pelear con Golovkin el 5 de mayo (porque todo tiene que ver con todo en el mundo del boxeo) tuvo su oportunidad para el titulo tras la baja de Liam Smith. El ingles estuvo enfermo varios días y no pudo completar satisfactoriamente su campamento.

Lo que dejó lugar a un Munguia, que si bien estaba entre los prospectos para las 154 libras todavía no se lo veía como candidato a un campeonato mundial. Pero Sadam Ali era sin dudas el campeón más flojo de papeles de la categoría.  No es que había ganado de mala manera su cinto, pero Miguel Cotto ya prácticamente retirado fue una excelente puerta para este peso welter inflado.

El compromiso no dejó lugar a dudas, Munguia dominó desde el primer asalto. Le marcó cuatro caídas a un Ali que no quiso retirarse pero que no le quedó otra opción en el cuarto round tras el daño que estaba recibiendo. Munguia se coloca como el campeón numero 150 del boxeo mexicano y con 21 años sin dudas es la próxima estrella a seguir.

munguia-ali-fight