En una nueva defensa de su título SuperWelter de la AMB. Braian Castaño tuvo una actuación descollante para ganarle en TKO12 a su rival el pre-clasificado #12 Cedric Vitu, que puso gran empeño durante todo el combate pero no pudo nunca doblegar a la fuerza, velocidad y entrega del argentino.

No hay dudas que Brian Castaño es la joya de la corona del boxeo argentino de estos años. Ya se vislumbraba hace varios años cuando apareció en el injerto llamado AIBA World Boxing Series, y así fue que siempre se vio con gran expectativa sus primeras peleas como profesional.

Aunque su paso profesional no estuvo exento de problemas. Una ruptura con su primer promotor, una arritmia por querer bajar de peso de forma abrupta y algún que otro tironeo para llegar a su primer chance mundialista, la cual ganó en su lugar de nacimiento La Matanza.

Problemas que se repitieron, no por su parte pero si de la organización que en una desprolijidad manifiesta tuvieron una balanza tocada, bastante por cierto. El PF de Castaño dijo que no dieron ventaja casi en el peso pero en el oficial Castaño dio el peso más bajo de su carrera con 67,300 kg, su rival un poco más  68,000 kg siendo que el límite es 69,800 kg. Aparentemente la balanza estaba mal colocada y dio números errados. Un despropósito.

DX9qy7xXkAAvsvK

Algo que siguió el día del compromiso mundialista, cuando el rincón de Vitu exigió cambio de vendaje pero la AMB (WBA en inglés, amigos de Fox) no dio a lugar. Con este background arranca la pelea entre el argentino y el francés. La segunda defensa de Castaño.

Tan solo se puede decir que los primeros dos asaltos complicaron un poco el andar del argentino a partir del tercero tan solo se puede decir que fue una paliza del sudamericano ante el guapo francés.

Si bien se sabía que la oferta económica era el leitmotiv de esta velada, Castaño no la tenpia tan fácil ante un zurdo bastante más alto y que nunca había sido noqueado. Pero como se dijo desde el tercer round, no hubo equivalencias. El de Isidro Casanova no dejó de apretar el acelerador hasta el sexto asalto, donde luego hizo un cambio de aire.

Si bien se lo vio observó con un eximido desde la parte física (algún debe tenía en ese aspecto) donde realmente mejoró Castaño fue en la defensa. Sí, suena raro dado la paliza que metió. Pero el bonaerense prestaba poca atención a ese apartado sin ser un fajador puro y duro. Es verdad que a Castaño siempre le sobró con sus rivales pero con Michel Soro, dejó entrar algunas manos de más. En este caso no sucedió.

2645906h688

Casi  todo lo que le tiró Vitu, fue a los brazos del argentino que bien cerrado en la guardia supo cómo defenderse para poder atacar más cómodo y sin penalizar desde lo físico.

Tras el ecuador de la pelea, con mucha sapiencia Castaño empezó a regular por momentos. Vitu parecía que se venía pero las contras de Castaño y su movimiento en el ring lo dejaba uno o dos minutos por round regulando para luego en los sesenta segundos finales castigar sin miramiento al francés. Ya en el octavo pudo terminar el combate. Castaño lastimó con una metralla de muchísimos golpes a Vitu y de no ser local, posiblemente hubiera terminado el pleito.

Castaño siguió lastimando el resto de los asaltos y llegó cómodo en las tarjetas a los rounds de campeonato. Ni el árbitro ni la esquina del francés quiso terminar el combate por lo que el doceavo asalto se hizo realidad.

Fue la frutilla del postre, Castaño tras una mano dura al cuerpo dejó en mal estado a su contrincante que se fue contra las cuerdas. En la siguiente acción, un cross de derecha lo dejó en el suelo, pero el árbitro contó y le dio increíblemente el pase. Ya no era pelea. Una serie de golpes ya sin respuesta se dio a continuación y ahí, el réferi sí se apiado de la humanidad del galo para terminar el combate TKO12.

0002972038

Grandísima actuación del argentino, que defiende de forma categórica y entra en el top 5 de los mejores de la división ya sin dudas. No tiene nada que envidiarle a Erislandy Lara, Jarret Hurd o Jermell Charlo y ningún otro boxeador está a su nivel en las 154 libras.

Para el futuro Castaño tiene en su poder una porción de los títulos de las 154 libras de la Asociación, lo que si bien no es malo por momentos puede dejarlo en un limbo. Michel Soro peleará contra John Vera en unas semanas y si gana obtendrá otra porción, además que se rumorea que peleará con Lara a final de año. Que por su parte tiene una unificación con Jarrett Hurd en abril. Por lo pronto, Kanat Islam o Carlos Adames podrían ser defensas con clasificados dentro de la WBA.

En un nuevo sinsentido, ESPN y Showtime en EEUU transmitieron veladas casi al mismo tiempo este sábado. Generando que tuviéramos que usar cuatro ojos o bien ver la repetición de alguna de las dos después, sumado a que las dos estelares se transmitieron casi al mismo tiempo (solo dos rounds de diferencia pero cerraban casi un minuto después cada asalto). Un destrato al fanático del box  y una bifurcación innecesaria de espectáculo donde está claro que no sobra. A continuación lo sucedido más o menos cronológicamente(¿)

Rances Barthelemy campeón en dos categorías, es un cubano que boxea bien pero que no es lo que tendría que ser un campeón en dos  divisiones. Posiblemente apañado por Al Haymon y otro poco por ser algo mejor que sus rivales mantuvo un invicto de 26 combates.

DX_OyPBV4AAvUUf

No es mejor que Guillermo Rigondeaux o que Erislandy Lara pero tiene más títulos que ellos que solo se concentraron en una categoría aunque está claro que no tiene el talento de ninguno de los dos.

En su anterior compromiso, también había hecho una pelea horrible con Kyril Relikh un bielorruso que con tesón lo había complicado. En este compromiso su andar fue horrible. Con bajísima producción el europeo se lo llevó por delante con solo tirar golpes y encerrándolo contra las cuerdas.

Los primeros seis asaltos fueron para el europeo a la vista de la mayoría, a tal punto que con un dejo de frustración y desidia, Barthelemy en el séptimo se le descontaría un punto por golpe bajo. En parte eso desconcentró al ahora campeón que bajó su producción, aunque el cubano no apretaría el acelerador nunca.

En los últimos asaltos con un poco de picardía buscaría ganar los asaltos presionando en el final de cada round pero los jueces no se comerían el convite. En el onceavo lastimaría un poco a su rival y en el doceavo a falta de cinco segundos de nuevo golpearía abajo, dando una imagen pésima. Relikh es campeón WBA de las 140 libras de forma totalmente merecida, con 110 golpes de poder sacó del camino al caribeño que tan solo conectó 35. Todo el combate se resume en eso.

DX_NzDPVoAA_UAm

En tanto Andy Vances y Erik De Leon, no se sacaron ventaja y terminaron con un empate. En un duelo de zurdo contra derecho que no dilucido un ganador claro. Ambos son púgiles invictos y ganar en este contexto de una pelea previa en una cadena tan reconocida como ESPN a nivel nacional era un gran avance pero ninguno de los dos pudo.

Valdez Oscar, es sin duda uno de los campeones jóvenes más promisorios del boxeo. Es mexicano, habla inglés y tiene un estilo de boxeo muy dado al espectáculo. Enfrentaba a su rival más complicado en su carrera el británico ahora radicado en california, Scott Quigg.

Quigg podemos decir fue a la guerra y no con las mejores intenciones. Sin dar el peso, ni intentarlo tras quedar casi 3 libras fuera de peso, se negó con fuerza a un pesaje en el día de la pelea y a una cláusula de rehidratación, lo que lo hizo llegar al combate con 142 libras. Un despropósito.

Además se agregó para darle más epica que en el sur de California llovería de forma sustancial durante el combate. Aun así la velada no estuvo en nunca en discusión y se decidió ir para adelante.

DX_Nw6KU8AATv-t

Valdez arrancó mejor el combate, con buen volumen de golpeo y dominando a un Quigg algo timorato. Se sabe que el mexicano es un boxeador de dar mucho de sí en los combates, pero posiblemente tenga que subir las manos con mayor asiduidad para evitar golpes de más.

Esos golpes que fue conectando Quigg a partir del tercer asalto. Ya en el cuarto la presión de Valdez no era tan fuerte y los ganchos de derecha entraban como si nada. En el quinto, Valdez sufriría de más esos constantes ganchos de derecha, aunque Quigg quedaba con sangre en la cara. El mexicano fue lastimado y tambaleo un poco, pero supo salir con buen movimiento de pies.

En el sexto, Valdez tenía un corte en la comisura de la boca y Quigg seguía con su corte en la ceja que cada vez se abría más. Quigg con potencia buscaba conectar pero Valdez podía salirse y conectar de contra.

Los siguientes rounds fueron planteándose de la misma manera, Quigg para adelante con su peso y Valdez que le conectaba y se movía a los laterales. Ambos sangraban y no querían ceder ni un segundo el liderazgo. En el décimo, Valdez conectaría abajo a Quigg doblándolo y viéndolo sufrir pero no pudo terminarlo. Quigg devolvería gentileza pero un poco más abajo del cinto lo que obligaría a parar unos minutos el combate. En el último asalto ambos terminaron fuerte, Quigg necesitaba el ko pero Valdez no iba a dar prenda alguna. Resultado final Valdez con la mandíbula quebrada y varios golpes en la cara. Para Quigg la nariz quebrada, y varios cortes en la cara. Lo que se dice una guerra.

DYBraSMW4AE6ZxM

Mikey Garcia, siempre con un boxeo agradable a la vista venció y obtuvo su cuarto título en una división diferente (pluma, superpluma, ligero y superligero) con una gran victoria sobre Sergei Lipinets hasta ahora campeón de la categoría.

Mikey era amplio favorito, por su talento y experiencia pero Lipinets realmente hizo un gran esfuerzo y si bien nunca puso en discusión el combate por el título de las 140 IBF, es meritorio que en su primer pelea realmente difícil haya aguantado semejante castigo.

Garcia, si bien arrancó medido fue el que más atacaba, buscaba con fintas tratar de romper la guardia de su rival. Al ser un poco más alto y rápido que el ruso, intentaba conectar bien arriba y de a ratos lo hacía con mucha fuerza.  Lipinets en cambio, muy atrapado en su defensa apenas si lanzaba golpes.

El ruso que llegó hace unos años al boxeo tras un paso en el kickboxing, no tiene grandes dotes boxísticos pero si buen aguante y gran potencia de golpes.

DX_OyUVU8AE7kf-

En lo que respecta al futuro de Mikey, al terminar el pleito dijo que podía bajar a 135 libras, mantenerse en 140 o subir a 147. Un poco dispersa su declaración, pero lo que quiere decir es que tiene opciones. Salvo unificación y una bolsa lucrativa no creo que baje a Ligero. Por otra parte todavía tiene carrera en 140 y eventualmente irá subiendo a 147 aunque no creo que antes de 2019.