Disclaimer (?): El año 2014 a mi entender tuvo como acontecimiento central los Juegos Olímpicos de Invierno, relegando la importancia de la Stanley Cup en buen grado. Aclarado el criterio de valoración, abajo del post está la sección de comentarios para dejar puteadas y amenazas. Gracias, vuelvas prontos (?)

 

Mención Especial-Teemu Selanne

Teemu-Selanne-Bronze-Medal

Incluir a Selanne dentro del ranking no hubiera sido justo con los diez que figuran acá pero obviarlo en un resumen del año no hubiera sido justo con el maravilloso 8 finés. En el año de su retiro jugó una buena temporada en la NHL pero su punto más alto fue el torneo en Sochi. En tierras rusas, Selanne hizo 6 puntos en 6 partidos —4 goles y 2 asistencias—, fue un indiscutido líder dentro de la cancha y tuvo su pináculo en el torneo en el partido por la medalla de bronce en el que marcó dos goles y el león de Suomi aplastó a la selección norteamericana. Desde acá felicitamos al eterno Teemu y nos alegramos muchísimo por su carrera y su último partido, digo partidazo.

Los que se quedaron afuera porque no tengo corazón y no quise estirar el ranking a quince, son: Semyon Varlamov, Jeff Carter, Ryan Getzlaf, Henrik Lundqvist y Tuukka Rask.

10) Erik Karlsson

0222-oly-fitz-hockey

El actual capitán de los Senators tuvo un buen año, sobre todo en los juegos olímpicos de Sochi, en los que terminó en el equipo ideal y haciendo una buena cantidad de goles (4 goles y 4 asistencias en 6 partidos). Cada vez tiene un rol más preponderante en la selección sueca y ni hablar de su presencia en Ottawa, donde fue nombrado capitán tras las salidas de Daniel Alfredsson y Jason Spezza. La pequeña mancha a su año radica en no haber jugado los playoffs de la Stanley Cup.

9) Nathan Mackinnon

El juvenil de Colorado tuvo una temporada excepcional, sin pesarle haber sido drafteado en primer lugar en el draft del 2013. Fue ganador del Calder Trophy al mejor rookie de la temporada y rompió el record de Wayne Gretzky de mayor cantidad de partidos consecutivos sumando puntos para un rookie. Es el representante en el ranking de la sorpresa de la temporada que fueron los Avalanche, dirigidos por Patrick Roy.

8) Niklas Kronwall

Kronwall en el puesto n° 8? Sí señor. Si Davor puede llenar todos los rankings con jugadores de los Celtics, yo puedo hacerlo con jugadores de los Red Wings. El caso de Kronwall tiene su principal punto de apoyo en su trabajo como líder de dos planteles plagados de lesiones claves e inoportunas: Detroit y la Selección de Suecia (los que comparten un considerable número de jugadores). En los juegos olímpicos tuvo que asumir el rol de capitán, luego de la lesión que sacó a Henrik Zetterberg del torneo. Tuvo un torneo muy destacado, permitiéndole a Erik Karlsson marcar en powerplay y consolidando el par defensivo con Jonathan Ericsson —compañero suyo en los Red Wings—.

En Detroit tuvo la compleja tarea de liderar un plantel minado por las lesiones (tiene el record de cantidad de juegos/hombre perdidos en una temporada por causa de lesiones). Las ausencias prolongadas de Zetterberg —también capitán de Detroit— y Pavel Datsyuk —el otro A del plantel—, lo llevaron a liderar al equipo en puntos y en tiempo en cancha; permitiendo no sólo foguear a sus jóvenes compañeros sino también clasificar a los Red Wings a los playoffs.

7) Duncan Keith

¿Qué decir del “2” que no se haya dicho antes? El defensor de los Blackhawks completó otra temporada más en gran nivel, ganó la medalla de oro en Sochi, ganó el Norris Trophy al mejor defensor de la temporada y fue una garantía constante para Chicago. Si no está en puestos más altos se debe a que estamos acostumbrados a verlo en nivel de elite.

6) Sidney Crosby

Sidney Crosby Jonathan Toews

Posiblemente esté siendo injusto con el mejor jugador del mundo; pero tal como sucedió con LeBron James en el post de la NBA, se da un escenario similar. Crosby fue distinguido con el Hart Trophy al jugador más valioso de la temporada y obtuvo una medalla dorada en Sochi. Sin embargo, al comienzo de la temporada dichas metas eran objetivos razonables para el N° 87; resultando el problema para colocarlo en un puesto más alto, la labor de su equipo en los últimos playoffs.

5) Patrice Bergeron

Lo alta que fija la vara el center de los Bruins es tal que logró postergar a excelentes jugadores como Toews y Kopitar en la votación para el Selke Trophy al mejor delantero defensivo. Bergeron tuvo una temporada descomunal, la cual trasladó al hielo olímpico para que la selección canadiense retuviera la medalla dorada conquistada en Vancouver 2010. El punto flojo de la temporada de Bergeron viene por la rápida salida de los Bruins en manos de los Canadiens en los playoffs.

4) Anze Kopitar

El delantero esloveno fue finalista de la votación del Selke Trophy y logró darse el gusto, y privilegio, de jugar por primera vez en la historia de su país en un juego olímpico —concretando una participación interesante—. Tal como se indicó más arriba, el ganador del Selke fue Bergeron pero Kopitar se coloca por encima de él debido a que obtuvo la Stanley Cup con los Kings, nuevamente.

3) Jonathan Toews

Toews Sochi

El podio comienza con uno de esos jugadores que no sólo marcan una época en la liga sino que redefinen la trayectoria de un equipo durante décadas. El capitán de los Blackhawks es uno de esos jugadores que me encantaría tener en mi equipo, incluso para jugar a otro deporte o para trabajar en una oficina; no sólo es completísimo dentro de la cancha sino que ejerce una influencia en el equipo y club que está en la misma línea de liderazgo que tuvieran —me pongo de pie— Steve Yzerman y Nicklas Lidstrom. En cuanto al año de “Captain Serious”, fue muy bueno con los Blackhawks llegando a la final de conferencia —Chicago quedó eliminado en el séptimo partido con los posteriores campeones, Los Angeles Kings— y actualmente viene teniendo actuaciones muy destacadas, como son habitual en él, en la corriente temporada.

Sin dudas el punto más alto de su temporada fue la medalla dorada en Sochi: jugó un gran torneo, aceptó tener un rol menos protagónico en cuanto a cartel en un plantel plagado de estrellas y dio seis clases magistrales sobre qué es lo que tiene que hacer un two-way forward en toda la pista. Ah, un detalle que le hace honor a su excelente torneo: en la final fue quien hizo el primer gol, el que resultaría ser el game winning goal.

2) Drew Doughty

doughty

Tomando en consideración los últimos dos juegos olímpicos de invierno, Vancouver 2010 y Sochi 2014, se ha tornado una costumbre que Doughty figure bastante alto en los rankings de los mejores jugadores de tales años. En el 2014 tuvo un altísimo nivel, lo que le permitió colgarse la medalla dorada, por segundo juego olímpico consecutivo, y alzar la Stanley Cup.

Más allá de la importancia de repetir el trofeo más importante a nivel de clubes, a mi entender —posiblemente influenciado por mis prejuicios futbolísticos y la devoción de los jugadores europeos por sus selecciones— la competencia más relevante del año fueron los juegos olímpicos de invierno. En dicho torneo la presencia de Doughty fue clave en llevar a la selección canadiense a otra medalla dorada: jugó una primera ronda superlativa y en cada uno de los cruces eliminatorios tuvo muy buenos partidos. La pareja defensiva que formó con Marc-Eduard Vlasic fue una gratísima sorpresa —todo mérito del entrenador canadiense Mike Babcock—, permitiéndole tomar roles más ofensivos desde la blue line, logrando así marcar cuatro goles en el torneo.

Haber ganado los dos torneos y ese plus de rendimiento cuando el equipo canadiense era cuestionado, lo colocan por sobre Toews en esta lista.

1) Mike Babcock

23-02-Babcock-SOTCHI-BRAULT-009

¿El mejor jugador de hockey sobre hielo es un director técnico? ¿Manteca, estás en pedo? ¿Quieren saber por qué lo pongo a Mike Babcock en el puesto N° 1? PORQUE PUEDO.

El alma mater de la máquina canadiense de 2010 y 2014 es este señor que ha consolidado un equipo plagado de estrellas y futuros miembros del hall of fame. Logró convencer a un plantel entero de adoptar un estilo de juego y jugar por y para eso. Sidney Crosby hizo un torneo discreto en cuanto a números pero en todo momento mantuvo la convicción que la función que estaba desarrollando era lo más conveniente para ganar —un pequeño gesto que grafica bastante la cohesión generada en el plantel se dio cuando Crosby fue designado capitán de la selección. El center de los Penguins llamó a Toews, el otro con mayor chances de ser capitán, para preguntarle si le daba su “bendición” para llevar la “C”—.

Ice Hockey Gold Medal - Sweden v Canada

Tuvo la suerte de contar con una generación sumamente talentosa en todas sus líneas y la transformó en una máquina de ganar. Terminó el torneo con 17 goles a favor y 3 en contra en seis partidos. El trabajo de pares defensivos fue sencillamente impecable y convenció a todas las líneas de delanteros que trabajaran durante todo el partido y que los cinco jugadores en pista funcionaran como una unidad.

Ahora bien, la gran temporada del técnico canadiense no se limitó a seis partidos en territorio ruso. A lo largo de toda la temporada tuvo que lidiar con un vendaval de lesiones en los Red Wings —fijaron un nuevo record de cantidad de partidos perdidos por jugadores a causa de lesión—, lo cual lo llevó a subir a una enorme cantidad de jugadores desde los Grand Rapids Griffins (hizo debutar a nueve jugadores). A pesar de ello, logró clasificar nuevamente al equipo a los playoffs y le permitió inculcarle el sistema de juego a una gran cantidad de juveniles que hoy están siendo el sostén del primer equipo de Detroit, evitando de tal forma incurrir en procesos de reconstrucción que tienen el riesgo de ser sumamente traumáticos como el de Edmonton y Buffalo.

Para dimensionar en su justa medida la importancia de Babcock en la liga, cabe señalar que se encuentra en su último año de contrato con los Red Wings y si bien todo el mundo en Detroit quiere renovarle, de los otros 29 equipos, 26 cambiaran a su técnico por él sin dudarlo, incluso algunos le ofrecerían sumas astronómicas y ser también GM; lo cual pone las cosas en cierta perspectiva.

Desde este pequeño lugar sólo tengo para decir que el mejor jugador de hockey del año…VALE DIEZ PALOS VERDES Y SE LLAMA MIKE BABCOCK (?)